lunes, 27 de octubre de 2014

Comentando una carta abierta contra Podemos y Pablo Iglesias de un columnista a sueldo.

He comprobado reiteradamene que soy un contrincante odioso, que nadie quiere polemizar conmigo porque tengo algunos de los peores vicios como antagonista, según aquel viejo aforismo judicial que afirma que, para ganar un pleito, hay que tener razón, saber defenderla y que te la quieran dar.
Si no estoy convencido de que la razón me asiste, no me molesto siquiera en discutir simplemente porque no tengo tiempo, desgraciadamente.
Soy, por lo tanto, un defensor de causas justas y a lo largo de toda mi puñetera vida he leído, he estudiando cuanto he podido y he frecuentado a los maestros de la discusión, el resultado no podía ser otro del que es, nadie, absolutamente nadie quiere discutir conmigo.
No es raro, pues, que en aquel famoso blog de Público, Fuego amigo, que sostenía el ínclito Manolo Saco, ególatra, megalómano y dictador, acostumbrado a que todos le hicieran la pelota, acabaran por echarme a pesar de presumir de demócratas y no sólo eso sino que el tal Saco hiciera algo que yo no he vuelto a ver nunca: me denominara “El imnombrable” y amenazara con expulsar de allí a cualquiera que se atreviera a mencionar mi nombre.
Algo parecido me ha ocurrido por otros lares que, si bien no se han atrevido a ser tan explícitos, no han sido menos drásticos, como por ejemplo El Confidencial, donde se publica la carta de referencia.
En El Confidencial me han proscrito dos veces. La primera, pude darles la vuelta, cambiando no sólo mi nombre de batalla sino también mis apellidos y mi contraseña, pero acabaron por identificarme otra vez y en ésta no ha habido nada que rascar y aunque he pretendido entrar por allí con los datos identificativos de mi mujer, no me lo han permitido.
No los critico. Hacen bien, desde el punto de vista práctico, puesto que han comprobado que cuando entraba, destrozaba inmisericordemente a todos aquellos  a los que me enfrentaba y eso no es, en modo alguno, conveniente para la buena marcha del diario.
Fue Voltaire, creo, el lejano padre de casi todos nosotros, el que, para mi, estableció la norma luminosa que concreta lo que se ha dado en llamar  libertad de expresión: aborrezco con toda mi alma lo que usted dice per daría mi vida para que usted pudiera seguir diciéndolo.
Por supuesto que la cita no es textual, pero, siguiendo mi inveterada costumbre, no voy a ir a Google para comprobarlo.
El hecho es que, ayer o antes de ayer, uno de los jóvenes valores de El Confidencial la emprendió violentamente contra Pablo Iglesias, mediante una carta abierta que yo, hoy, ahora, quiero contestar ya que Pablo no lo ha hecho, seguramente porque no la leído o porque no tiene tiempo para ello, ocupado como está en tantas cosas, poniendo al día ni más ni menos que un nuevo partido en el panorama convulso de la política nacional.
La carta abierta a Pablo Iglesias que yo me voy a permitir contestar por él dice lo que yo voy a insertar a continuación en letra negrita y cursiva, al propio tiempo que contesto uno por uno todos sus párrafos:
“Juan Soto Ivars en El confidencial, 22 de outubro de 2014
Carta a Pablo Iglesias de un columnista a sueldo
Querido Pablo:
"Sabes muy bien que los hechos son los cimientos de la democracia y que las frases son la fachada. Lo explica con elocuencia Javier Pérez Andújar en Paseos con mi madre: la democracia es el metro que llega a un barrio proletario, una escuela levantada sobre un solar de jeringuillas, un centro de salud gratuito y de calidad al alcance de las piernas de los abuelos. Y la democracia, alertas tú y alertamos muchos, nos la están quitando. Tienes el privilegio de gritarlo a los cuatro vientos porque no tienes un pasado que te amarre. Por este motivo te consideras libre, aunque te equivocas: eres un esclavo del futuro, que es un patrón más arbitrario”.
Pablo Iglesias, en adelante PI, sabe tan bien que la democracia, no, LA VERDAD, son los hechos que, ayer, en una entrevista que le hicieron en AL ROJO VIVO, de la Sexta, contestó más o menos así a uno de los sicarios de EL MUNDO que le preguntaba más o menos: ¿es cierto que usted ha definido la democracia como la eficacia?
Y PI le contestaba también más o menos así: sí, la democracia consiste en cumplir puntualmente todo lo que se promete, o sea, en cumplir políticamente todo lo que se incluye en los programas de los partidos.
Decía yo que los hechos no son la democracia, sino que ellos son sólo la verdad, por sus hechos los conoceréis, porque la jodida verdad según nos dice la vieja, añeja filosofía, es “adecuatio rei et intellectus”, la adecuación, la conformidad, la concordancia del intelecto con la cosa, de modo que la democracia real, verdadera, es precisamente eso, hacer durante el mandato legislativo ganado en las elecciones, honor a todas las promesas políticas que se hicieron durante la campaña electoral.
En cuanto al juego de palabras por el que dices que PI se equivoca cuando se considera libre porque no tiene un pasado que le amarre, ya que es un esclavo del futuro, repito, esta afirmación no es más que un fácil juego de palabras: todos los políticos son esclavos para el futuro de las promesas que hacen antes de llegar al poder, si es que llegan. Así que, a este respecto, PI no tiene nada de particular.
“Sobre el futuro y el presente dijiste muchas cosas en Vistalegre. Tus frases suscitan otras frases. Ignacio Camacho respondía en ABC que Podemos no crece por lo que propone sino por lo que rechaza; Manuel Jabois, en El Mundo, que Podemos se ha constituido contra la tercera persona del plural. En El Confidencial, Carlos Sánchez te afeaba el victimismo y te citaba a Valéry: "El ejercicio del liderazgo democrático no consiste en dar sin más a la gente lo que pide sino interrogar a la ciudadanía sobre lo que necesita". Tus frases, nuestras frases: todo flota como la niebla mientras la tormenta de los hechos se aproxima”.
Vamos con mi comentario:
1) Camacho, ABC: Podemos no crece por lo que propone sino por lo que rechaza:
