sábado, 30 de mayo de 2015

Respondiendo a bensalgado



Ayer, cuando escribía mi post, El 15M y Podemos, lo inicié recordando a futbolín y eddie y olvidando a otros colaboradores y amigos  no tan frecuentes como aquéllos, bemsalgado y Fernando Mora, con quien tanto quiero.

Es mi manera de ser y de trabajar a base de impulsos y muy poca meditación ya que bemsalgado y Fernando llevan ya muchos años trabajando conmigo y a ambos debo mucho más de lo que pueda pagar porque quizá, sin ellos, yo, ahora mismo, no estaría aquí escribiendo esto porque me habría derrotado la total soledad.

En fin, creo que ellos, porque me conocen hace ya algún tiempo saben cómo soy y que ellos, junto con mi querida corazón rojo, forman parte entrañable de mi mismo.

Bemsalgado, en comentario a mi post de ayer, nos traía por aquí el post de un bloguero al que estimo muchísimo, tanto que fui yo el que lo llevó hace ya algún tiempo al blog de bem.

Bem, que no da puntada sin hilo, y que no se casa ni con su padre, cuanto menos conmigo, lo trae porque Lucas León Simón, que así se llama el bloguero del que hablamos, expone su opinión sobre el 15M que no es que discrepe de la mía sino que es absolutamente contrapuesta.

Como suelo hacer cuando trato de rebatir algo, consigno a continuación el texto que impugno:

“Es bastante probable que la historia de nuestro país tenga reservado un especio singular a algo que nadie llamó “primavera española” ni tuvo una épica basada en claveles floreciendo en el hueco de los fusiles, pero que ahora, que han pasado cuatro años, ha cobrado, tras las elecciones municipales y autonómica de ayer, todo su real alcance de convulsión social y política.

Si me preguntarán, ¿quién ganó las elecciones de ayer?, no encontraría una mejor y quizás única respuesta que: el 15-M.

El resultado en las grandes ciudades del país, en algunas autonomías, en millares de pueblos viene a significar una respuesta sistemática a quien creía que aquel movimiento social, ético y regenerador de un país corrupto, enfermo de desgracia y de mentira, se había obviado por los avatares políticos y por la amnesia inducida a sus saqueos y  estafas.

El partido del poder y de sus prácticas mafiosas ha perdido dos millones y medio de votos, el segundo eje o soporte de un colosal engaño democrático llamado “ejemplar transición española”, ha perdido setecientos mil. Entre los dos más de un 13 % de su electorado.

Entre la obviedad y la mentira, ambos se dan a sí mismos por “ganadores”, aunque uno haya perdido todas sus mayorías absolutas, la mitad de la posibilidad de gobernar en los gobiernos regionales donde se lucraban y el batacazo de sentir el olvido y el rechazo ciudadano en las grandes ciudades del país.

Y el otro se jacta de “recuperar espacios”, que sólo los tendrá, provisionalmente, en alianzas con los que ha pretendido ignorar, ningunear o insultar.

La falta de capacidad de análisis y de autocrítica parece eximia. Nadie sabe si Mariano Rajoy sigue vivo tras la noche electoral de ayer, Aguirre, Cospedal y Fabra van camino del desguace, un esperpento en forma de pulpo o sapo que gobernaba Valencia, del geriátrico,  y el país se llena de “Ahora Madrid”,  “Barcelona en comú” o de “Mareas” que limpian y arrasan los infectos muros y mayorías.

Y lo que es más importante, se ha  llenado de voluntades ciudadanas, de decisiones colectivas, de asambleas deliberantes, de empoderamientos de la gestión pública, de luz y de taquígrafos.

No es que los ciudadanos, votantes del 25 de mayo, hayan mandado a hacer calceta a un millar de chorizos al vino y embutidos en sus ocultas cuentas suizas, y a los que estaban detrás, es que sólo acaban de coger la escoba para acabar con este ortigal, con la cueva de Alí Baba, que nos saqueaba y expoliaba, sino con la decadencia moral y política que ambas implicaban.

Esto es sólo el principio. Por lo pronto se han acabado las imposiciones, los dicterios y los decretos leyes en favor de la banca y los empresarios amigos. Vendrán más cosas en forma de comisiones de investigación, de procesos, juicios, cárceles y condenas.

