sábado, 10 de enero de 2015

La gran coartada (i)

"¿Por qué no condenaron la matanza de Estados Unidos en Irak?", replicó Hebe de Bonafini sobre los atentados en Francia

La titular de Madres de Plaza de Mayo condenó el ataque contra la revista Charlie Hebdo, pero cuestionó a los países que se solidarizaron con Francia por el ataque
Siempre polémica, Hebe de Bonafini condenó a su manera el ataque a la revista Charlie Hebdo en París que dejó 12 muertos, pero atacó a las potencias mundiales que se solidarizaron con Francia por sus intervenciones en distintos conflictos pasados.
"Nuestra lucha siempre estuvo basada en la justicia y la libertad así que repudiamos estos crímenes ocurridos en Paris con los periodistas de la revista Charlie Hebdo", comenzó Bonafini en un comunicado difundido en la página de Madres de Plaza de Mayo.
"Esta mañana me preguntaba: ¿por qué ante la matanza de Estados Unidos en Irak, en Yugoslavia, de diferentes tribus, de miles de muertes en diferentes guerras en donde se asesinó a mansalva en nombre de la paz mientras se hacía la guerra, los países no condenaron esta actitud?", cuestionó la referente en temas de derechos humanos.
"Los jóvenes mexicanos fueron asesinados por la lucha por la libertad y exigir juicio y castigo a los ejecutores de la matanza de Tlatelolco. Los pronunciamientos sobre esto fueron pocos y tibios. Miles de palestinos son asesinados por las fuerzas armadas israelíes y nunca se vio un repudio mundial ante esa masacre. Los palestinos luchan por vivir en libertad ya que son obligados a vivir como refugiados en su propia tierra", agregó..
Con ese pesimismo que me caracteriza, el día 8-1-15, a raíz de los sucesos de París, escribí el post que incluyo a continuación:
“Los hombres se miden por la cantidad de soledad que pueden soportar.
A mis soledades voy, de mis soledades vengo porque para estar conmigo me bastan mis pensamientos.
Sí, por supuesto, Niestzche y Lope de Vega tienen razón, el problema de vivir tan solo como vivo yo es que esta soledad cada vez se hace más grande y lo ocupa todo.
A veces, sólo a veces, parece que no estoy tan solo. Es mera apariencia.
Cuando escribo por aquí, algunas veces, pocas, algunos de mis lectores comentan algo que parece que nos acerca. No es verdad.
Casi nunca siento realmente la presencia de algunos de mis lectores conmigo.
Y creo sinceramente que la culpa es mía, porque no me he sabido expresar bien, porque no he logrado que ellos me entiendan.
Claro que sí, que, a veces, adopto posturas extrañas que se salen de lo habitual, como cuando defiendo lo que ocurre y ha ocurrido en Cuba y lo que está sucediendo y lo que creo que sucederá en China.
Mi soledad se debe a que en lugar de ser un viejo anclado en el pasado soy, a lo que parece, un visionario proyectado hacia el futuro.
Es por eso que, a veces, incluso entre los que parece que hemos pactado nuestra militancia con el compromiso futurista, me da la sensación de que, en mi carrera sin freno hacia el futuro, me he quedado solo, he dejado a todo el mundo detrás, y, claro, siempre hay que pagar un precio por ello y éste es la soledad.
No me importa, me gustaría precisamente que fuera al contrario, sentirme unido solidariamente con los que yo considero mis amigos, mis compañeros, mis camaradas.
Pero comprendo perfectamente que el precio de los que formamos las avanzadillas es precisamente éste de la soledad.
Si yo defiendo a Cuba cuando todo el mundo dice que aquello es un limbo retrógrado en el que no existe ni por asomo la libertad, es lógico que me quede solo.
Y aún más si lo que defiendo es lo que está haciendo China: luchar a muerte para derrotar al actual imperio, éste que nos está llevando a la miseria y a la ruina pero contra el que dicen que no se puede luchar si no es con las reglas que él mismo ha impuesto, pero que él no cumple.
Las reglas, ¿qué reglas? ¿Que él puede hacer lo que le dé la gana y los demás ser absolutamente escrupulosos con la moral?
No seré yo el que acepte semejante engañifa, no sé si es porque un día estudié Derecho y aprendí que las reglas, si quieren ser tales, han de serlo para todos y, si acaso, más que nadie para el que las impone.
O sea que para mi no vale decir, “eh, oigan, esto no puede hacerse porque es contrario a la moral universal” y, al propio tiempo, contemplar como él quebranta esa misma regla que él nos impone.
 Yo a ese juego no juego, en ese engaño yo no participo.
Si el Dios de los ejércitos ha dicho no matarás no podemos matar ninguno, ni siquiera el propio emperador Jones.
O sea que yo no puedo estar bombardeando todos los santos días en Irak, Siria y Libia a los que no piensan como yo y rasgarme las vestiduras si los mismos a los que yo bombardeo impunemente, fuera de las confortables fronteras de mi propia casa, vienen a hacer conmigo o con los míos, con mis amigos, con mis hermanos, con mis aliados lo que yo mismo estoy haciendo todos los santos días, lo que no significa ni mucho menos que lo que hacen esos enemigos míos a los que yo machaco diariamente está bien hecho, no, ni mucho menos, únicamente que tampoco está bien hecho lo que hago yo y que no puedo condenar sus represalias de la misma manera que no puedo condenar mis propios hechos porque, en buena ética, lo que debo de hacer es no hacer precisamente lo que hago.