Seguimos con los juegos de palabras y esto puede ser incluso bonito pero es también más falso que Judas y a mi me recuerda al oficio de los viejos sofistas, aquellos hábilisimo dialécticos que acudían al ágora griega y defendían tanto una tesis como la contraria, según quisieran aquellos que les pagaban: exactamente igual que hacéis ahora vosotros, los periodistas, que defendéis a muerte los intereses de los que abonan vuestras nóminas a final de mes, al fin y al cabo la realidad del aserto “primum vivere, deinde filosofare”, es indiscutible.
Ahí te duele a ti, precisamente, a ti y a casi todos los demás periodicstas de este asqueroso país, por eso escribes como remitente: “Carta a Pablo Iglesias de un columnista a sueldo”.
Pero volviendo a tal Camacho, de ABC: por supuesto que el éxito de Podemos y de su portavoz, PI, se debe no a lo que propone que todavía no lo sabemos del todo sino a lo que rechaza que sí que lo sabemos porque lo hemos aprendido en nuestras propias carnes, precisamente porque lo que rechaza es la política que hasta ahora están realizando los que dicen que nos gobiernan, que no es verdad ni mucho menos que lo hagan sino que se limitan a desproveernos de todo lo que habíamos conseguido a lo largo de siglos de luchas sociales encarnizadas.
2) luego te refieres también a otro eximio colega tuyo, o sea no a otro periodista sino a otro columnista también a sueldo, Manuel Jabois, El Mundo, que dice:  que Podemos se ha constituido contra la tercera persona del plural.
O sea, contra “ellos”.
Claro que sí, contra ellos, los que deberían de gobernarnos y no lo hacen, Rajoy y los suyos, que se han dedicado a desproveernos de lo poco que teníamos y que tanto nos había costado conseguir. ¿Qué mal ve Jobois, y tú, en ello?
3)En El Confidencial, Carlos Sánchez te afeaba el victimismo y te citaba a Valéry: "El ejercicio del liderazgo democrático no consiste en dar sin más a la gente lo que pide sino interrogar a la ciudadanía sobre lo que necesita"
Es absolutamente grandioso. No me extraña que Carlos Sánchez sea el subdirector de tu periódico. Ha buscado cuidadosamente en los archivos literarios una frase contundente para lanzarla contra PI: pero la respuesta a esta acusación es la más fácil de todas, PI no tiene que preguntar a los ciudadanos lo que necesitan porque éstos lo necesitan todo, porque todo es lo que les han quitado.
Y, luego, vienes tú, con la escoba, para acabar de barrer el establo de Augías:
“Tus frases, nuestras frases: todo flota como la niebla mientras la tormenta de los hechos se aproxima”.
Eres realmente formidable. Dices, sin sonrojo, que la tormenta de los hechos se aproxima: o sea que tener 6 millones de parados, 20 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, 400 desahucios diarios y no sé cuántos suicidios no es una   tormenta o, si lo es, que todavía ésta no es “la tormenta”. Reconozco paladinamente que los tienes bien puestos.
“Yo estoy contigo en que el problema fundamental de España son las puertas giratorias. De ese remolino brotan las demás cabezas de la hidra. A su lado, incluso la deuda es una circunstancia. Eres sagaz y sabes que la separación de poderes más urgente es nueva: la de los tres poderes clásicos (ejecutivo, legislativo y judicial) y el financiero. Si tu partido acaba con eso en cuatro años, este de aquí se alegrará”.
Yo creo que PI es más inteligente que tú y que no ha simplificado tanto la cuestión, que no es, como tú apuntas, que a la tradicional división montesquiana de los 3 poderes, legislativo, ejecutivo y judicial haya que añadirle, a buenas hora, mangas verdes, cuando ya hace más de un siglo que lo demostrara Marx, el financiero, o sea, el de las perras, y tal vez ése otro que tú ni siquiera te atreves a mencionar por si tus superiores te riñen, la prensa, ese formidable poder mediático, no, sino, todo lo contrario, queno existe sino ese jodido, terrible, y parece que absolutamente inatacable poder económico. O sea, el poder de los Rotchilds, Rockefeller, Buffet, Morgan, Soros, Lim, Bates, el atlteri.
“Pero aun así, desconfío de otras cosas que dices: “Una de las razones por las que nos tienen miedo y hay cientos de columnistas a sueldo escribiendo contra Podemos es porque somos eficaces”. Esto no es más que una varianza sobre el estribillo que cantas cuando te preguntan por los medios de comunicación.
Me presentaré: soy un columnista a sueldo de un periódico donde se han dicho cosas buenas y malas sobre ti. Yo mismo soy errático. Pero si te critico no me lo paga el PSOE o el PP, y si te defiendo tampoco me pagas tú. De tus palabras entiendo que los columnistas que te critican te parecen “casta”. Aquí cometes el error de Inda cuando te llama etarra”.
Aparte del error casi imperdonable en un escritor profesional de usar el término “varianza” en lugar de “variaciones”, cometes un pecado mucho mayor: negar la verdad, porque es una verdad como una casa que los poderes fácticos os han puesto a trabajar a destajo a todos los mantenidos.
No, hombre, no, Juan Soto, pero ¿cómo te atreves a llamar la ferocísima campaña contra Podemos “una varianza sobre el estribillo” que Podemos canta, cuando es vox populi porque salta a la vista de tal manera que hasta nos hace daño que todos los políticos, todos los empresarios, todos los autores, todos los periodistas, todos los comentaristas, todos los bloggeros atacan a Podemos y a PI porque saben que en ello les va la vida? No, hombre, no, por favor.
En cuanto que tú hayas dicho cosas buenas también de él, de PI, si lo has hecho es porque no tenías más remedio porque lo contrario hubiera sido como negar la luz del  día o la oscuridad de la noche. Por favor.
En cuanto a que a ti no te paga el PSOE o el PP, esto es una niñería, a ti te paga El Confidencial, una empresa periodística de derechas, que teme como al diablo el triunfo de Podemos por lo que eso representa para su futuro.
En cuanto a comparar a PI con Inda no sólo es un delito sino también un pecado de lesa  gravedad periodística. Arrepiéntete.
“Siempre dices que la concentración empresarial de medios de comunicación atenta contra la libertad de expresión e información. No es una tontería ni una falsedad. Lo preocupante es que abogas por el control estatal, y no es un secreto que los medios públicos son los más manipulados: Telemadrid, TV3, Canal Sur, TVE… Tu victimismo con los ataques a los que te somete el periodismo deja escapar un tufo correoso”.
