martes, 14 de julio de 2015

Atado y bien atado




Tribunal Supremo


                                                                        Tribunal Constitucional

-Si pudrimos a los jueces y al propio tiempo imponemos el dogma de que son ellos los que establecen la verdad filosófica no cabrá duda alguna de que lo hemos dejado todo atado y bien atado.

Y el gallego, Fraga, miró a los ojos al otro gallego y dijo:

-Esté tranquilo, Su Excelencia, que ya me encargo yo de todo ello.

Y así se montó todo este tinglado en el que los delincuentes de cuello blanco campan por sus respetos con la absoluta seguridad de que allá, en el fondo, pase lo que pase, esperan el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, de modo que a Botín se le inventará una nueva doctrina jurisprudencial que impedirá que se le condene por haber creado y vendido como rosquillas un producto financiero que quebrantaba directamente la legislación fiscal.

Como es lógico, la llamaron la doctrina Botín y establece que la condena al encausado no puede prosperar nunca si la única acusación que persiste en juicio es la popular, diga lo que quiera ese panfleto constitucional que afirma que en España la justicia emana del pueblo, palabra ésta de la que se deriva el adjetivo “popular”.

Irrisorio, ¿no?

Pues, ahora, presencie usted una de esas tertulias de la Tv en la que se sustenta el dogma infalible de que la verdad no existe si no la santifica inapelablemente un tribunal, mientras que allá, en el fondo, esperan pacientemente que llegue hasta ellos la causa, el TS y el TC.

Pero da la casualidad de que el TS lo preside un tal Lesmes, que, al propio tiempo encabeza igualmente el CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL, CGPJ, que qué casualidad, otra vez, no es ni más ni menos que el tipo que ha elegido el poder legislativo, que no es sino el poder ejecutivo que gana las elecciones generales y ocupa la mayoría del Congreso de los diputados, de manera que aquella ensoñación de Montesquieu de la división de poderes ha devenido en el Régimen español en una total identificación de los mismos.

Pero es que, además, todos los jueces de España son “manejados” con el palo y la zanahoria, como él mismo dijo, por el tal Lesmes, de tal manera que premia a los obedientes y expulsa a las tinieblas exteriores a aquellos que no cumplen con lo que él les ordena.

De modo que el poder ejecutivo a través de su plasmación legislativa en el Congreso, designa a los componentes del CGPJ, que, a su vez, nombra y designa, premia o castiga, a todos, absolutamente todos los jueces de España, de manera que tanto el TS como el TC, máximos órganos jurisdiccionales del país, ante los que acaban definitivamente, en última instancia, todos los juicios que se producen en el mismo, no son sino una delegación del poder ejecutivo, o sea, del inefable Rajoy por eso él  afirmaba categóricamente que nunca se delcararía judicialmente que los miembros del PP no son inocentes. Y ahí están, todos los días, las sentencias judiciales para confirmarlo.

“Ergo” es el poder ejecutivo, o sea, el inefable Rajoy, por cierto hijo del presidente del tribunal que juzgó el caso del aceite de Redondela, el que hace y deshace en todos los asuntos litigiosos de España, de manera que, ahora, como se admite como dogma de fe en todos los foros periodísticos y en todas las tertulias radiofónicas y televisivas del país, la verdad filosófica, la verdad verdadera es y será la que Rajoy determine que sea.

¿Cómo se les queda a ustedes el cuerpo?

De modo que ya pueden cantar misa todos los grandes comentaristas del mundo, ya puedan coger con las manos en la masa a todos esos ladrones que nos roban todos los días, contando en los taxis y por las esquinas los cuantiosos productos de sus robos, que todo quedará en agua de borrajas, porque aun cuando haya por ahí algún juez despistado que todavía no se haya enterado de qué va la cosa que, con todas las precauciones del mundo, y cogiéndosela con papel de fumar,  haya establecido que el PP sólo es responsable a título lucrativo que de ninguna manera penal de los latrocinios realizados por todos sus miembros, allí, en la 2ª instancia o, si no, en los TS y TC esperan tranquilos los hombres designados directamente por Rajoy para afirmar tajantemente que el PP es el partido más limpio del mundo, de manera que todos los tertulianos y todos los periodistas no tendrán más remedio que admitir que no hay ninguna prueba judicial de que el PP haya hecho nunca el menor chanchullo.