Vamos a acompasar la voluntad al zotal. El escaño al insecticida. El debate a la salud.

¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar!”.

https://lucasleonsimon.wordpress.com/2015/05/25/un-analisis-electoral-cogido-a-la-escoba-y-al-zotal/

No hay siquiera un intento de demostración de que todo lo que sucedió en las elecciones del pasado domingo sea producto del 15M.

Incluso Lucas dice que, algún día, cuando se haga formalmente la historia de este período de nuestra vida política es seguro que se dirá que ha sucedido lo mismo que cree él.

Pero esto está muy lejos de la realidad. La realidad es que de aquellos polvos no han venido estos lodos de ahora mismo sino que de aquella efervescencia callejera resultó todo lo contrario de lo que él propugna.

Lo que entonces había sobre la mesa ni siquiera se parece a lo que hay hoy, aunque todo lo que ahora ha aflorado estaba soterrado bajo las alfombras.

A fuer de sinceros y realistas, hay que reconocer forzosamente que quien gobernaba entonces era el Psoe y su abominable crimen no sólo terrible sino imperdonable era haber conseguido acumular casi seis millones de parados.

Todo lo demás, incluso el hecho, éste si forzosamente incontrovertible, de que a los indignados se les permitiera, como ahora mismo no se ha hecho, reunirse y acampar “sine die” en la más ostensible de las plazas de España, o sea en el propio corazón del sistema, nos muestra a fuer de sinceros, la enorme distancia que hay entre aquellos polvos y estos lodos de hoy.

Ahora, hoy, lo que con una realidad también incontrovertible, tenemos es una nueva Ley Mordaza, absolutamente fascista promulgada con mayoría absoluta en unas Cortes con una de las mayorías más absolutas de su historia, gracias, eso, sí, al aplastante resultado de la elecciones que se produjeron inmediatamente después de aquellas maravillosas ocupaciones o manifestaciones.

Pero, sociológicamente, hay que ser muy rigurosos si no queremos hundirnos nosotros mismos espontáneamente en el error.

Lo primero que hay que establecer es la metodología. Se trata de no dejarse llevar por la apariencia sino de llegar indefectiblemente a la verdad.

Y no podemos olvidar cómo definieron la verdad los auténticos filósofos: “adequatio rei et intellectus”, la conformidad del intelecto, de la razón, con la cosa.

Lo que predominó en aquellas asambleas no fue ni mucho menos la izquierda porque la izquierda no fue la que ganó las elecciones subsiguientes e inmediatas, ganó por goleada la derecha, ¿ergo?

Nos estamos acostumbrando a falsearlo todo.

Todos queremos ser los hijos legítimos de la revolución, tanto que incluso hemos inventado la mayor de la “contradictio in terminis”, la revolución conservadora.

Todos proclamamos, desvergonzadamente, nuestra verdad pero la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero.

Si el 15M fue una revolución auspiciada por los indignados, quien realmente la ganó fue la derecha y, si no, que repasen aquel terrible mapa teñido de azul gaviota.

De modo que no debemos permitir que nos engañen, ni siquiera Podemos.

Si Podemos estaba realmente allí, no se nos ha demostrado con fotos fidedignas su presencia, ellos no fueron los que ganaron sino los que perdieron, de manera que no podemos falsificar la historia.

1 comentario:

eddie dijo...

1) http://www.mundodesconocido.es/han-lanzado-una-bomba-nuclear-sobre-yemen.html

2) http://canarias-semanal.org/not/16223/venezuela-por-que-son-impunes-los-medios-que-incitan-al-asesinato-politico-/

3) http://kaosenlared.net/el-castigo-de-julian-assange-estar-condenado-sin-haber-sido-acusado/

4) http://insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/imperio/item/16851-“pilotos-de-eeuu-no-estamos-autorizados-a-bombardear-a-daesh”

5) http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2015/05/por-que-no-te-callas-mierdecilla-de.html

6) http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2015/05/susana-la-percherona-apuesta-por-el-pp.html

7) http://www.yometiroalmonte.es/2015/05/28/arantza-quiroga-pp-vasco-acabar-terrorismo-hemos-quedado-alguna-manera-desnudos/

8) http://play.cadenaser.com/audio/000WB0886720150530101746/entrevista-a-lolo-rico/

calificacion de las entradas