Vamos a ver, Juan, parece que estás conforme en que la acumulación de medios de comunicación en las manos empresariales, las únicas que pueden dedicar miles de millones al fondo teóricamente perdido de ayudar a la ultraderecha a ganar las elecciones, atenta contra la libertad de expresión. Pero, al propio tiempo, criticas que PI abogue por el control estatal de dichos medios, afirmando gratuitamente que son precisamente los medios públicos los más manipulados.
A este respecto yo hago contido lo que tú haces, luego, al final, con PI: ¿qué otra manera de controlar que los medios cumplan con el pluralismo informativo y garaticen la libertad de expresión conoces tú?
No sé si adviertes que tu pensamiento está profundamente penetrado por la ideología liberal capitaliesta neocon que, como sabes, propugna fieramente que el Estado no es la solución sino precisamente el problema.
“He leído que la Ley de Comunicación de 2013 que aprobó Correa para Ecuador te parece un buen documento, pese a que muchos profesionales la consideren una ley censora. ¿Crees que se te somete a un “linchamiento mediático” mayor que el que se ejerce contra otros políticos? La ley de Correa prohíbe el “linchamiento mediático”, en un artículo que tiene mucho de culto a la personalidad.
En tus ataques a los grupos privados pasas por alto que gracias a sus cabeceras has conocido los casos de corrupción de los grandes partidos que has usado a tu favor. Que gracias a Atresmedia y su canal verde, La Sexta, tienes a tu disposición un eficaz altavoz para las masas.
Te quejas de que existe una campaña contra Podemos, pero olvidas que hay otra campaña a favor: muchos medios se prodigan en alabanzas hacia vosotros, y de la misma forma que os atacan, muchos columnistas en todos los medios os defienden.
Los políticos y los medios tienen una relación difícil. Episodios recientes: 1) El PP se carga los medios públicos y fuerza a un medio privado a que despida a su director; 2) Tú intentas desacreditar a los medios que te atacan, mostrarte ante la ciudadanía como una víctima de la manipulación mediática de las grandes empresas y los partidos de la “casta”, y prometes una regulación si llegas al poder.
Te excedes, y muchos lo han hecho antes que tú. Son los lectores quienes tienen el derecho a reprocharle a un medio el tratamiento que se da a un político. Tú ya estás al otro lado, no te puedes permitir ese lujo. Los políticos debéis mostrar el más escrupuloso respeto a los medios cuando os atacan y la frialdad más distante cuando os alaban. Me decepciona que caigas tú, tan nuevo, en la trampa de siempre. Me decepciona que te aproveches de las críticas irracionales que promueven la animadversión o el prejuicio para no responder a las razonables.
Cuando leo lo que dices sobre los medios de comunicación, no puedo evitar ponerte acento venezolano. Hablas de “cientos de columnistas a sueldo” como Chávez hablaba de “periodistas mercenarios del imperialismo”. Consideras que La Tuerka hace periodismo libre como Chávez se jactaba del afán informador de Aló presidente. Chávez cerró medios de comunicación incómodos y tú hablas de que el estado los regule para que sirvan a los intereses del pueblo y se liberen de las cadenas de las grandes empresas. Por ahí resopla Correa también, a quien admira”.
Hemos entrado en el meollo del asunto.
Una de las obligaciones de los que gobiernan es impedir que  se haga pornografía política como no se permite la pornografía sexual ni la apología del terrorismo.
Y tú mismo mencionas un caso de pornografía política que es la que lleva a cabo en este caso, Eduardo Inda. Según éste, Podemos y PI, afirma sin ninguna clase de pruebas, trabajan para el gobierno de Venezuela y son decididamente proetarras.
Esto obliga a Podemos a intentar desmentir esta acusación mediante el empleo de “remedios” particulares como son la accion criminal, querella, por calumnias  o injurias y la demanda por derecho al honor, la intimidad personal y a la propia imagen. Este es un remedio absolutamente ineficaz porque mientras se tramitan judicialmente estas demandas, cosa que puede tardar varios años, el daño que Inda pretende crear a Podemos ya está hecho por imperativo de ese aforismo que reza calumnia que algo queda. O sea que habría que implementar algún medio para que Inda y otros columnistas a sueldo de la ultraderecha no mancharan impunmente la imagen de Podemos  y de PI.
Hay forzosamente que arbitrar un medio para evitar que actos y campañas como la que Inda y su diario han iniciado puedan no sólo producirse sino tener efecto.
A lo peor, o a lo mejor, es que el medio en el que estos programas de debate de producen tenga la facultad de que en el momento en el que estos ataques evidentemente espurios se produzcan el moderador corte por lo sano y expulse al infractor.
“Entiende que uno se haga ciertas preguntas:
En aras de la transparencia, ¿podrías publicar el contendido completo de la asesoría a Venezuela y Ecuador en la que participasteis varios fundadores de Podemos? Si no es posible: ¿hubo asesoría vuestra en cuanto a temas de prensa?
¿Consideras que el cierre de medios contrarios al Gobierno de Chávez fue un acto de justicia, o cuanto menos un acto necesario en aquellas circunstancias?
Creo que amigos y enemigos se alegrarían de conocer las respuestas”.
A todo esto ya han dado cumplida respuesta PI y algún otro de los miembros de Podemos en sus intervenciones en los medios.
Ellos han realizado en Venezuela y en otras naciones de la zona las labores propias de su profesión que no es sino la enseñanza y la formación y que sólo han cobrado respecto a estos servicios más que dietas y otros gastos necesarios para la realización de dichas funciones.
En cuanto a si Chávez cerró medios contrarios a su Gobierno y si ello fue justo o no, es algo que, a no dudarlo, ya estarán conociendo los tribunales, incluso los internacionales, pues buenos son los EE.UU. sin cuya estrecha vigilancia no se mueve ni una hoja de un árbol por aquellos lares.
 Y nada más, amigo Juan.

