martes, 16 de diciembre de 2014

Enésimo trabajo sobre el juez Ruz

Como consta en autos, o sea, en otros posts de este mismo blog, nunca creí en él.
No podía hacerlo:
1º) porque, después de 50 años ejerciendo mis profesiones ante los juzgados, se demasiado bien cómo funcionan,
2º) porque el propio PP le había hecho objeto indisimulado de sus preferencias, frente a Gómez Bermúdez, el magistrado que decidió el proceso de los atentados de Atocha como había que hacerlo, respetando la verdad, cuando éste planteó cuestión de competencia respecto a una pieza separada de este mismo asunto que el juez Ruz tramitaba, la superioridad decidió que el magistrado más indicado para tramitar esta nueva incidencia del proceso era, como no, Ruz, porque sólo Dios sabe lo que hubiera hecho Gómez Bermúdez, en este caso, 
3º) o sea que las preferencias del PP en este asunto están más claras que la luz del sol, seguramente es realmente imposible encontrar otro juez en España que hubiera sido más benevolente con ellos que el juez Ruz:
A) porque en los papeles de Bárcenas consta, y los peritos judiciales acabaron determinando que los mismos están escritos de puño y letra por el propio tesorero del PP y en ellos consta una serie de sobres con suculentas cantidades en dinero negro, entregados a los más altos cargos del partido, entre ellos, el propio Rajoy, y sin embargo, Ruz no se ha atrevido a llamarlos e interrogarlos sobre este extremo como obligan inexcusablmente las leyes procesales penales,
B) porque tampoco hizo otra cosa que debió de hacer inmediatamente al comenzar la instrucción, personarse con el secretario judicial fedatario y un oficial administrativo en el despacho de Bárcenas,  en la sede del PP en Génova, y hacer un registro minucioso de todo lo que allí había, especialmente de los ordenadores que el Tesorero utilizaba, lo que hubiera evitado que éstos le fueran entregados, mucho tiempo después, convenientemente manipulados por dicho partido,
C) porque a lo largo de toda la instrucción ha permitido que el PP actuara con la máxima libertad al respecto, como si nada de lo que sucedió en su sede tuviera nada que ver con él, o sea, que el respeto de Ruz ante el PP ha sido absolutamente reverencial, poniendo de manifiesto de que eso de que en España todos somos iguales ante la ley es una de las mayores falsedades del mundo,
D) y, por último, en su auto tan famoso de conclusión del sumario, cuando declara expresamente que:
a) que Ana Mato es responsable a titulo lucrativo de las actuaciones delictivas de su marido y
c) que el PP es responsable, igualmente, a título lucrativo, de las actividades delictivas del sr. Bárcenas y otros.
En mis 50 años de ejercicio profesional ante los tribunales de justicia, nunca había visto nada semejante.
Es absolutamente imposible que una esposa, que forma parte importantísima, más aún que el marido, del mismo partido, el PP, no se entere con el máximo detalle de las actividades de éste que, además, puede considerarse como subordinado suyo, por lo que la actuación de la sra. Mato es presuntamente culpable de las actividades de su esposo por lo menos en concepto de encubrimiento, razonamiento que puede repetirse íntegramente respecto a las altas instancias del PP en cuanto a los delitos cometidos presuntamente por el Sr. Bárcenas.
Entonces, iltrmo. Sr. Magistrado-Juez, Sr. Ruz, es absolutamente inadmisible que tanto la sra. Mato, como el PP, sólo sean responsables a título lucrativo de los delitos presuntamente cometidos por su esposo y su Tesorero, siquiera sea por aplicación de las doctrinas de la “culpa in eligendo” y de la “culpa in vigilando”.
Ya sé, ya sabemos todos, que los tribunales superiores al suyo, habrían rechazado seguramente sus razonamientos por falta de las pruebas materiales de la comisión en concepto de encubrimiento de los delitos de la sra. Mato y del PP, pero eso no obsta para que V.I. hubiera cumplido con su deber de abrir el juicio oral también contra ellos, en concepto de encubridores, tanto más cuando el auto en el que V.I. así lo declarara es irrecurible.
Lo tremendo, lo increíble es que no obstante el especial comportamiento del juez Ruz a lo largo de todo este procedimiento le haya parecido al PP totalmente insuficiente en cuanto a su benevolencia y lo separa del mismo sacando a concurso la plaza de magistrado titular del Juzgado de la Audiencia Nacional, cuyo titular efectivo, que sólo se halla en comisión de servicio adscrito a la embajada de España en Londres, no sólo está vivito y coleando sino que no puede ser removido de su cargo en virtud del principio de inamovilidad de los jueces consagrado en nuestra maravillosa Constitución.
O sea, que el CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL ha sacado a concurso una plaza QUE NO ESTA VACANTE, con lo que logrará dos efectos decisivos en cuanto a la suerte del PP en el procedimiento de referencia, apartar el juez Ruz, juez suplente en comisión de servicio, del asunto de referencia, y poner al frente del mismo otro juez, suplente, porque no puede ocuparlo en propiedad a otro juez que, vistos los antecedentes, pondrá todo el interés del mundo en acabar la instrucción de la mejor manera para el PP.
En cuanto a V.I, Magistrado-Juez. Sr. Ruz, nada más que desearle que sólo sea esto lo que el PP haya decidido hacer con usted, que, al fin y al cabo, podrá consolarse volviendo al juzgado del que es titular y pensando que “sic transit gloria mundi”, así pasa la gloria del mundo, sin pasar por el calvario de sus colegas Garzón y Elpidio.

1 comentario:

Futbolín dijo...

PODEMOS Y CATALUÑA

Xavier Traité


https://estoesundisparate.wordpress.com/2014/12/16/podemos-y-cataluna/

calificacion de las entradas