martes, 10 de febrero de 2015

La conquista del Estado. La multiplicación de los panes y de los peces. Madre Coraje. La aporía del comunista.


Tienen razón, sí, los del chiste de las bicicletas y aquella ricachona que me reprochaba que yo, comunista, llevara a mi mujer enferma de alzheimer a una hospital de millonarios de Alicante. Relativamente, claro, porque el heroísmo no es exigible a nadie, a no ser que seas un Cristo, un Bertold Brecht o un Juan Luis Monedero.
Yo no sé realmente cómo fue Cristo, qué propósito era realmente el que lo guiaba, sí que sabemos que sus asesinos inscribieron sobre su cruz el famoso INRI, Jesús Nazareno Rey de los Judios, y sé también con toda la seguridad del mundo lo que se proponía Brecht cuando escribió Madre Coraje y todas las demás obras de uno de los repertorios teatrales más importantes de la historia, colaborar con todas sus fuerzas al triunfo del comunismo en el mundo, como ahora también sé lo que pretende Monedero, colaborar a la liberación de este país de las hordas esencialmente regresivas del más feroz de los capitalismos.
O sea que Monedero no es ese pérfido pesetero que se fue a Venezuela a enriquecerse rápidamente sino que lo hizo para asesorar a Chávez "et alteri" en el mejor camino para llegar al establecimiento de una sociedad comunista en sus países y que, por eso, estos países le subvencionaron con unas cantidades que él no ha aprovechado para enriquecerse personalmente sino para intentar la implantación aquí de un partido semejante a los que le habían llevado allí, o sea que Monedero no es como yo, un asqueroso pesetero incapaz de entregar todo lo que tiene a su causa, como me reprochaba la jodida rubia millonaria en el hospital de Alicante, la aporía del comunista, que debe de entregar todo lo que tiene a la sociedad sin esperar recibir de ella más de lo que necesite estrictamente, sino precisamente todo lo contrario, un comunista arquetípico que ha venido a aquí y ha invertido en esa tarea que se ha denominado Podemos todo lo que honradamente ganó allí con su trabajo.
O sea que Monedero es realmente un héroe en todo el sentido de la palabra y no un villano como ese canalla que lo persigue y denuesta continuamente, Montoro.
Lo que sucede simplemente es, y yo sí que lo puedo decir porque a mi no me lee casi nadie, más que los que piensan realmente como yo, o sea, los míos y éstos no van a propagar por ahí esta verdad incuestionable, echando a perder unas táctica y estrategia absolutamente necesarias a Podemos para ganar esa batalla que han emprendido para liberarnos a todos, porque, no lo olvidemos la política es el arte de lo posible y no sería posible ganar las próximas elecciones generales en un país como éste a pecho descubierto, gritando la verdad, porque son muchas, demasiadas, yo diría que realmente invencibles por su cantidad, todas las dificultades que se oponen para nuestro triunfo.
O sea que Monedero no es sino una especie de Cristo intentando multiplicar los panes y los peces para que se alimenten sus apóstoles, un Brecht invirtiendo todo lo que se sacaba en taquilla para continuar montando por todo el mundo esos maravillosos hitos del mejor teatro  comunista de la historia, un Hugo Chávez compartiendo con todos los que colaboran la labor de promover el triunfo universal del comunismo en el mundo la inmensa riqueza de los pozos de petróleo venezolanos, tarea ahora furiosamente atacada por esa universal conspiración de todos los paises petroleros del mundo, bajo las órdenes de Obama para intentar hundir precisamente a Venezuela y a la Rusia de Putin.
"Ecce homo", éste es el hombre. Descubrámonos ante un tipo capaz de darle a los suyos todo lo que ha ganado con su generoso esfuerzo.
Esperemos que algún día, todo esto pueda proclamarse a los cuatro vientos, cuando haya una libertad de prensa real y los periódicos, las radios y las televisiones sean realmente neutrales.
Una sola cosa más: he traído como ilustración a este post la imagen de Bertold Brecht para que pueda apreciarse la semejanza de aspecto entre éste y Monedero.

3 comentarios:

Severiano Bocanegra dijo...

Como siempre sorprendente tu sinceridad y lucidez.Gracias.

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

A ti, Severiano, a ti.

Un abrazo,

Futbolín dijo...

UN ARTICUO MAGISTRAL DE ROSA MARIA ARTAL
Falciani contra la corrupción, la jauría contra Monedero
Fragmento:
Ha calado la idea de que los ricos, “la gente bien”, pueden defraudar impuestos por derecho. Es lo natural. El conservadurismo español que tenemos al mando ni se lo cuestiona, según los indicios. La clave está en ese sector de la sociedad española que en el fondo se siente muy cómodo con la bota en el cuello: le evita el problema de pensar. Ese que se deja llevar del ronzal o que camina obediente en manada cuando los guardianes le conducen al establo o al matadero. Algunos ni son conscientes de ello.
De antiguo se ha hablado de la envidia como uno de los peores defectos de los españoles, uno de sus “pecados capitales”. Las cabezas visibles de Podemos son profesores y visten en Alcampo, los ven como sus iguales. Y los iguales no pueden destacar. Han saltado también a dentelladas como los perros que les acotan. "Faltaba más, con lo que presumían", es el principal argumento.

http://www.eldiario.es/zonacritica/Falciani-corrupcion-jauria-Monedero_6_354924525.html

calificacion de las entradas