domingo, 26 de octubre de 2014

Los oligarcas. Por qué Podemos va a ganar y Pablo Iglesias se tendrá que comportar como un dictador.

Carlos Andrés Pérez, dos veces presidente de Venezuela, amigo de Felipe Gonzáles, único presidente de gobierno derrocado mediante una acción judicial. Antecesor de Hugo Chávez.
“Nihil novum sub sole”, no hay nada nuevo bajo el sol y la Historia se repite indefinidamente hasta el aburrimiento.
El padre de todos nosotros, los que nos esforzamos en pensar lógicamente, lo tiene escrito en uno de sus inatacables libros, la Política, a la oligarquía le sigue, por su propia naturaleza, la tiranía.
Pero ¿estamos en una oligarquía?
-Nooooo.-se alzará como un clamor-. Esto es una democracia.
Pero yo, que no soy nada formal, hasta el punto que no me preocupo nada de las formas, contesto:
-Si, efectivamente, esto es una democracia pero sólo formal. Lo dice la inefable Constitución fraguista, España es un Estado democrático, social y de Derecho, pero todos los españoles sabemos ya que todo esto es mentira.
Democracia, demos:pueblo, cratos:poder, como dijo  Lincoln, es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.
Si alguien dice que en España se gobierna para el pueblo y por el pueblo es, sencillamente, un mal nacido.
En España gobierna la más cerrada de las oligarquías que nunca se ha visto, mediante 2 partidos eminentemente oligárquicos que se suceden en el poder según conviene a los intereses de la plutocracia.
Y la plutocracia no es sino el poder económico.
Y no estamos descubriendo absolutamente nada.
De modo que estamos en plena oligarquía puesto que gobiernan o una selección de oligarcas del PSOE o algo semejante del PP, que, como ya hemos visto, son en realidad los mismos perros incluso con los mismos collares.
Y esta oligarquía que, como siempre, ha ido perdiendo, poco a poco, el sentido de la realidad no puede seguir haciéndolo porque ya no sabe ni dónde está.
De modo que, como ya anunciábemos, no hace mucho tiempo, un dictador de hierro está llamando a la puerta, pero parece que, antes, vamos a tener un revolucionario utópico.
¿O va a ser este mismo joven soñador revolucionario el que acabará imitando a su ídolo bolivariano?
Lo que sí que parece claro es que Podemos y Pablo Iglesias, PI, van a ganar porque son lo único que se ofrece sano y limpio ante la corrupción general que suponen siempre las oligarquías, porque cuando las mesnadas comprueban que sus jefes se dedican al latrocinio y al pillaje ellos hacen lo mismo y acaba por imponerse un desgobierno insostenible o sea que si Podemos gana, que va a ganar, no lo hará por sí, por lo que ellos representan que todavía no sabemos bien que es lo que va a ser sino por las ansias infinitas que un pueblo, humillado y saqueado, tiene de salir de este infierno.
La imagen es muy parecida a la de Venezuela bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez, el oligarca de oligarcas, íntimo amigo de Felipe González, uno de los  predecesores inmediatos de Chávez.
Todo está planteado para que las oligarquías financieras crezcan exponencialmente mientras el pueblo llano sufre la mayor de las opresiones: 6 millones de parados, 20 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, 400 desahucios diarios, no se sabe cuántos suicidios, etc., mientras una casta política que se requiere intocable, dicta una tras otra una serie de leyes que tienden a maniatarlo definitivamente tal como ya anunciamos nosotros en aquellos eufóricos días del 15M y la DRY.
Es una situación tan explosiva que incluso lo reconocen ellos, los culpables de la situación, exigiéndose unos a otros, Psoe y PP, que hay que hacer algo, pero aunque lo intentaran realmente ya no pueden tal es el nivel de corrupción e ineficacia que ellos mismos han creado.
Es, pues, absolutamente precisa una revolución, pero ¿es posible una revolución en los tiempos que corren?
Una revolución clásica, con los tanques en la calle, como en Venezuela ya lo intentara Chávez, no, porque, entre otras cosas no lo permitiría en Gran Gendarme, ni más ni menos que el mismísimo Tío Sam, que, cuando es preciso se cuida él mismo de enviar los tanques expertamente manejados por sus “marines” y no olvidemos que en España se han preocuado, y mucho, ellos de tener 3 o 4 Bases.
¿Entonces?
No hay otra solución que la llamada revolución desde arriba, la realizada después de ganar unas elecciones generales y en eso está Podemos.
Pero ¿es posible lo que pretende Podemos?
Parece ser que sí, dado el grado de opresión de nuestros oligarcas actuales, que han resultado incapaces de reconocer ninguna clase de límites a su descarnada explotación de las masas hambrientas, situando a la nación a la altura de los momentos de todas las actuaciones revolucionarias.
Pero, suponiendo, y es mucho suponer, que Podemos ganara unas elecciones generales en un país tan podrido como éste que ya es absolutamente incapaz de identificar a los que lo está sumiendo en la misería y en el hambre-vease, si no, su respeto y admiración por el hombre que ha logrado tales conquistas de la Administración pública que ha merecido el justo sobrenombre de El Conseguidor, mientras otros le adoran como a un auténtico Ser Superior, la última de las cuales no es ni más ni menos que la obligación de que todos los españoles le estemos pagando toda nuestra vida una indemnización de no sé cuántos euros en los recibos del gas-, se encontraría con un país tan podrido, tan desmoralizado en el sentido de carente de moral, que es totalmente imposible la realización por las buenas de una acción política restauradora.
¿Entonces?, volvemos a repetir: ¿qué es lo que realmente le espera a Pablo Iglesias y los suyos si ganan las elecciones, un panorama parecido al que está sufriendo Maduro en Venezuela, después de ganarlas?
¿Puede alguien, utilizando sólo las facultades democráticas, hacer frente a una conspiración universal en la que, junto a las fuerzas liberalcapitalistas internas, que son tantas y tan poderosas, se alinearán todas las de la misma naturaleza que nos rodean, creando un cerco de hierro absolutamente infranqueable?
Yo creo sinceramente que no. Pero si ya lo estamos viendo, cómo por todas partes surgen como hongos tipos como el tal Inda que han hecho objetivo de todos sus afanes hundir a Podemos y que, para ello, no reparan en ninguna clase de procedimientos.
O sea que PI no tendría otra solución que adoptar las maneras de algo que estoy seguro de que no lo es, un dictador.
Pero nuestro padre Aristóteles ya lo dejó escrito: a la oligarquía demagógica sólo la puede susituir con éxito una tiranía que puede adoptar las formas de una dictadura o una dictablanda.
Porque sólo una dictadura por muy blanda que sea podrá adoptar medidas que eviten que las fuerzas regresivas que, ojo, en España, no lo olvidemos, son mayoría, pongan tanta arena en los ejes del Estado que lo inutilicen totalmente y, entonces, será absolutamente inevitable la llegada de un dictador de hierro. Militar, por supuesto.

