martes, 16 de diciembre de 2014

Una democracia sin prensa libre es absolutamente imposible.....

Una democracia sin prensa libre es absolutamente imposible porque el ciudadano no tiene otro medio de enterarse de lo que ocurre que acudir a ella. Y entendemos por prensa todos esos medios que allegan las noticias de lo sucedido a los ciudadanos.
Lo que pasa es que quien primero aprendió esto fueron los plutócratas por eso dedican una gran parte de sus fortunas a hacerse con la propiedad de los “mass media”.
Desde Goebbels se admite indiscutiblemente que la prensa es el instrumento más poderoso para dominar a las masas, por eso los gobiernos de las naciones lo primero que hacen es situar al frente de los medios de propiedad estatal a sus testaferros.
No tengo más remedio que acudir, otra vez, al magisterio de Aristóteles: en un término medio reside la virtud.
Pero ¿quién le pone el cascabel a este gato?
Ayer, vi por internet dos entrevistas que ese aparentemente inocuo que es Jordi Evole les hizo en Salvados: 1) a un tal Oriol que debe ser un alto funcionario del ministerio de Hacienda que trata de algún modo de la Deuda Pública y a Antonio Gutiérrez, aquel tipo que fue Secretario General de Comisiones Obreras y que, luego, desapareció prácticamente del mapa, al ingresar en el PSOE, y 2) al presidente de gobierno del Ecuador, Rafael Correa, a cual de ellas más interesante, como siempre hace este periodista.
En la 1ª de ellas, Evole trató de que los profanos en la materia nos adentráramos un poco en ese maremagnun que es el mundo esotérico de la Deuda del Estado que los gobiernos emiten para hacer frente a los gastos públicos a los que no se puede atender con los otros ingresos del Estado.
Y, es absolutamente descorazonador, comprobamos que nuestro país ha conseguido, bajo el gobierno de Rajoy, situar a España, que ocupaba un puesto intermedio en la lista del endeudamiento por este motivo, hasta que llegó él al poder, a la cabeza de la misma con un Deuda pública que ahora mismo es igual a nuestro producto interior bruto, el famoso PIB.
Es decir que todo lo que España produce hay que destinarlo ahora mismo al pago de nuestros acreedores por este motivo.
¿Han oído ustedes en algún momento que nuestro inefable presidente o su todavía más inefable aún ministro de Hacienda nos hablen de esto en alguno de sus optimistas discursos?
Esta gentuza ha hecho 2 cosas igualmente detestables: endeudarnos a nosotros, a nuestros hijos y a los hijos de los hijos de nuestros hijos, a trabajar sin descanso para pagarle a los Bancos extranjeros y nacionales no sólo el principal del dinero que nos han prestado sino también sus usurarios intereses, y dedicar la mayor parte de los fondos obtenidos con este procedimiento a pagarle a los Bancos franceses y alemanes la deuda que con ellos habían contraído los Bancos españoles: es lo que se ha dado en llamar “rescate”, que ese embustero compulsivo que es Rajoy jura y perjura que nunca se ha hecho, y, efectivamente, no se ha hecho por las malas, o sea, enviándonos a aquí a los llamados hombres de negro, los inspectores del Banco Central Europeo, para que nos vigilaran de cerca, sino de una manera mucho más sumisa y asquerosa, haciendo ellos mismos, los jenízaros del PP su asquerosa labor, incluso relamiéndose del regusto que les produce ver al pueblo español muriéndose de hambre por ello: “que se jodan, coño, que se jodan”, gritaba, en pleno orgasmo, la hija de Fabra, desde su escaño de las Cortes españolas, esas que ahora tanto se van a proteger con la Ley Mordaza que ellas misma acaban de aprobar.
