martes, 26 de mayo de 2015

Arcángeles endemoniados




Llevo siglos diciendo por aquí, por estos blogs del demonio, que no tenemos nada que hacer mientras no desactivemos a los jueces y a la Constitución.
 
A los jueces, es muy difícil, pero posible, a la Constitución es sencillamente imposible porque de eso se encargó personalmente Fraga, cumpliendo el mandato inexorable de Franco: hay que dejarlo todo atado y bien atado, trasunto de la máxima lampedusiana, es preciso que todo cambie para que todo siga igual y lo hizo de tal manera que, para tocarla, tiene que ponerse de acuerdo todo Dios y eso es absolutamente imposible, de manera que tenemos las manos atadas para siempre.
 
Se trataba, pues, de que España ingresara en el Club de los Constitucionalistas por la  puerta grande, adoptando una Ley de Leyes que atara de pies y manos todo intento no ya de revolución sino de justicia social, traicionándose a sí misma cuando dice eso de que España se constituye como un Estado democrático, social y de Derecho.
 
Ustedes ¿han visto la cara de ese tipo que preside el Constitucional, el tal Pérez de los Cobos? 
 
Búsquenla por ahí y échenle un vistazo.
 
Es un rostro en el que se refleja toda la capacidad del personaje, para enfrentarse con una disposición legal proclamada por la Comunidad andaluza, la que, según ellos mismos dicen, para denostarla, es la comunidad con más pobreza de Europa, a fin de proteger a todos esos desheredados del mundo que sufren como último abuso, como último escarnio, el de verse expulsados de sus hogares a palos de los cipayos sólo porque los azota  la desgracia de no tener para pagar el alquiler o el plazo de la hipoteca.
 
Y lo que más me indigna es que todos estos tíos, además de unos tíos sin alma, son también unos perfectos meapilas.
 
Yo he estudiado, como todos ellos, Derecho en una Facultad universitaria.
 
Y lo primero que me enseñaron mis maestros, entre ellos, Enrique Tierno Galván, es que la Justicia es el arte de dar a cada uno lo suyo, “suum quoque tribuendi”, según ese augusto Papa del Derecho que es Ulpiano.
 
¿Qué es lo suyo, lo de ellos, lo de todos esos desheredados de la fortuna que ahora, inapelablemente, porque no se puede ir en España más allá del Constitucional, van a sufrir irremediablemente que los cipayos del Régimen los saquen de sus hogares tirándoles de los pelos?
 
¿Qué es lo de ese niño gitano de 7 u 8 años que contempla asombrado como unos hombres fuertemente armados apalean a su padre y a su madre que son más buenos que el pan y los echan a la calle desde su propia casa, desde ese trozo de espacio que habían conseguido construir con años y años de trabajo, sólo porque han perdido su empleo y no tienen no ya para pagar el alquiler y el plazo hipotecario sino tampoco para darle a él, pobre e indefenso niño, de comer?
 
¿Cómo puede ese tío  presidir impunemente un tribunal que ha decretado que lo que la Comunidad Autónoma ha legislado para dar apoyo legal a todos esos jueces que no quieren decretar el lanzamiento a la puta calle de los pobres niños andaluces hambrientos y desconcertados que no pueden comprender lo que ocurre y por qué aquellos hombres, tan fuertemente armados, apalean a sus padres se va a la puñetera mierda porque a él, personalmente, se lo ha ordenado su jefe de partido, Rajoy, porque el susodicho presidente es miembro, con el carnet en la boca, del PP?
 
Luis García Berlanga, en El Verdugo,  nos narró la tragedia de aquel pobre hombre, Hugo Tognazi, que se resistía hasta más allá del cualquier límite a cumplir su deber profesional de dar garrote a un condenado a muerte por el régimen franquista.
 
Estos egregios jueces no están tan agobiados por la vida para no decidirse a sentenciar de acuerdo con sus propias conciencias y no con los artículos de esa canallesca Constitución que nos legó Fraga por mandato expreso de su propio dios, Franco.
 
Ojalá exista Dios, porque entonces, todos estos jerifaltes desalmados pagarán todo el mal que están haciendo a niños absolutamente indefensos.
 
 
 
 
 

1 comentario:

Futbolín dijo...

Venga ya coño¡¡¡ quiero alegría, jajaja

Parodista Degital
El PP ha sido la fuerza mas votada.

Nos lo repiten hasta en los dibujos animados pero, con ello presente, el pánico que se respira en las filas populares se podría cortar con una motosierra.

Que uno de cada cuatro españoles haya votado PP, en esta tesitura política, es una debacle electoral; Nada que ver con el 2011, donde dos de cada cuatro españoles que votaron lo hicieron para apoyar a Mariano, o para castigar a ZP.

Aguirre sale por peteneras y ofrece la alcaldía a Carmona, solo a condición de que no gobierne Carmena.
No es porque Carmena sea ultraizquierda radical, ni porque sea antidemocrática, ni ninguna de esas mamandurrias que pone como excusa para vender su alma; Es solo que sabe que lo pueden hacer bien, y que van a sacar la mierda de debajo de las alfombras, y los muertos de los armarios, y eso, a Aguirre, no le hace ni puta la gracia.

En otro frente, a Mariano se le revelan los barones y le llaman ciego, a sabiendas de que, con semejante engendro en cabeza, ni la virgen del Rocío les libra de pasar al grupo mixto en las venideras generales.
Mariano, entre tanto, sigue buscando en el Marca y en el AS los resultados electorales, a ver si los han puesto entre los de la liga argentina de fútbol y los del master de golf de Bangladesh.
En el universo paralelo-s en que flotan Rajoy, la Cospe, Hernando, Floriano, Fétida Báñez y Floriano no ha habido elecciones, solo un ruido lejano, casi imperceptible, al que no hay que hacer ningún caso.

Luego, allá por Septiembre u Octubre, cuando la jodida realidad se les estrelle en los morros, ya les llegará el momento de parafrasear a la foca monje valenciana, la Irrita Mascletá, y diran, con principios de infarto "¡¡que hostia, QUE HOSTIA!!...

calificacion de las entradas