viernes, 24 de octubre de 2014

La penúltima canallada que puede ser definitiva.


Ahora van por los ahorros de toda nuestra puta vida de trabajo.
Lo de los preferentistas sólo ha sido un ensayo.
Ahora es una batalla final. “O invertís en Bolsa todo lo que tenéis o perderéis todos los años el interés que antes obteníais por vuestros ahorros”.
Y ni una sola voz se alza para denunciarlo.
No sólo en este país sino que, por lo menos, en toda Europa, quien manda es la Banca, el puñetero capital, y ya ni siquiera se guardan las formas.
Es lo que más me saca de quicio, que me estén dando todos los días en los morros con su canallescos apotegmas: "el Estado no es la solución sino el problema", y, luego echen mano de toda esa parafernalia superestatal de la Unión Europea para colocar en manos de la Banca el poco dinero que todavía nos queda.
Porque es el Banco Central Europeo, el brazo armado de la Merkel, la sucesora directa de Hítler, la que ha "decidido"- como dijo aquél-"de una manera firme e irrevocable dirigir los destinos de la gran nacion alemana", porque eso somos ahora todos los europeos, bailamos al son que toca Angela, en lo que algunos llaman con toda la razón del mundo el IV Reich.
Pero también se han cargado, estos canallas sin ninguna clase de vergüenza, a su idolatrado mercado, infringiendo la más sagrada de sus normas porque ya no es la confrontación entre la oferta y la demanda la que va a fijar el precio de nuestros pocos y tan sudados ahorros, sino un execrable decreto de ese judío Draghi, el presidente del BCE.
De modo que Merkel ha decidido que ningún Banco foráneo pueda hacerle la lícita competencia a sus oficinas bancarias, donde ya desde hace algún tiempo el interés de los depósitos es negativo, y ahora Europa entera no ya es que dejará de pagarnos intereses por nuestros ahorros sino que seremos nosotros los que tendremos que pagar por meterlos en el Banco.
Porque las canallescas entidades bancarias no necesitan ya nuestro dineo para prestárselo a sus clientes emprendedores a no menos del 7% porque el Banco de Draghi, que no es sino nuestro propio Banco porque por eso se denomina Central Europeo, les presta todo el que quieran al 0'5 por ciento o sea, que los canallescos Bancos españoles ahora se ganan el 6'5 por ciento de una tacada.
De modo que, ahorradores de toda vuestra puñetera vida, o dejáis que la inflación y vuestros propios gastos para vivir devoren en unos pocos años vuestro dinero o no tendréis más huevos que jugaroslo en Bolsa, lo que seguramente será la peor de las formas de perderlo.
Eso o meterlo debajo del colchón, dentro de un calcetín, haciendo la felicidad de los otros ladrones.
Pero qué triste es nuestro destino, bajo la férula de estos canallescos tipos que dicen que nos gobiernan.