Luego, en la entrevista a Correa, el presidente de Ecuador, éste que, por cierto, tenía, en un sitio preferente de su despacho, una fotografía de Hugo Chávez y otra de Fidel Castro, nos explicaba cómo, cuando él llegó a la presidencia del gobierno, se encontró, como se encontrará Podemos, si al final lo logra, con una Deuda pública tan desmesurada, relativamente, como la nuestra, creada, como aquí, mediante su emisión por los gobiernos conservadores anteriores para gastos no provenientes de la atención de los servicios públicos sino de los pactos contra natura de los gobernantes anteriores y los poderes financieros, o sea, exactamente igual que sucede aquí.
Y con la mejor de sus sonrisas y tomándose a cachondeo las críticas que él conoce, porque sigue de cerca nuestros episodios nacionales, que a su actuación hacen los retrógrados políticos del PP, expuso cómo trató él el problema: llamó a los acreedores institucionales, no al pequeño ahorrador que como alguno de nosotros invirtió los suyos en dicha Deuda y les dijo: “mirar, yo voy a levantar esta losa que aplasta a mi pueblo como sea, si vosotros queréis, por las buenas, es decir, nos hacéis una buena quita, o sea, perdonáis, por lo menos, la mitad de la misma, y en cuanto a los intereses, también los rebajaremos a la mitad y los pagaremos cómo y cuándo podamos, es decir con una moratoria que estableceremos nosotros con la mejor voluntad, esto o nada, elegid”.
Y los acreedores institucionales aceptaron, claro que aceptaron, pero si todo eran ganancias o sea que aceptaron ganar limpiamente la mitad y los ecuatorianos se ahorraron ni más ni menos que siete mil millones de dólares.
Y Correa, concluyó este apartado, diciéndole a Evole, “anda, vuelve a España y diles que Ecuador tiene ahora el mayor crédito internacional de toda Sudamérica”.
Esto es lo que Pablo Iglesias quiere hacer con la Deuda española, si gana las elecciones.
Pero ahora viene lo mejor, el tratamiento que Correa ha dado a la prensa.
-Claro que la democracia es imposible sin una auténtica libertad de prensa pero ésta ¿cómo se consigue? ¿Permitiéndole al gran capital que venga a aquí e intoxique de mala manera a la opinión pública ecuatoriana, publicando noticia falsas y expresando sobre ellas una opinión más falsa todavía?
Ellos, los plutócratas, tienen derecho a la libertad de expresión e información, pero mi pueblo también, de manera que no sólo se trata de promulgar una ley de prensa que castigue severamente la publicación de noticias falsas sino también la expresión de opiniones tendenciosas, basadas en auténticas falsedades,  encaminadas únicamente a desacreditar de mala manera la actuación del gobierno ecuatoriano.
Esto es, a grandes rasgos, lo que Podemos quiere implantar en nuestro país. Claro, si le dejan. Para lo cual sólo necesita nuestro apoyo en las próximas elecciones.