Que es lo que se trataba de demostrar, tal como aquel gallego insigne, Franco, le encargó a otro que no lo es menos, Fraga.

Porque todo está, por siempre y para siempre, atado y bien atado.




3 comentarios:

Futbolín dijo...

Euroclaridad
Rafael Poch
La canallada a la que asistimos nos hace un poco más lúcidos. La crisis de la UE no ha hecho más que empezar

Se trataba de castigar un desafío. Un desafío a la estupidez económica y sobre todo al principio de autoridad. Ahogar una quijotesca manifestación de dignidad para evitar el ejemplo. « No duden que la respuesta al referéndum será implacable », « Prepárense para el circo mediático que se avecina », escribimos el martes. Con « Grexit » o sin él, es lo que ha ocurrido. Pero, ¿a qué precio ?
Merkel ha salvado la cara ante el mayoritario sector de su opinión pública que cree en la leyenda de que la crisis es resultado del exceso de gasto social y de la mala administración de gobiernos manirrotos. Esta leyenda ofreció a « los griegos » como nuevos judíos. Con ella la Quinta Alemania tejió un mito para canalizar el enfado social y evitar una puesta en cuestión del sistema euro y del casino en general.
Con ese « los griegos », el nacionalismo alemán se ha retratado como lo que siempre fue : un asunto étnico y supremacista que alimenta la imposición y el dominio. Hoy muchos europeos regresan a la vieja idea de que es imposible una relación igualitaria con Alemania.
En la sala de tortura de Grecia, Francia representaba el papel de « policía bueno ». Funcionarios franceses ayudaron al gobierno griego a redactar los términos de su gangsteril capitulación. Hollande ha ejercido de « collabo », pero se alineó con fuerzas extraeuropeas, el FMI y el gobierno de Estados Unidos, para moderar a Merkel y su siniestro ministro. El Presidente ya ha comenzado la campaña de su reelección (2017) y apostó por la oposición al Grexit, una manera diferente de participar en el castigo. Sin embargo, esa diferencia y su recurso a los de fuera agrietan el mito del « eje franco-alemán ». Con Grecia, Alemania quería disciplinar de paso a Francia (e Italia), mientras que ésta quería poner en evidencia a Alemania. La bestia neoliberal, en sus dos alas, socialdemócrata y conservadora, está más dividida.
El Politburó de Bruselas, su régimen de soberanía limitada, su ideología (el estalinismo de mercado) y su comportamiento antidemocrático, se han hecho más obvios para más y más ciudadanos europeos. Los medios de comunicación aún menos creíbles. La canallada a la que hemos asistido nos hace, en definitiva, un poco más lúcidos. Un poco más de claridad sobre la Europa realmente existente y el malestar que siente cualquier persona decente en ella. La crisis de la UE no ha hecho más que empezar.
Rafael Poch* para su columna el Diario de París en La Vanguardia
La Vanguardia. Barcelona, 13 de julio de 2015.


Futbolín dijo...

¿Por qué Tsipras ha aceptado las salvajes condiciones de la troika?
Eduardo Garzón (el hermano de Alberto)


http://www.lamarea.com/2015/07/14/por-que-tsipras-ha-aceptado-las-salvajes-condiciones-de-la-troika/

Futbolín dijo...

AHORA EN COMÚN: ¿MANIFIESTO POR LA CONFLUENCIA O PLATAFORMA ELECTORAL AL SERVICIO DE IU?
http://kaosenlared.net/ahora-en-comun-confluencia-o-chiringuito/#.VaVgwvqcXNo.facebook

calificacion de las entradas