jueves, 23 de octubre de 2014

Liberalismo versus marxismo (II). China, la teoría y la práctica


TEORIA:
Dios, o la naturaleza, a través de una larga evolución de siglos, de millones de años, han hecho de nosotros lo que somos, un animal no sólo vertebrado sino capaz de hablar y de escribir, de comunicarse, en suma, con sus semejantes, mediante un lenguaje capaz, parece, de todo.
El problema, el gran problema que seguimos sin resolver y que, tal vez, no resolvamos nunca, es cómo ha de ser nuestro comportamiento una vez aquí.
Los hay que piensan que ciertas circunstancias como el nacimiento dentro de una estirpe y la prioridad en él otorgan a algunos de sus miembros una serie de derechos que, a mi, por lo menos no me parecen justificados.
Como padre, a mi no me parece motivo suficiente que alguno de mis hijos sea varón o simplemente haya nacido antes. Copiando al gran Arthur Miller, puedo afirmar rotundamente que todos son mis hijos y para mi todos serán siempre iguales, independientemente de su sexo, condición y su comportamiento conmigo.
¿Es una pretensión absurda mía ésta de afirmar que, de acuerdo con el imperativo categórico kantiano, cada uno de ellos no puede aspirar a diferenciarse de cualquier otro de ninguna manera?
Por si alguien no lo recuerda, dicho imperativo dice: obra de tal manera que puedas aspirar a que tu norma de conducta sea universal.
Es la mejor manera que yo he encontrado de expresar el principio de igualdad de todos los seres humanos entre sí, porque se basa en la idea natural de la justicia y en la obligación que tiene todo ser humano de ser honrado.
Pero he aquí que una serie de señores no sólo excepcionalmente inteligentes sino profundamente estudiosos, trabajadores, le buscaron  las vueltas a éste que parecía incuestionable principio.
-Tan de justicia es-dijeron-que inicialmente todos los hombres sea cual fuere su estirpe, antiguedad y condición sean iguales no sólo ante la ley sino también ante la economía, sino que esos mismos principios apoyan inderogablemente que dichos hombres hagan suyos, para siempre, para sí y para sus hijos y los hijos de éstos,  los frutos de su trabajo, de su inteligencia, su estudio y su esfuerzo.
Y esta tesis es la que ha acabado prevaleciendo.
Y no es justo.
No es justo que mis hijos hereden el producto de mi esfuerzo durante toda mi vida, sin hacer más mérito para ello que ser hijos míos, fruto de mi capacidad sexual, si durante toda su existencia no han hecho otro mérito que el de su nacimiento.
Para que fuera justo este derecho herditario que, al final, acaba por fundamentarse en un acto la mayor veces involuntario de procreación, los hijos tendrían que exhibir ante el resto de sus coetáneos algo más que el hecho de haber estado en una vagina en un momento determinado.
No voy a hacer ahora y aquí mala literatura narrando el hecho, tan frecuente por cierto, de que los hijos de los potentados se dedican a vivir como lo que son, auténticos príncipes, mientras que los negocios y empresas paternas son gestionados por otros que multiplican exponencialmente su riqueza ¿dónde se halla en este caso la justifiación del derecho de sucesión?
Pero los utilitaristas contraargumentarán, sin duda, que es absolutamente necesaria la institución de la sucesión hereditaria para que los emprendedores trabajen todo su vida hasta la extenuación, creando “la riqueza de las naciones” no sólo para mejorar el nivel de vida de sus hijos sino también, como resultado extra, promover el aumento de la riqueza general de la sociedad en la que se insertan.
He de confesar que los argumentos que acabo de exponer me parecen tan convincentes que estoy tentado de no seguir con este escrito porque creo que van a ser muy difíciles de rebatir.
Me parece incluso una argumentación de mal gusto la de afirmar que lo que realmente motiva a los empresarios si no siempre, casi siempre, es el puro afán de ganar dinero, el llamado “ánimo de lucro”, vulgo, avaricia.
Pero no es éste el camino que siempre que me he planteado el tema he tratado de seguir, creo que la argumentación al respecto ha de basarse forzosamente en criterios de justicia.
¿Qué es más justo, que la riqueza de las naciones vaya a parar en proporciones realmente monstruosas y, por lo tanto, antinaturales, a manos de los dueños del dinero y de las materias primas, condenando con este sistema al hambre, la miseria y la desesperación a la inmensa mayoría de los seres humanos?
Item más: ¿en qué se basa esa primera acumulación de capital oginaria de las empresas, en el trabajo a fondo y en el ahorro?
No, en el robo de las plusvalías del trabajo prestado por los asalariados.
Esto es lo que permite monstruosas acumulaciones de capital, 5.000 millones de Amancio Ortega y 400 desahucios diarios, en el mismo país, apenas medio millón de kilometros cuadrados, pero el empresario no contrata la mano de obra aquí sino que se va a China porque allí paga menos salarios de manera que este último país vive en el pleno empleo sobre una población de 1.300 millones de habitantes mientras que aquí, en España, hay 6 millones de parados declarados, por supuesto que las monstruosidades millonarias también han comenzado a producirse allí porque también allí hay listos que se aprovechan de la situación.