Apenas colgado mi post anterior, he iniciado mi andanza diaria por los diarios españoles que suelo leer y he encontrado el artículo que sigue, al que he intentado comentar  colgando allí mi post, ya que ambos tratan sobre el mismo tema y recogen opiniones contrapuestas

No he podido hacerlo porque el diario de la libertad,en el que escriben Vargas Llosa et alteri no admiten exponer libremente la diversidad de opiniones. Qué pena de diario, quien te ha visto y quien te ve.



TRIBUNA

La censura en Ecuador llegó a Internet

Misteriosamente desaparecen contenidos de perfiles en Facebook, canales de vídeo en YouTube y cuentas de Twitter

¿Qué tienen en común una ley de propiedad intelectual estadounidense, una firma española y la libertad de expresión en Ecuador? Más de lo que uno podría imaginar.
En el último año, varios ecuatorianos han visto cómo misteriosamente desaparecieron contenidos de sus propios perfiles en Facebook, canales de vídeo en YouTube o cuentas de Twitter. Los contenidos que se esfumaron tratan sobre una amplia gama de temas. Sin embargo, tienen un sólo elemento en común: critican, ridiculizan o dejan en evidencia al Gobierno ecuatoriano.
Por ejemplo, en septiembre, inmediatamente después de que la Policía Nacional reprimiera violentamente a manifestantes en Quito, Facebook eliminó de la cuenta personal de un ciudadano ecuatoriano un enlace a un vídeo con imágenes compiladas de abusos policiales presuntamente cometidos durante las protestas. El vídeo contenía imágenes y grabaciones de audio del presidente Rafael Correa, extraídas de su programa semanal en el canal público de televisión, en las cuales felicitaba a la policía por su actuación.
En abril, la cuenta de Twitter de Diana Amores, una traductora que habitualmente comparte tuits de contenido humorístico con sus más de 4.000 seguidores, fue suspendida luego de que en varias oportunidades Twitter eliminara imágenes que ella había difundido, incluidas caricaturas. Por ejemplo, Amores había subido una imagen donde se veía a los personajes de Los Simpson acostados en el suelo y, en un segundo plano, un televisor que transmitía el logotipo del programa semanal de Correa. La imagen estaba acompañada por un tuit en el cual Amores hacía alusión en tono irónico al efecto nocivo del programa.
En octubre de 2013, el cineasta Pocho Álvarez advirtió que su vídeoAcoso a Íntag —un documental de nueve minutos sobre la persecución de una comunidad indígena que se resistía a las actividades de minería en la región— había sido dado de baja de su cuenta en YouTube. El vídeo contenía menos de 20 segundos de imágenes con la voz de Correa, durante los cuales se repetía la frase “Veamos quiénes son los que están causando estos problemas”, sugiriendo que comunidades locales serían responsables de obstaculizar el desarrollo en la zona.

El presidente Rafael Correa
ha adoptado una de las leyes
de comunicación más
restrictivas de la región
Detrás de estos y otros casos, hay una firma en España que le ha pedido a Facebook, Twitter y YouTube que removieran los vídeos o las imágenes, alegando que violaban la legislación estadounidense sobre propiedad intelectual. Si bien autoridades del gobierno ecuatoriano se han distanciado de estos hechos, las solicitudes para remover los contenidos indican que la firma española representaba a actores estatales ecuatorianos, incluidos el canal público de televisión, el partido político gobernante y un ministerio.
¿Cómo puede ocurrir una cosa así? En 1998, el Congreso de Estados Unidos promulgó la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital (Digital Millennium Copyright Act, DMCA) con el propósito de combatir las violaciones de estos derechos en Internet. La ley otorga a los titulares de derechos un sistema expedito de “notificación y eliminación del contenido” que les permite solicitar a proveedores de servicios en línea, tales como buscadores o redes sociales en Internet, que eliminen contenidos o enlaces argumentando que violan derechos de propiedad intelectual; sin necesidad de una orden o control judicial. Mientras cumplan con estas solicitudes, las compañías de Internet estarán blindadas frente a cualquier reclamo por su responsabilidad legal por el contenido que publiquen sus usuarios.
En la práctica, ante un reclamo de este tipo, las compañías retiran de inmediato el contenido impugnado. Sin embargo, los usuarios pueden apelar esta censura, y a menudo lo hacen, invocando el principio de “uso justo” (fair use), una excepción contemplada por el derecho estadounidense que permite reproducir materiales sujetos a propiedad intelectual para determinados fines, como el comentario crítico, parodias, docencia e investigación. En los casos en que ecuatorianos apelaron la remoción de contenidos, estos en general fueron restablecidos, pero el proceso puede resultar demasiado engorroso para aquellos ciudadanos de a pie que simplemente desean que se conozcan sus opiniones.
En el sistema de la DMCA, el proceso de restablecimiento de contenidos llega a demorar hasta dos semanas, un plazo que podría ser decisivo para defensores o periodistas que informan sobre elecciones o acontecimientos que evolucionan constantemente. Por ello, la remoción abusiva de contenidos por supuestas violaciones de propiedad intelectual puede convertirse en una poderosa herramienta de censura en Internet.
Ante el deplorable récord de Ecuador en materia de libertad de expresión, este abuso no llama la atención. De hecho, el presidente Correa elogió el rol de la Policía Nacional luego de que empleara fuerza excesiva y detuviera arbitrariamente a manifestantes opositores, adoptó una de las leyes de comunicación más restrictivas de la región, utilizó normas penales sobre difamación, inició demandas multimillonarias contra críticos, y lideró una campaña internacional para desacreditar a la Relatoría Especial de la OEA para la libertad de expresión, que había cuestionado fuertemente a su gobierno.
Y ahora, el Gobierno encontró una nueva herramienta para acallar la libertad de expresión en el país. En un momento en el cual los periódicos, las estaciones de radio y los canales de televisión ecuatorianos enfrentan cada vez más dificultades para publicar libremente información crítica, los ciudadanos recurren a Internet, el último espacio que les queda para obtener, difundir y compartir informaciones y opiniones. Pareciera que, si fuera por las autoridades, no debería quedarles ni siquiera eso.
José Miguel Vivanco es director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch y Eduardo Bertoni es profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo y exrelator para la libertad de expresión de la OEA.
Al comprobar la personalidad de los firmantes del artículo, he acudido a Wikipedia y he hallado lo que sigue:

