jueves, 1 de enero de 2015

Syriza, Podemos y sus posibilidades de subsistencia en el mundo actual

Partamos del inevitable Descartes, si pienso, luego, existo, el mal está tan bien hecho que es realmente invencible, luego la existencia del Diablo no necesita demostración puesto que el mal está ahí, invadiéndolo todo, dominándolo todo.
Y un riguroso racionalista me dirá, sí, usted ha demostrado la existencia del mal, que es necesariamente evidente, pero no que ese mal sea el resultado de una existencia anterior personal.
Y yo respondo: ah, ¿pero es que el mal, en el sentido de construcción humana, puede ser impersonal?
El problema es tan viejo que ya preocupó a Platón y a Sócrates en su célebre diálogo “qui custodiat custodes”, ¿quién vigila a los vigilantes?
Y, aunque no lo parezca, llegaron a la conclusión de que este problema es realmente irresoluble porque esos vigilantes que vigilaran a los vigilantes necesitarían, a su vez, otros vigilantes que los vigilaran a ellos y así “ad infinitum”.
Y es que nos hallamos ante esa terrible realidad que denunciaron esos dos formidables filósofos que son Tomás de Aquino y Hobbes, el hombre es un ser desfalleciente, según el primero, y un lobo para el hombre, según el segundo, pero quien mejor lo ha dicho, como es absolutamente natural, fue uno de los mejores poetas del mundo, Miguel Hernández, cuando afirmó me llamo barro aunque miguel me llame, barro es mi vocación y mi destino que mancha con su lengua cuanto lame, por lo que ahora sería absolutamente vergonzoso que yo, con mi brutalidad habitual, dijera eso de que el hombre no es más que una puñetera mierda seca pinchada en un palo.
Y todo esto para hablar un rato del FMI, Fondo Monetario Internacional y del  BCE, Banco Central Europeo.
Resulta que la canallería universal ha hecho crisis porque los plutócratas, con su insaciabilidad, han ido mucho más allá de los límites y la vida será esta espantosa mierda en la que todos nos movemos pero que también, por su propia naturaleza, tiene sus límites.
Porque, a pesar de lo que dijera ese formidable filósofo de la ciencia que fue Kuhn, las llamadas ciencias sociales se ven a menudo invadidas por las leyes de las ciencias auténticas, las ciencias físicas,  de modo que los canallescos financieros han apretado tanto las clavijas a las clases sociales que éstas, aún en su indigencia mental, no han tenido más remedio que explotar en Grecia con Syriza y Tsipras y en España con Podemos e Iglesias.
Sucede, pues, que el saco se les ha roto a estos avarientos y el capital  parte del capital, claro, amenaza con salírseles por el fondo del mismo.
Los pueblos griego y español parece que han dicho “basta” a sus canallescos dirigentes y están dispuestos incluso a inmolarse en las hogueras de un suicidio colectivo de tal manera que los poderosos no han tenido más remedio que echar mano a los mecanismos de urgencia, el Fondo Monetario Internacional, FMI, y el Banco Central Europeo, BCE, los supremos gendarmes de la ortodoxia económicofinanciera, en un intento desesperado de sofocar la rebelión de las indignadas masas, por usar los términos de Ortega y Gasset.
Pero ¿quiénes son y cómo operan estos sacrosantos FMI y BCE?
Quizá sea mejor y, desde luego, mucho más breve echar mano a quién eran y son sus actuales dirigentes:
Los penúltimos dirigentes del FMI no fueron ni más ni menos que Dominique Strauss Kahn y Rodrigo Rato.
¿Cómo se les ha quedado a ustedes el cuerpo?