No sé si me estoy explicando bien de lo que sí que estoy seguro es de que, otra vez, me voy a quedar más   solo que la una porque, entre otras cosas, lo que yo hago es esencialmente peligroso porque así como a Charlie Ebdo lo han arrasado a tiros unos tipejos que combaten unas caricaturas que nunca debieron de hacerse a tiros lo que es evidentemente una desproporción insuperable, no estoy yo completamente seguro de que a mi, algún loco de la extrema derecha me barra también a tiros por ser extremadamente izquierdista o más probablemente que un fiscal excesivamente susceptible crea que esto que ahora hago puede subsumirse bajo el tipo penal que hemos dado en llamar apología del terrorismo.
En cualquier caso, yo tampoco me voy a callar por puñetero miedo porque si lo hiciera a lo peor no podría dormir esta noche porque me consideraría lo que seguramente siempre he sido, un puñetero cobarde”.
Aquí acaba el post del 8-1-15, tal como lo escribí entonces y que no publiqué por puro, por asqueroso miedo.
¿Miedo, a qué? Todos los días, los que leemos la prensa nos enteramos de que a un tipo aguerrido que ha defendido algo que, bajo las leyes escritas y no escritas del imperio no se debe de defender, le han metido mano de alguna manera.
Porque ¿qúe se puede hacer en un país en el que se acaban de aprobar leyes tan represivas que prohíben realmente el ejercicio del derecho de manifestación imponiendo sanciones económicas tan exorbitantes que prácticamente arruinan al que se las impongan?
Ya he contado por aquí cómo recientemente el Ayuntamiento de Cartagena me impuso 18 multas por el aparcamiento de mi coche en la propia y puñetera puerta de mi casa, teniendo como tengo contratado con él el estacionamiento del mismo en la zona de residentes previo pago de 25 euros anuales.
Según la ley que regula los contratos administrativos, quedan excluidos de la misma aquellos en los que los organismos administrativos acuerden con los particulares la prestación de servicios pùblicos mediante el pago de un precio o tasa.
Era, pues, evidente, con toda la evidencia del mundo, que el pleito del Ayuntamiento contra mí por dicho motivo tendría que haberse ventilado ante la jurisdicción civil. Pues, bien, el magistrado de los contencioso administrativo de CT dijo que no, que la actuación del Ayuntamiento de Cartagena era la correcta.
Para los no peritos en Derecho, el caso no les parecerá, como lo es, una ilegalidad absolutamente flagrante, pero lo es. Y yo pregunto entonces ¿qué se puede hacer ante esta situación en la que los jueces hacen lo que los poderes públicos ocupados por miembros de un partido absolutamente canallesco le ordenan? En mi caso, ¿recurrir ante el tribunal inmediatamente superior que no sólo va a confirmar la sentencia de su inferior sino que, además, me va a imponer las costas de todos los procedimientos, de manera que a los 1.440 euros importe de las multas, se unirían los honorarios de abogado y procurador contrarios y las tasas judiciales, unos 7.000 euros más aproximadamente?
O sea que plenamente consciente de que tengo toda la razón, no puedo hacer nada porque, utilizando todos los recursos ante todos lo tribunales competentes españoles, podría llegar ante el Constitucional, donde el inefable Pérez de los Cobos, su Presidente, miembro con carnet y pago de cuotas del PP, junto al resto de magistrados del mismo nombrados igualmente por este partido, volverían a sentenciarme también en contra, imponiéndome las costas de toda esta cadena de procesos judiciales, lo que supondría para mi una auténtica ruina.
Dicho de la manera más simple posible: en España no hay ninguna clase de justicia por mucho que ese loco del juez Castro haya imputado a la infanta, por mucho que Garzón intentara seguir un procedimiento contra los crímenes del franquismo, por mucho que Elpidio Silva intentara meterle mano judicialmente al amigo de Aznar, Blesa, por sus continuos atracos a la economía de todos los españoles en Caja Madrid, hoy, Bankia. A estos jueces, locos de atar, se les ha dejado actuar hasta cierto punto para construir la coartada ante todos los tribunales de justicia internacionales, pero todo el mundo sabe que, aquí, en España no hay ninguna clase de justicia.
Entonces, ¿quién tiene los santos cojones de actuar como debe, es decir quién se atreve a escribir aquí y ahora que lo que acaba de ocurrir en Francia no es sino la directa consecuencia de lo que está  ocurriendo todos los días en Irak, Siria, Libia, Afganistán, etc.?
Esto sólo lo puede decir así, impunemente, un tío que además de tener los cojones como la copa de un pino no sólo vive en Cuba sino que, además, es absolutamente insolvente porque a cualquier otro que se atreve a decir la verdad sólo Dios sabe lo que le puede ocurrir.

