sábado, 21 de marzo de 2015

Sacrilegio, herejía o blasfemia



Estoy harto de vivir en una sociedad esencialmente hipócrita. Entre una gente, "ubinam gentium sumus", que busca y rebusca la mejor manera de no pagar al Fisco, como todo hijo de vecino, porque considera que lo que éste hace es llevarse crudo lo que a él le ha constado tanto ganar, lo que le pertenece por derecho de trabajo a él y a los suyos, pero que, cuando lo de pagar a Hacienda se refiere a los otros, entonces, sí, se rasga todas las vestiduras y grita "a la cárcel, coño, a la cárcel con ese jodido sinvergüenza que nos está robando a todos, sobre todo a mi".


Cosas de la vida moderna, pero hoy día uno de los profesionales más buscados, si eres realmente bueno, es el asesor fiscal porque con un estudio de mierda puedes conseguir que tu cliente se ahorre miles de millones, si se trata de una gran empresa, de modo que imagínate si eres el mejor de todos los asesores fiscales del mundo, imaginate que la persona que te va a asesorar a ti no es ni más ni menos que el mismísimo ministro de Hacienda, insuperable, ¿no?

Pues eso es lo que ahora mismo está sucediendo en España, que el ministro de Hacienda, hoy, en activo, tiene ni más ni menos que la mejor consultora del país al aparato, una consultora de nada, que el pasado ejercicio ha liquidado más de 6 millones de euros de beneficios.

La trampa es tan sencilla que da vergüenza incluso describirla: todo este país es una inmensa cueva de latrocinio, donde la gente importante pasa de la empresa privada al gobierno con la mayor tranquilidad del mundo. Lo llaman las puertas giratorias.

 Y así nos encontramos con que todos los ministros y jefes de gobierno sin excepción pasan de sus omnipotentes despachos oficiales a los consejos de administración de las más grandes empresas.

Esto es tan denigrante, tan abusivo, tan intolerable que ellos mismos, los gobernantes cuando ocupaban todavía el poder legislativo se cuidaron muy mucho de establecer la trampa que pareciera santificar sus denigrantes conductas: legislaron que nadie podría ir directamente de la Administración a las empresas  sin pasar por un período de carencia de 2 años.

Dos años, el tiempo en que, si te descuidas, das la vuelta al mundo o disfrutas de unas bien ganadas vacaciones. Como si uno no pudiera trabajar en una empresa sin tener que pasar todos los días por el puñetero despacho. Joder, pero ¿es que de verdad se creen que somos niños o idiotas?

De esta manera el actual ministro de Hacienda ha podido hacer ya 2 veces el viaje de la Administración del Estado al sólido sillón de su despacho, en la que parece que es la mejor empresa de consultoría fiscal de España, cómo no lo va a ser si la cúpula del ministerio de Hacienda  va y viene de la consultora al ministerio sin solución de continuidad porque esos 2 años teóricos no son nada que feliz la mirada, etc., aqui puede seguir todo el tango.

Es absolutamente indignante que un día Montoro esté exigiéndole a Monedero que pague sus impuestos de la manera en que le sea más gravosa a él, Monedero, dicho pago y más beneficiosa para la comunidad, tal como es debido, desde su atalaya del ministerio, y, al día siguiente, nos diga a todos que el PP no tiene que pagar impuestos por las donaciones ilegales que le hagan sus interesados contribuyentes porque el PP es una organización sin ánimo de lucro.

Y cuando un juez le exige que le entregue un informe sobre la cantidad a satisfacer por dicho partido en virtud de tales donaciones él, el inefable Montoro, primero, se niega rotundamente a presentárselo, y, después, cuando el juez le dice que lo procesará por desobediencia o por obstrucción a la justicia, y el Psoe amenaza con reprobarle a él y a su jefa, la Vicepresidenta Santamaría, los dos asoman sus cabecitas de cerditos ahítos de la sangre de todos los españoles de bien y  nos dicen que ninguna porque el PP no tiene nada que pagar nunca ni por las donaciones legales ni por  las ilegales porque el PP es exactamente igual que Cáritas.

Y para que la gente aprecie adecuadamente lo que el tío dice, Montoro afirma ni más ni menos que él es católico practicante.

Inmediatamente a mi se me han encendido todas esas bombillas que apenas si iluminan ya mi cerebro: Montoro, al igualar al PP con Cáritas ha cometido uno de estos horrendos pecados que puede realizar el católico:

"Sacrilegio: m. Profanación e irreverencia con lo sagrado o lo que se tiene por sagrado

Herejía: f. Creencia o doctrina contraria a los dogmas de fe establecidos por una religión: fue acusado de herejía por negar la virginidad de María.


Blasfemia: expresión injuriosa contra Dios o las personas o cosas sagradas".

O sea que, a partir de ahora, Montoro, el católico practicante, puede ser tildado de sacrílego, hereje o blasfemo.

Que elija.

(Perdón, pero no puedo evitar estos cambios de tipografía)

4 comentarios:

eddie dijo...

1) http://periodismo-alternativo.com/2015/03/21/monsanto-ucrania-y-el-fmi-el-trasfondo-de-un-conflicto-belico-2/

2)

http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2015/03/anthony-lake-abducido-en-cuba.html

3) ¿De qué sirve votar?

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=196784

4) http://periodismo-alternativo.com/2015/03/21/expertos-financieros-de-todo-el-mundo-advierten-vamos-camino-de-la-tercera-guerra-mundial/

5) http://insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/mundo/item/16066-¿busca-el-terrorismo-promover-la-islamofobia?

6) En mi opinión, dos excelentes escritos de Suso del Toro

http://www.eldiario.es/zonacritica/franquismo-estructural_6_365423494.html

http://www.eldiario.es/zonacritica/Madrid-espectaculo-problema_6_367873246.html

Futbolín dijo...


A ver si es verdad……
El cambio es irreversible
http://blogs.publico.es/otrasmiradas/4236/el-cambio-es-irreversible/

Fernando Mora dijo...

El neoliberalismo que ahora está con su yugo aplastando a Europa tiene en eso que llaman España el terreno abonado. Y es que aquí es desde tiempo ha, creo que el Lazarillo de Tormes lo resume perfectamente, signo de "pillería" "inteligencia" etc, el no pagar, entre otras cosas, al fisco.
Así que los de arriba ya ni se cortan un pelo viendo que además, como hemos podido comprobar por enésima vez en las elecciones andaluzas de ayer, encima van y les votan en masa.
Realmente que no me puedo explicar que por muchas redes clientelares que puedan existir, y existen, por mucha desinformación y manipulación que haya, siga la gente dando con su voto el apoyo masivo a toda esta gentuza.
Quizás sea también un poco por lo que digo más arriba. Y es que la gente así en el fondo es admirada y los habrá, y temo que no pocos, que en el fondo de su alma, o a pecho descubierto los más osados, digan que bueno, que si ellos pudieran y supieran, pues también lo harían.
A fin de cuentas, el individualismo y la insolidaridad capitalista también es Marca España

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Totalmente de acuerdo, Fernando.

Un abrazo,

calificacion de las entradas