Un cuasi convicto y confeso violador compulsivo e irredento y un aún más irredento y compulsivo estafador universal.
En cuanto al BCE la cosa aún es más sencilla porque su actual presidente, Mario Draghi, no era ni más ni menos que uno de los hombres de confianza de Goldman Sachs y este Banco fue considerado por los servicios pertinentes de los EE.UU. como uno de los causantes de la última crisis que nos aflige de manera que puede afirmarse sin temor a equivocación que los europeos hemos puestos al zorro a guardar a nuestras gallinas.
Es especialmente notable la intervención del Banco Goldman Sachs en todos los acontecimientos que llevaron a su situación actual a Grecia de manera que resulta incluso criminal que sea uno de sus dirigentes el que tenga ahora en sus manos la salvación de este desdichadísimo país, al que han amenazado tanto el FMI como el BCE con los mayores castigos del infierno si no son buenos niños y se portan bien.
El problema no es, ni mucho menos, baladí.
Primero, porque está directamente en juego el porvenir de uno de los pueblos más ilustres de nuestra civilización, y, segundo, porque en él se querrá escarmentar en cabeza ajena a todos esos otros países que, como él, se encuentran en una situación desesperada, entre los cuales, a pesar de lo que dice Rajoy, estamos también nosotros.
Y el problema ha sido creado concienzudamente porque los que ahora, precisamente ahora, dirigen Europa, Frau Merkel y los suyos piensan exprimir  hasta la muerte a los otros  para salvar a todos sus Bancos, que no se cansaron de otorgar a otros, créditos que era seguro que no iban a poder recuperar por las buenas.
De manera que Merkel y su esclavo, el BCE, dirigido por Mario Draghi, no tendrán inconveniente alguno en sumir en la miseria al pueblo griego, y al nuestro, si también le llega el turno, con tal de salvar al suyo.
O sea que las perspectivas son realmente terribles cogidos entre la espada que representa Rajoy con sus políticas restrictivas que están condenando a su pueblo a quiebras, desahucios y suicidios, además del hambre y la suprema miseria, y la supresión total de las ayudas de Merkel y sus instrumentos de coacción: el BCE y ése otro que ha hundido ya en la miseria, como es notorio, a todos los países que no han seguido al pie de la letra sus durísimas directrices, el FMI, como se hizo con Argentina y su famoso “corralito”.
O sea que la otra opción que hay, salirse de la UE e intentar subsistir como está haciéndolo el Reino Unido, disponiendo de su moneda nacional, la libra es una auténtica aventura que sólo Dios sabe cómo podrá acabar.
En cualquier caso, la situación es tan desesperada que yo no sé qué hará Podemos, si gana, si: no hacer nada drástico o definitivo, limitándose a seguir haciendo lo mismo que PP y Psoe sólo que echándole al asunto menos corrupción y desvergüenza, con lo que las reformas apenas si se notarán, o dar un golpe de timón definitivo,  salir del euro e intentar luchar con todos los recursos de la soberanía fiscal y financiera propia para salir a flote como están haciendo ahora mismo todos esos países del mundo que no forman parte de Europa.
De cualquier modo, lo importante es que ganen, porque con esta gente no se puede seguir, y en todo caso siempre nos cabrá el consuelo de vivir,al fin, en un Estado modernos en el que impere, sobre todo, como dice nuestra falaz constitución, la igualdad de todos los ciudadanos españoles.