Dicen los que han estudiado a fondo la Historia que los Estados Unidos desbancaron a su antigua metrópoli, Inglaterra, de la posición de primera potencia mundial porque aprovecharon la mano de obra gratis que supuso la esclavitud, del mismo modo China dicen que ya ha desbancado a Usa últimamente: “Ya es oficial: China ha adelantado a Estados Unidos y se convierte en 2014 en la primera potencia económica del mundo según los últimos datos publicados por el FMI. La diferencia entre China y EE.UU. se irá ampliando a favor de la primera hasta 2019, el último año para el que el Fondo elabora previsiones. En ese ejercicio, el PIB chino será de US$26,9 billones y el de EE.UU., de US$22,1 billones”: Estrategia y negocios. Net.
Si China tiene 1.300 millones trabajando simultáneamente su potencia económica es la más grande que se haya dado nunca sobre la Tierra y su problema radica en la redistribución de la riqueza y eso sólo se puede gestionar bien con un socialismo extraordinario, el comunismo, por eso su Constitución consagra este principio sociopolítico: "da la sociedad lo mejor de ti mismo, exígele a la sociedad lo estrictamente necesario para ti y los tuyos".
“En el año 2013 se han alcanzado los 85 millones de automóviles vendidos en todo el mundo, lo que representa un aumento del 4% respecto a 2012. Aunque el ránking no varía, sí que ha habido cambios de tendencia en países significativos:
China sigue como número uno en ventas, con más de 21 millones de unidades. La cifra es semejante a la de los coches fabricados, con lo que puede decirse que la balanza comercial en este apartado está equilibrada, pero los chinos de mayor poder adquisitivo siguen comprando vehículos importados”.RACC, blog, 18-2-2.014.
Esto, en cuanto a la teoría. Respecto a la
PRACTICA:
Cristina de la Hoz, Hora 25, dice que el PP no le mete mano a Rato porque no es el Partido Comunista Chino. "that is the questio2, ésta es la cuestión, si el PP fuera el PCCH, Rato hace ya mucho tiempo que no estaría ahí y cuando escribo “ahí” quiero decir en el mundo no de los vivos sino de los operantes, no hace mucho que los chinos se han cargado rápidamente al penúltimo o antepenúltimo viceprimer ministro y lo han hecho sin ninguna clase de contemplaciones, no lo han condenado a muerte pero sí que lo han encerrado en la cárcel de por vida y a partir de eso todo los viceprimeros ministros tendrán muy en cuenta lo que hacen, como ese mejor artista chino, cuyo nombre no recuerdo y no voy a perder tiempo buscándolo en Google, pero sí que creo que le han dado el Nobel o están a punto de dárselo, al que ellos están tratando igualitariamente  porque no es sino un ciudadano más o ese exquisito director de cine al que le han metido mano seriamente por haber infringido la norma de tener sólo un hijo.
Esto, creo que se llama, o por lo menos yo lo llamo así, disciplina social, “usted será todo lo genial que quiera, que eso está muy bien y nosotros nos alegramos mucho de que así sea, pero, ojo, al propio tiempo sea usted un ciaudadano normal como cualquier otro porque, si no, estacazo, total, España, 6 millones de parados, China es la fábrica del mundo entero.
¿Antes, he dicho que se trata de disciplina social?, no, justicia social 
La denostada por el imbécil canallesco de Rajoy igualdad, igualdad envidiosa según él, justa igualdad según yo y 1.300 millones de chinos. Usted, en privado piense lo que quiera, sea lo que quiera, dedíquese a lo que quiera, pero a lo público no se le ocurra ni tocarlo. Leni, sí, Lenin, ¿libertad, para qué? Para la intimidad del hombre, no para el hombre, ese mismo hombre, en su faceta sociopolítica.
Y su comportamiento diario, aparentemente, no se diferencia mucho del nuestro, ahora, el 15M y la DRY, están teniendo lugar en Hong Kong y yo, desde aquí, no veo muchas diferencias, si acaso, lo de los paraguas, que se van a hacer tan famosos como los de Cherburgo.
Y, entonces, llega Esperanza Aguirre, la Ayn Rand española y dice: “repita usted conmigo, en China no hay libertad, y yo le contesto, ¿libertad, para qué?, alli un tío que no se cómo se llama ni qué rama del arte practica ha ganado el premio Nobel, o casi, y quiere ser absolutamente diferente al resto, pero es tratado como cualquier otro ciudadano y uno de sus mejores cineastas ha sido castigado duramente por violar la norma de tener un sólo hijo, aquí Blesa y Rato han estafado vilmente a miles de preferentistas y así estamos, cogiéndonosla con papel de fumar, que si los sms pertenecen a la esfera privada del individuo, y al juez que los alumbró ya lo han puesto en la calle, y que si Rato tiene derecho a la presunción de inocencia,
un lujo asiático promovido por todos esos superpolíticos que,cumplimentando el mandato de Lampedusa, inventaron unas constituciones que sólo pretenden garantizar y perpetuar las condiciones políticas para que los gobernantes sigan masacrando a los  pueblos,  pero ¿qué clase de presunción? si las cuentas, más claras que la luz del día, están ahí, a la cárcel con ellos, a la puñetera cárcel, y todas sus propiedades embargadas, subastadas, y el producto de su venta al pueblo, a esos preferentistas engañados, arruinados por estos arribistas que les birlaron los ahorros de toda su vida para gastarselo ellos en alcohol, putas y cacerías como las del Rey. Toma, presunción de inocencia.
"Pero eso llevará a la peor de las tiranías, la de Stalin": en china no ha habido un Stalin sino un Mao y su larga marcha o como se llame, que ha llevado a su gente a ser la 1ª potencia económica del mundo, gente que está comprando, cada año, 20 millones de coches por tipos que antes sólo era “coolies” que llevaban a los europeos a cuestas en sus carritos,  con sus pies descalzos. Este sí que es un milgaro y no el de Rato.


martes, 21 de octubre de 2014

Este debía de ser mi post “Liberalismo versus maxismo (II)”.








