domingo, 9 de noviembre de 2014

Pablo Iglesias y los idus de Marzo.

De vez en cuando la humanidad alumbra a uno de estos seres extraordinarios ungidos con el aura de la excepcionalidad, Abraham Lincoln, Olof Palme, John Fitzgerald Kennedy. Son personas a las que la naturaleza ha otorgado una personalidad en cierto modo insuperable, de manera que todo lo que hacen parece inspirado por los dioses.
Su personalidad es de tal calibre que todos cuantos se les oponen adoptan irrmediablemente el rol de los vencidos.
¿Por qué?
No se sabe muy bien por qué.
Sería como matar a un ruiseñor.
Pero es más que probable.
Siempre hay un asesino de esta clase entre nosotros, porque el odio de los miserables a los privilegiados es una constante.
Piensen, si no, en ese periodista que lo odia a muerte y que no lo puede disimular.
No creo que haya nadie que odie a otro más que este periodista a Pablo Iglesias, PI.
¿Por qué?
Yo creo que es una cosa instintiva absolutamente insuperable. Este hombre odia a Pablo Iglesias, porque éste representa todo lo que él aborrece: es uno de esos tipos encantadores que se granjean instantáneamente el afecto de todos cuantos le rodean y son unos bien nacidos.
PI no sólo es el fruto de los tiempos, piercing en una ceja que sus compañeros le han hecho abandonar, coleta, ausencia total de corbata y de chaqueta, ya veremos qué ocurre si le dejan llegar a presidente, sino además un tipo absolutamente encantador. Las encuestas de las revistas del corazón afirman que sexualmente también es un tipo realmente atractivo.
Es, además, un orador increíble, adornado con las dotes de persuasión de los realmente elegidos, ¿entonces?
Asesinato, coño, no hay otra salida si ellos quieren acabar con el fenómeno que los aterroriza tanto que Botín dicen que se murió por esto.
De los 3 superhéroes que he citado antes, sólo uno fue asesinado con una facilidad insultante: Olof Palme. Y si a Lincoln lo mataron cuando estaba en un palco de un teatro, a Olof Palme lo hicieron cuando salía de un cine con su mujer.
En cualquier caso, que Dios te libre, PI, de los idus de marzo, que pueden ser para ti cualquiera de estos puñeteros días.

2 comentarios:

Futbolín dijo...

El riesgo siempre existe, pero de momento no se le espera, la verdadera amenaza surgirá si se gana y hay auditorias de los miles de robos que se han llevado a término por parte de las oligarquías y las élites del bipartidismo corrupto, entonces pondremos a Esperanza con una cadena a probar siempre las comidas de PI y a la Botina y a Floren las cenas y los desayunos respectivamente, siempre hay soluciones cuando se estudian bien los problemas, de eso se encargará esa mente privilegiada de Iñigo si fuese menester, jajajaja

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Como siempre, puñetero futbolín, tienes razón.

Todavía es prematuro matarlo porque, a lo peor, nada va a suceder como parece y el voto escondido al PP en este canallesco país, sólo Dios sabe cuánto es.

A mis 3 personajes no los mataron nunca antes de ganar.

Abrazos, genial Carlitos.

calificacion de las entradas