9 comentarios:

Severiano Bocanegra dijo...

Un manantial de ideas que resultan muy probables en el futuro.Muy bueno José.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Gracias, severiano.

Un aabrazo,

Futbolín dijo...

José Luis Corral Lafuente
SIGO ESTANDO HASTA LOS COJONES…

Han pasado ya tres días de 2015 y sigo estando hasta los cojones de todos estos tipos indeseables con los que nos ha tocado compartir época y país; más o menos como a lo largo de todo el año 2014 (y el 2013, y el 2012, y…).
Tras una semana de “Feliz Navidad”, “Felices Fiestas”, “Feliz 2015” y demás, las cosas vuelven (en realidad nunca se fueron) a la amarga realidad que nos abruma.
-Estoy hasta los cojones de esta Justicia de mierda que permite que delincuentes como Blesa, Rato y demás cuadrilla de forajidos (los del saqueo de Caja Madrid entre otros muchos) sigan campando libremente por las calles de España, viajando a Suiza –sin que ningún juez les retire el pasaporte- cada dos por tres (será porque les gusta esquiar, supongo) y celebrando lujosamente las Navidades al abrigo de sus confortables mansiones (quizá pagadas con lo que han robado), mientras decenas de miles de preferentistas a los que engañaron, estafaron y robaron claman desesperados para que les devuelvan lo que fue suyo, ahorros de toda una vida de duro trabajo y esfuerzo que estos miserables salvapatrias se han llevado crudo a Suiza, a las Islas Caimán o a quién sabe dónde.
-Estoy hasta los cojones de que unos cuantos fiscales (el tal Horrach de Mallorca, por ejemplo) se pasen por el forro de sus caprichos –con el beneplácito cómplice del Gobierno- la Constitución Española (la que juraron o prometieron cumplir), y se conviertan –en atención a la mal entendida obediencia debida- en palafreneros del Poder. Y en vez de defender lo público, como es su obligación legal y moral, protejan a una infanta inane, como la tal Cristina de Borbón, alegando desconocimiento de lo que hacía su marido, el tal Urdangarín; es decir, proclamándola públicamente “tonta del bote”, y saltándose a la torera una máxima legal que parecía obvia: “El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiemto”.
-Estoy hasta los cojones de que un tipo como el ministro De Guindos, sí ese lumbreras que, con Aznar de presidente, ya fue secetario de Estado de Economía (el mismo que declaró en noviembre de 2003 -diario ABC- que “Es España no hay burbuja inmobiliaria, sino una evolución de precios al alza que se va a ir moderando con más viviendas en alquiler y más transparencias en los procedimientos de urbanismo”), siga al frente de la cartera ministerial de Economía de este país, posando en cada entrevista con la seriedad de los impostores, un personaje como él, reponsable directo de una de las mayores estafas finacieras de los últimos años, cuando era uno de los principales responsables en Europa de esa firma de filibusteros metidos a financieros que era Lehman Brothers.

Futbolín dijo...

-Estoy hasta los cojones de reformas fiscales, como la que se avecina para este año, en la que siempre pagan los mismos, los trabajadores de nómina y empleo por cuenta ajena, y los autónomos, mientras las grandes fortunas (amasadas a la sombra del Poder) ven cómo se rebaja notablemente su fiscalidad, en un acto más de injusticia social.
-Estoy hasta los cojones de que empresarios sin escrúpulos, al abrigo de la reforma laboral y con la manida escusa de la crisis, consideren que un trabajador debe cobrar 400 euros al mes por ocho horas de trabajo diarias, o diez o las que convenga; y si no te gusta, adiós muy buenas, que con el paro que se ha provocado siempre hay alguien dispuesto a aceptar esta nueva modalidad de esclavitud encubierta.
-Estoy hasta los cojones de que los jóvenes españoles no tengan a la vista ninguna esperanza de futuro, salvo que sean hijos de un ministro, amiguetes de un secretario de Estado, amantes de un alcalde o alcaldesa importante o correveidiles de los poderosos de turno.
-Estoy hasta los cojones de que la Sanidad pública ande en visos de convertirse en una carroña de la que se alimenten empresas privadas que sólo buscan hacer negocio con la salud de los ciudadanos, mediante la privatización de los hospitales públicos o de la gestión de los mismos.
-Estoy hasta los cojones de que un tipo con barba, gafas y cara de pasmo, que dicen que es el presidente de mi gobierno, mienta un día tras otro desde una pantalla de plasma, incapaz de afrontar con valentía y honor los problemas de un país que viaja a la deriva, sin más objetivo que sobrevivir un día más.
-Estoy hasta los cojones de nacionalistas de cartera (como Pujol y familia), que se llevan el dinero de todos a Andorra y a Suiza, alegando su excelso patriotismo, lo mucho que han hecho por su nación y los desvelos que todo eso les ha costado. Y todo ello falsificando la historia cuanto haga falta, y aferrándose a una bandera para ocultar sus miserias.
En fin, que a comienzos de 2015 sigo estando hasta los cojones.

eddie dijo...

