sábado, 4 de julio de 2015

Apuntes de geopolítica o el Emperador silencioso



Parece como si en la crisis griega se hubieran agotado ya todos los temas y quizá quede por tratarse el más importante de todos.
 
La Unión Europea, UE, es uno de los más eficaces aliados estratégicomilitares de los Usa, pero, comercialmente es uno de sus potenciales rivales.
 
Pero no es de eso de lo que yo quiero escribir hoy.
 
Si Grecia pierde el referendum y la argolla se aprieta más a su cuello, bajo las presiones no santas de países como España, cuyos intereses de pútrida politica son contrarios a los suyos, es posible que este sacrificado país mire hacia otras latitudes cuyos intereses no sólo sean absolutamente contrarios a los de la UE y los Usa, sino que se hayan muy interesados en lograr enclaves geopolíticos de cierta importancia que compensen de alguna manera todos esos que los EEUU establecen cotidianamente alrededor de sus potenciales enemigos.
 
Grecia ha hecho ya un par de amagos, ha ido a Rusia a visitar a Putin, que está soportanto un feroz ataque geoestratégico en Ukrania.
 
Si Grecia se decide a andar por su cuenta en el concierto mundial, su acercamiento a Rusia le resolverá íntegramente por lo menos uno de sus graves problemas, el energético.
 
Si Rusia y Grecia firman una “entente cordiale”, los griegos pobres, o sea, la inmensa mayoría, no volverán a pasar ya más frío en invierno, y la corriente turística rusa en lugar de encaminarse a países como España e Italia puede quedarse mucho más cerca.
 
Pero no es eso lo que preocupa al emperador silencioso, allá, en Washington.
 
Según dicen los cronistas, para atacar a Grecia, en lo único en lo que este desdichado país no ha ahorrado es precisamente en el aspecto militar.
Y en lo que sus contraaliados, FMI, BC y UE, màs aprietan es precisamente en esto: en que se dejen de destinar recursos económicos a la ardua tarea de armarse.
 
Y aquí es donde aparecen las soterradas discrepancias entre la UE y los Usa.
 
El emperador silencioso no quiere que Grecia se decida por Rusia como su principal aliado porque eso alteraría esencialmente el statu quo de la zona.
 
Pero es que más allá, pero no tan lejos como a primera vista parece, está ese otro personaje político silente: China.
 
Grecia podría ser una excelente cabeza de puente para la penetración del gigante asiático en la zona.
 
Y esto tampoco le gustaría nada al emperador silencioso, que todavía no ha dicho su última palabra sobre el conflicto actual pero que cuando lo haga su opinión será decisiva.
 
 
 
 
 

1 comentario:

Futbolín dijo...

Ahora la fiera de los mercados, o sea el fascismo internacional y sus élites, hablemos con propiedad, están rabiando por el resultado de un referéndum ejemplarmente democrático y van a intentar putear todo lo que puedan, si bien Obama no quiere que se empuje a Grecia hacia los poderes de Oriente y visto que parece ser que el pueblo griego los tiene muy bien puestos tendrán que hilar mas fino, la lucha de clases no cesará ni hoy ni posiblemente jamás.
El fin de la Historia escribía el fantoche de Fukuyama, la historia no ha hecho más que volver a empezar y así ha sido y será desde la noche de los tiempos hasta el fin de los mismos.

calificacion de las entradas