Críticas a HRW[editar]

Human Rights Watch fue acusada en 2008 por parte del gobierno deVenezuela a través de sus ministros de Relaciones Interiores y Exteriores, Tarek El Aissami y Nicolás Maduro respectivamente, de estar "inmiscuyéndose ilegalmente en los asuntos internos" del país suramericano, por lo que sus representantes fueron expulsados del país.9 10 Por su parte el entonces ministro de Comunicación e Información y presidente de TeleSURAndrés Izarra, calificó a Human Rights Watch como "una fachada de la injerencia estadounidense en Venezuela" y les acusó de estar al servicio de "los intereses más bastardos de la oligarquía venezolana al servicio de los intereses imperiales".11
En mayo de 2014 los premios Nobel de la Paz Adolfo Pérez EsquivelMairead Maguire junto con un centenar de profesores de Estados Unidos y Canadá solicitaron a Human Rights Watch que tomaramedidas concretas para afianzar la independencia de la organización ya que sus más altos directivos tenían relación directa con el Partido Demócrata, con el gobierno de Estados Unidos y también con laAgencia Central de Inteligencia (CIA). La carta se dirigía al director de HRW Kenneth Roth y se solicitaba el fin de las puertas giratoriasentre dichas instituciones y HRW. Entre los personajes relacionados con dichas instituciones estaban Miguel Díaz (ex-analista de la CIA en la década de los 90 y ahora es funcionario del Departamento de Estado), Tom Malinowki, Miles Frechette y Michael Shifte que tendrían vínculos directos con el Partido Demócrata.12 13 El 3 de junio HRW respondió argumentando que su preocupación está fuera de lugar.14 El 8 de julio de nuevo los dos premios Nobel junto a otros volvieron a solicitar a HRW la destitución de sus puestos en HRW a personas relacionadas con el gobierno de EE.UU así como la expulsión del exsecretario general de la OTANJavier Solana, de la junta directiva de HRW.15


3 comentarios:

eddie dijo...

1) http://www.mundodeportivo.com/20141216/real-madrid/florentino-perez-prepara-otro-pelotazo-a-costa-de-las-obras-del-ave_54421875370.html

2) El espectáculo de la disección: sobre el destape periodístico de la miseria político-institucional en España

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article78692

3) El Bundesbank y la UE

http://www.vnavarro.org/?p=11609

4) Deuda , de entrada no

http://www.kaosenlared.net/component/k2/102218-deuda,-de-entrada-no

PD: Interesante el asunto de algunas ONG,s untadas por las trasnacionales como HRW, un ejemplo

http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2013/04/amnistia-internacional.html

Futbolín dijo...

LA CULPA ES DE LA OPOSICIÓN.
¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos alcanzado este nivel de degeneración democrática que en tres años nos ha dejado a la altura del México de hoy?
 
Muy sencillo: porque hemos tolerado todo tipo de abusos.
 
Hemos tolerado que gobierne un partido que es una presunta banda de ladrones con decenas y decenas de cargos en procesos penales, probablemente la punta del iceberg del gigantesco expolio que estos sinvergüenzas han organizado en el país con una corrupción insólita que ahora, los más granujas de ellos, quieren hacer extensiva a toda la ciudadanía. Los ladrones tratando de convencer a las víctimas de que ellas también roban.
 
