domingo, 2 de noviembre de 2014

Contradicciones ¿aparentes?



No cabe la menor duda de que el protagonismo de estos días corresponde por entero al Poder judicial, con todas esas redadas de corruptos, eso ¿significa que estamos en presencia de un poder independiente?
Yo creo que no, pienso que el PP hunde sus más profundas raíces en ese inmenso colectivo que son los aproximadamente 5.000 jueces españoles, simplemente porque no puede ser de otra manera.
Lo he escrito por aquí muchas veces: un juez es por su propia naturaleza, por la función que desempeña, un conservador a ultranza, porque se tiene que tener muy imbuida la convicción de su propia superioridad moral para tratar a los demás como basura, como escoria, sintiendo al propio tiempo en su interior pulsiones tan poco éticas, tan pecaminosas, para que se me entienda, como las de cualquier otro hijo de vecino.
Un pequeño ejemplo para que se me entienda mejor: el juez Ruz, este señor es la pequeña piedra que Rajoy y los suyos tienen en su zapato.
Por supuesto que no se está comportando en el asunto Bárcenas como lo haría un juez normal en un asunto corriente.
Lo estamos comprobando ahora con la actuación de otro juez en el asunto, en uno de los asuntos Pujol, ése que imputa a uno de los hijos del honorable expresidente catalán, la primera o una de las primeras diligencias que ordena el juez instructor es, como no puede ser de otra manera, el registro de las sedes y oficinas de los imputados, en busca de pruebas, con suma urgencia y celeridad, mientra tiene a los presuntos delincuentes a  buen recudo, en cambio, ¿que ha hecho el juez Ruz, en el caso Bárcenas?
Ordenó el registro de la oficina de Bárcenas, subsidiariamente a la no entrega de determinados documenos por parte del PP, y cuando éste ya había tenido todo el tiempo del mundo para hacer cuanto quisiera en orden a la desaparición de documentos, ordenadores y otras pruebas comprometedoras. Porque el PP es mucho PP.
Entonces, ¿cómo explicamos esto de ahora, esta redada en la Comunidad de Madrid uno de cuyos efectos colaterales no es ni más ni menos que situar a La Cólera de Dios fuera de la carrera para la alcaldía del Ayuntamiento de la capital de España?
La explicación, como siempre no sólo es la más lógica sino también la más sencilla: los jueces, esos dos o tres jueces que se han atrevido a meterse con el PP, pertenecen a la estirpe de los Garzón y Elpidio, jueces profunda, esencialmente equivocados que se han creído, estúpidamente, que todas esas monsergas que se dicen en la Constitución y en todas esas otras leyes que regulan la función judicial dicen la verdad: que los jueces son inatacables e inamovibles en el ejercicio de sus funciones. Los dos están ya fuera de la carrera judicial y que den gracias al Cielo porque los legisladores fueron benevolentes con dicho poder cuando lo regularon y sólo establecieron como pena para su delito de prevaricación la separación temporal de la magistratura.
Y esto lo saben muy bien los jueces normales, ésos que han comprendido cuál es en realidad el principal objetivo de su función: perseguir los delitos corrientes, ésos que cometen los pobres imbéciles, los delincuentes de cuello sucio y ordenar las medidas necesarias para que los que mandan, los poderosos no sean siquiera molestados en el ejercicio de sus augustas funciones.
De modo que todo es perfecto, como es preciso, en el mejor de los mundos posibles, y los casos de Ruz y de este nuevo Eloy Velasco no son más que excrescencias monstruosas que serán convenientemente extirpadas en el momento que ELLOS lo crean más oportuno.

5 comentarios:

eddie dijo...

1) http://www.cadenaser.com/espana/articulo/policia-corrobora-irregularidades-contratos-basuras-toledo/csrcsrpor/20141024csrcsrnac_12/Tes/?ssm=14092012-Ser-rs-1-Tw

2) http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2014/11/esperamos-que-esta-vez-cumpla-las.html

3) http://www.diario-octubre.com/2014/11/02/la-frivolidad-de-la-corrupcion-en-el-estado-espanol/

4) http://periodismo-alternativo.com/2014/11/02/el-secretario-de-defensa-de-ee-uu-aconseja-acostumbrarse-a-una-guerra-sin-fin/

5) http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2014/11/gudari-felipe.html

Futbolín dijo...

¿POR QUÉ PODEMOS PUEDE?
Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 02 nov 2014


http://blogs.elpais.com/micropolitica/2014/11/por-que-podemos-puede.html

eddie dijo...

Otra cúpula intocable, dice Cesar Molina (poco sospechoso) impublicable en Madrid

http://www.caffereggio.net/2014/11/02/un-paso-al-frente-de-albert-sanchez-pinol-en-la-vanguardia/

Futbolín dijo...

EL MÉRITO ES DE PODEMOS
Anton Losada (eldiario.es avance)
A horas que de que se haga público el estudio del CIS más anunciado de la historia, encuestas menos potentes pero suficientemente válidas sitúan ya a Podemos como la primera opción política entre los electores españoles, tanto en intención directa como cocinada. Exégetas y sabios de todo el mundo se han lanzado a analizar este ascenso irresistible en términos alarmados y preocupantes, como si estuvieran explicando la epidemia del ébola.
Es porque salen mucho en la televisión y lo saben aprovechar, sostienen algunos concediendo a los medios tanto poder como estupidez a la audiencia. Es porque le dicen a la gente aquello que quiere escuchar, argumentan otros como si las restantes fuerzas políticas se dedicarán a decir siempre la verdad por dolorosa que resulte. Se debe a la ira ciudadana por la corrupción, apuntan otros dando a entender que el votante desengañado se comporta como un amante despechado; no piensa lo que hace, igual se tira a la bebida, que a la droga, que se hace cartujo, que vota a Podemos.
En política la explicación más sencilla suele ser la buena. Igual que la inacción de Rajoy se debe a su fe absoluta en que a sus votantes lo que de verdad les importa es la economía, el ascenso de Podemos bien podría deberse en gran medida a la calidad de su oferta y a los aciertos de su estrategia.
Podemos ha acertado a construir un marco interpretativo alternativo para entender la realidad que llevamos contemplando asombrados desde que comenzó esta engaño masivo al que llaman crisis. En su relato, la crisis no es culpa nuestra, sino de las mismas élites que primero la provocaron y ahora se benefician. La política y los gobiernos no solo no lo ha evitado, sino que se han vuelto cómplices en manos de una casta de políticos corruptos. La regeneración es la salida y la elección ya no es entre derecha e izquierda sino entre lo nuevo y lo viejo. Cada día que pasa, ese relato parece compartido por más gente y parece explicar mejor lo que está pasando.

amics de miquel dijo...

Me quito el sombrero, Pepe. La clavas en la diana, los que estamos dentro del invento por cosa de la profesión lo sabemos. Chapó!!
Joan Martí

calificacion de las entradas