11 comentarios:

bemsalgado dijo...

Hola José:

No estás solo.
Te he enviado un correo hace 3 horas.

Un fuerte abrazo.

eddie dijo...

“Nos casaron con la mentira y nos han obligado a vivir con ella; nos acostumbraron a la mentira y nos asustamos de la verdad”, Fidel Castro, bienvenidos a Borregomatrix, hasta a nosotros nos da temor a sacar determinados temas por evitarte broncas o discusiones desagradables en trabajo, familia, de modo que te vas autoaislando, curioso..estar así en el siglo XXI. Mi admiración por gente como usted o Willy Toledo. Don José, nunca caminará sólo, un abrazo

http://tenacarlos.wordpress.com/2015/01/10/a-quien-beneficia-el-terrorismo-un-articulo-de-isidro-lopez-miera/

Lo del video lleva cola

http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2015/01/a-eso-se-le-llama-un-balazo-limpio.html

Los que crearon, financiaron, entrenaron (Al Qaeda, ISIS…)y aplauden degollamientos, arrancamientos de corazón, pero claro era Siria o lugares incómodos para la elite criminal

https://twitter.com/jjg_7/status/553444173895200768

https://twitter.com/jjg_7/status/553444173895200768

Severiano Bocanegra dijo...

Todos los días me digo en algún momento y siempre me voy sorprendido y pensando"Diablos,éste hombre es increible,artículo diario y con una brillantez especial"intimista,profundo y sin pelos en la lengua,y todo te hace ser único.
No estás sólo José.Diariamente y desde diferentes lugares de España supongo que son muchos los lectores que les pasa como a mí y se preguntan lo mismo que yo."Voy a visitar Arcángeles a ver cómo me sorprende hoy,D.José".
No está sólo José.Nos tiene a mucha gentes pendiente de sus escritos y su persona que es muy grande de espíritu.Un saludo

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Gracias, bemsalgado, gracias, eddie, gracias severiano, ahora ya sé ciertamente que nunca he estado solo, como yo pensaba. Gracias, gracias, gracia.

bem ¿adónde me has enviado el correo?

en jlpalazon3@gemail.com no lo he encontrado.

bemsalgado dijo...

A estas dos direcciones que tengo tuyas:

de: Bem Salgado

para: Jose LOPEZ PALAZON ,


JOSE LOPEZ PALAZON



fecha: 10 de enero de 2015, 14:32

asunto: Absolverame a historia? Bástame coa absolución de López.

enviado por: gmail.com

bemsalgado dijo...


1.-

jlpalazon5@gmail.com

2.-

jlpalazon0@hotmail.com

bemsalgado dijo...

Pero si prefieres que te lo mande a otro e-mail, porque no tengas acceso a los anteriores, dímelo y repito el envío.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Sí, bem.mandamelo a jlpalazon3@gmail.com

gracoas

bemsalgado dijo...


Buenas noches, José:

Ya te lo he enviado.

Un abrazo.

eddie dijo...

Imaginad, a este se le olvida además que varios países occidentales y Turquia siguen comprando petróleo a precios irrisorios al Estado Islamico de los pozos robados que ocupan en Irak y Siria

http://buenasnochesporvenir.com/2015/01/10/imaginad-por-un-momento/

eddie dijo...

Tremendo

1) Toni Cartalucci

http://periodismo-alternativo.com/2015/01/11/terroristas-islamistas-titeres-controlados-por-occidente/

2) Manlio Dinucci

http://insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/15040-la-nueva-santa-cruzada

3)

http://insurgente.org/index.php/template/politica/item/15036-la-santa-transición-1978-numerosas-publicaciones-secuestradas-y-100-atentados-a-medios-y-periodistas

4) http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2015/01/nasrala-lo-tiene-claro.html

calificacion de las entradas