Hemos tolerado en la presidencia del gobierno a un embustero redomado, sospechoso de cobros en B, maniobrero, taimado, una persona indigna no ya de presidir un país sino una peña de fútbol en un oasis del desierto. Un incompetente cuya falta de escrúpulos solo es comparable a su arrogancia, capaz de mentir sin que se le descomponga el peinado aunque el compulsivo guiño del ojo izquierdo lo traicione como el maullido del gato en el cuento de Poe.
 
Hemos tolerado que estos indeseables prolonguen la crisis a costa de los más desfavorecidos y en beneficio de empresarios y banqueros depredadores, pero sobre todo de su propio bolsillo, pues todos ellos están pringados en el expolio nacional. No hemos reaccionado cuando han desmantelado el Estado del bienestar, despojado de sus derechos a la gente, excluido a los inmigrantes, expulsado a los jóvenes, eliminado la asistencia a los dependientes o robado sus pensiones a los jubilados.
 
Hemos permitido que esta presunta asociación de malhechores se cisque en el Parlamento, reducido a una cámara para aplaudir las mentiras del jefe y que ha llevado su ignominia al extremo de tener de portavoz de la partida a un jayán energúmeno que no solo insulta cuando habla sino que es capaz de agredir físicamente a quienes no piensen como él.
 
Estamos permitiendo que se nos imponga una Ley Mordaza para amedrentar a la gente, perseguir las protestas, criminalizar la oposición y cercenar los derechos y libertades de la ciudadanía. Como estamos permitiendo que este Estado policía espíe a los ciudadanos en violación del secreto de las comunicaciones garantizado por una Constitución que no solamente no respetan sino que usan como cachiporra contra los adversarios, singularmente los nacionalistas no españoles. Y hemos permitido que nos arrebaten el derecho a la tutela de la justicia poniendo unas tasas judiciales tan altas que nadie puede pedir el amparo de las tribunales si no es cayendo en la ruina.
 
De esta manera, este personaje sin categoría ni principios y su partida de amigos, deudos y clientes ha conseguido la mutación constitucional perfecta: convertir el gobierno del país en una dictadura disfrazada de democracia.

Futbolín dijo...

Todo eso lo hemos permitido los españoles. Pero unos más que otros. Es poco lo que la gente normal podemos hacer fuera de salir a la calle a protestar con una probabilidad muy alta de que algún vándalo de uniforme nos abra la cabeza a porrazos y, encima nos denuncie, fabrique las pruebas, nos impongan una multa ruinosa y, si dan con juez servil, que los hay y muchos, nos envíen a la cárcel siendo inocentes.
 
Podrían hacer mucho más los partidos de la oposición si quisieran. En el fondo, si hemos llegado a esta grado de degeneración es en parte por su cobardía, su inhibición cuando no su complicidad. Dentro de unos días, el hombre de los sobresueldos irá al Congreso a exponer con toda falsedad y demagogia unas medidas en contra de la corrupción de la que él es el máximo responsable político. Y los partidos de la oposición, que no tienen el coraje de pedir su dimisión ni de interponer una moción de censura, legitimarán con su presencia esta farsa y mostrarán una vez más su absoluta carencia de espina dorsal.
 
Si la oposición tuviera dignidad, coraje, integridad y responsabilidad, habría abandonado ya ese hemiciclo de la vergüenza y dejado sola a esta partida de presuntos ladrones, con el energúmeno y el embustero a la cabeza y se habría retirado a otro lugar que solo por estar ella allí sería el reducto de las libertades y el derecho frente a la injusticia, el abuso y el atropello. De conseguirse algo así, este oprobio de gobierno no duraría una semana.
 
Pero, sí, en el fondo somos todos responsables porque millones de españoles votamos a favor de esta organización de saqueadores, otros millones lo hicimos a favor de los cobardes de la oposición y otros nos abstuvimos, avisando de que, en el fondo, nos da igual lo que suceda con el bienestar y la libertad de nuestro país y con nuestra dignidad. 
Ramón Cotarelo.
http://cotarelo.blogspot.com.es/2014/12/la-culpa-es-de-la-oposicion.html

calificacion de las entradas