Ayer, a las 20 horas, 2 médicos atendían a mi mujer que según el 1º se hallaba en estado de alerta y que, según el 2º, había que ingresarla en el hospital de Santa Lucía; en los Usa, el 50% de la población no tiene seguro médico y se muere como buenamente puede, según Felipe González, en la mayor libertad, porque, como decían Thatcher y Reagan, el Estado no es la solución sino el problema cuando se trata de atender a una persona moribunda, no cuando el moribundo es un puñetero Banco.

No se hizo el hombre para el sábado sino el sábado para el hombre.

El hombre es lo más importante del mundo de tal manera que la vida de un sólo hombre es más importante que la mayor empresa de la Tierra. Esto visto, claro, desde una concepción radicalmente humanista como la mía, en la que, en puridad, no hay nada realmene existente fuera del puñetero hombre, que es el único capaz de saber lo que ocurre: pienso, luego, existo, de manera que mi angustia existencial es lo único de lo que realmente tengo yo plena consciencia en este mundo.

¿Totalitarismo? Todo lo contrario, humanismo.

Lo decisivo, lo determinante, es el mercado porque el hombre, el puñetero hombre cuando mata, roba y encarcela al otro, mal que le pese está enriqueciendo al mundo: Adam Smith, von Mises, Hayek, Popper.

Nadie es privativamente dueño de nada. Todo es de todos. De manera que todo lo que tienda a privatizar el mundo no es que sea pecado es un delito. Pero esa inmensa propiedad común hay que administrarla: el Estado.

Siempre que intentamos pensar cómo y por qué se civilizó la vida llegamos a la misma conclusión, el imperio natural de lo común frente a la individualidad, frente al macho alfa, que lo usurpaba todo,  toda la familia, toda la tribu, todo el poblacho, toda la ciudad, todo el Estado, la puñetera comunidad, el comunismo.

Rajoy en sus artículos en El Faro de Vigo, su tratado político, dice que no, que la igualdad de todos ante la propiedad no es sino el fruto de la envidia igualitaria ya que ésta impediría que él, por ser hijo de un magistrado no podría ser como lo es no sólo registrador de LA PROPIEDAD, sino además, presidente de la diputación, diputado, ministro y jefe de gobierno, haciendo objeto de su vida asegurar esa desigualdad y ese dominio o propiedad de los unos pocos sobre los otros muchos.

Pero aparentemente usted se contradice porque lo que ahora mismo hace Rajoy es oponerse ferozmente en Catalunya al imperio de la individualidad, no quiere que la gente vote, como sí que permitió su correligionario Cameron, en Escocia, porque Cameron es de esa derecha corrompida que admite ciertas igualdades, él no va a permitir que esos desarrapados, la chusma, le imponga su criterio, él ha dicho que no, porque así lo dijo su padre espiritual, Fraga, en SU Constitución y va a ser que no por los siglos de los siglos, como diría su Iglesia, que lo dice, importándole poco que según la lógica si el imperio de la Constitución se basa en el voto democrático que la entronizó no es admisible basarse en ella para cargarse ese mismo voto popular del que deriva.

Esta gente es tan embustera que dice al mismo tiempo que la voluntad  del pueblo es válida cuando dice lo que ellos quieren que diga pero es una aberración antinatural cuando dice lo contrario, de modo que cuando a ellos les conviene, dice que sí y cuando no, dice que no.

Y así no sólo es fácil gobernar sino incluso apoderarse de lo único que le resta a esta desdichada gente, su propia mente, su mentalidad, su psique, su puñetera alma, de tal manera que, luego, cuando lleguen las elecciones, a lo peor, vuelven a ganar otra vez porque la voluntad del pueblo ya no es del pueblo sino de los propietarios de los periódicos y de las cadenas de TV que, qué casualidad, son los mismos.

De modo que anoche, en la radio, los voceros del PP, a propósito de la inexcusable condena juridicopenal  de Rato, por tantos crímenes, o sea, detlitos, dijeron no una sino varias veces, que la cosa estaba bien como estaba, porque el PP no es el partido comunista chino.

Qué bárbaros. Qué fácil que resulta hablar aquí, en un país cuyos aeródromos van a ser ocupados por la metrópoli del imperio porque frente a la invasión civil, pacífica, de Africa por los chinos ellos van a hacerlo como siempre, a su manera, por lo militar, pero antes se aseguran de que las cosas en la colonia española están bien y una delegación suya está comprobando sobre el terreno que las instituciones, por lo menos en lo que a ellos interesa, funcionan.

Ya estoy cansado. Es natural, soy muy viejo y estoy enfermo, acaban de extirpame un cáncer y el médico dice que no lo ve claro, que quiere verme todos los meses. Bien, no sé si tendré tiempo de ir por allí, de vez en cuando. Cuidar a mi mujer ocupa casi toda mi vida y creo que nunca he hecho nada mejor. Me recompensa con una especie de felicidad, de satisfacción conmigo mismo que nunca antes había sentido.

calificacion de las entradas