1) Muy interesante(y los comentarios), el triunfo cultural del neoliberalismo. Marcos Roitman

http://www.eldiario.es/contrapoder/neoliberalismo-Estado_de_bienestar_6_304529563.html

2)

http://www.elplural.com/2015/01/03/la-infanta-pasa-a-la-ofensiva-y-dispara-contra-el-juez-castro/

3) Niño Becerra

http://insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/14918-2015-más

4) El churro ilustrado

http://www.paninicomics.es/web/blog/1/-/blogs/el-churro-ilustrado

Anónimo dijo...

Gracias Futbolín, gracias eddie. Gracias a todos.
Este foro ¡¡vive!!
Gracias y salud siempre eutiquio.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Gracias a ti también, querido anónimo de las 10`18

Un abrazo,

Futbolín dijo...

Anónimo un abrazo y feliz año.

Futbolín dijo...

PANORAMA EN GRECIA (RAMÓN LOBO en Infolibre.) Fragmento:

El 25 de enero de 2015 habrá elecciones anticipadas en Grecia. Como sucede en España, la hartura ha matado el miedo. ¿Qué pueden perder quienes lo han perdido todo? Una parte importante de la sociedad griega siente la necesidad terapéutica y urgente de dar un giro de 180 grados. La nueva utopía es escapar a la dictadura del ajuste.

Será la tercera elección en menos de tres años. De la primera, el 6 de mayo de 2012, salió un Parlamento ingobernable; de su repetición el 17 de junio surgió por fin lo que querían Bruselas y Berlín: una gran coalición entre los conservadores de Nueva Democracia y los socialdemócratas del Pasok, es decir entre los dos partidos que habían dominado la política desde 1974 y destruido el país.

Quedó fuera en esas dos ocasiones el movimiento Syriza, que al inicio de las dos campañas apuntaba alto en las encuestas, sobre todo en la segunda que estuvo a punto de ganar. Desde entonces son la segunda fuerza tras Nueva Democracia (equivalente al PP).

La presión exterior fue brutal, antidemocrática. Alemania y la Comisión Europea tuvieron una intervención decisiva en las urnas. No hubo disimulo en las formas. La amenaza era clara: si ganaba Syriza, Grecia podría ser expulsada del euro. Se acuñó el término Grexit, para titular mejor con la catástrofe en ciernes. Eran los tiempos de Merkozy, otro palabro que unía a Merkel y Sarkozy como pareja de baile.

En los medios de comunicación europeos hizo fortuna la advertencia pese a que no existe mecanismo de expulsión en los tratados y un hipotético regreso de Grecia al dracma hubiese sido catastrófico para todos, para Grecia y para el resto de la UE. Syriza nunca dijo que saldría del euro, solo que otro euro era posible.


Las últimas encuestas dan ventaja a Syriza. Un periodista griego amigo, Kostas Pliakos, me explica por correo electrónico que todo está abierto, que la campaña del miedo, que ya ha empezado, restará votos a este partido de izquierdas pero que esta vez va a ser difícil que pierda. Según la ley electoral griega, el partido ganador logra un plus de 50 escaños. Con ella se buscaba estabilidad y ahora es una losa para el bipartidismo agónico. Es muy posible que Syriza, si gana, que aún está por ver, necesite pactos. No tiene mucho donde elegir.

Una opción es lo que queda del Pasok, que a duras penas logrará representación en el Parlamento. En las elecciones europeas en mayo obtuvo un 8%, muy lejos de aquel histórico 48% que obtuvo en 1981, cuando los Mitterrand, y después Felipe González, llegaron al poder con mensajes izquierdistas que en poco tiempo quedarían licuados por el contacto con el poder.

calificacion de las entradas