domingo, 9 de agosto de 2015

La más sucia de todas las estratagemas



The Guardian: “Los jueces españoles están doblemente atados cuando se trata de investigar a los matones de Franco” - See more at: http://www.radiocable.com/guardian-jueces-atados-franco328.html#sthash.vjrvWSm4.dpuf

Ellos saben que, en su inmensa mayoría, los jueces no sólo les son favorables sino que forman parte de su misma casta.

Un juez es un tío que ha dispuesto del dinero suficiente para, primero, estudiar Derecho, 5 años, y, luego, echarle 3 años más, como mínimo, a la preparación de la oposición, quinientos y pico temas a recitar como el padrenuestro.

O sea, 10 años no sólo sin ganar un duro sino implicando un gasto muy serio para la familia que sólo las bien pertrechadas de medios de fortuna se pueden permitir.

De modo que la inmensa mayoría de los jueces han nacido, crecido y se han formado en una familia más bien plutócrata, por lo que piensa, como el doctor Pangloss de Voltaire,  que el mundo está tan bien hecho que no se le debe retocar.

O sea que son conservadores a machamartillo y defienden con uñas y dientes el “statu quo”.

Tomemos, por ejemplo, a los jueces Ruz y Eloy Velasco.

Según mis noticias, el primero, Ruz, no sólo es madridista, lo que implica una ideología de base extraliberal conservadora, sino también muy religioso, tanto que tiene ya 4 hijos y espera a otro de camino, y fue designado para sustituir al masacrado Garzón por unanimidad del CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL, CGPJ, uno de los órganos más retrógrados del mundo.

El segundo, Eloy Velasco,  fue Director General de Justicia de los gobiernos de la Generalitat Valenciana, bajo la presidencia de Eduardo Zaplana y Francisco Camps, entre 1995 y 2003, casi nada, y ha sido capaz de dictar un auto en el que dice que Venezuela ha «cooperado» con ETA y las FARC. Su auto ha estado a punto de provocar un conflicto diplomático entre Madrid y Caracas. O sea que rojo, lo que se dice rojo, no es.

De modo que cuando Ruz y Velasco afirman en sendas resoluciones judiciales que Bárcenas, la Gürtel y la Púnica son tramas perfectamente organizadas para que el PP se financie espléndidamente, no escriben a humo de pajas.

Pero incluso ellos, Ruz y Velasco, se tentarían varias veces la ropa antes de embestir decididamente contra el PP, o sea, antes de establecer procesalmente que Rajoy y toda su cúpula son responsables no ya a título lucrativo como ahora dicen sino con plena responsabilidad criminal de toda esa inmensa ola de corrupción que cubre España.

Pero Ruz y Velasco son dos piezas sueltas en ese inmenso puzzle que es el organigrama judicial y que el PP maneja como nadie.

Muy pronto lo vamos a ver, por desgracia, cuando Concepción Espejel y Enrique López, magistrados de la Sala 2ª de la Audiencia Nacional que juzgará a Bárcenas y a la Gürpel, rechacen cualquier responsabilidad del PP en dicha causa.

Pero, como siempre, me he ido mucho más allá de Úbeda. 

Lo que yo quería resaltar hoy era esa especie de mantra radicalmente absolutorio que todos los miembros del PP formulan como una sempiterna jaculatoria: el PP será un partido esencialmente corrupto cuando así lo establezca una sentencia judicial firme.

No se puede tener más descaro. Todos ellos saben la certeza irrefutable de la máxima franquista: lo he dejado todo atado y bien atado, que no significa otra cosa que la carrera judicial está estructurada en España de tal rigurosa manera que los jueces serán siempre franquistas, o sea, de la más extrema de las derechas, y, por lo tanto, absolutamente incapaces de aplicar la justicia al PP, que no es sino la encarnación actual de dicha ideología.

Por eso todos, absolutamente todos, los peperos que aparecen en la Tv repiten incansablemente el mismo mensaje: el PP será culpable de la corrupción cuando así lo establezcan las sentencias judiciales, o sea, NUNCA.

Tal como pronosticaba Rajoy cuando dijo aquello de que "nunca se podrá probar judicialmente que los miembros del PP no son inocentes". Obsérvese la especialísima construcción de la frase. No dice que nunca se podrá probar judicialmente la culpabilidad de los del PP sino todo lo contrario: su falta de inocencia. O sea que la inocencia de los miembros del PP está por encima de toda sospecha, por el mero hecho de ser del PP. La frase no es más que un corolario de aquella otra de Aznar: la corrupción es incompatible con el PP. Lapidarias.
 

1 comentario:

eddie dijo...

1) http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/mas-noticias-insurgente/item/17744-abren-al-público-la-cárcel-donde-estuvo-el-golpista-tejero-en-realidad-la-habitación-de-un-hotel

2) http://canarias-semanal.org/not/16603/la-marca-bar-espana-pederastia-de-coche-oficial-videos-/

3)El papel de falsimedia por Chomsky
https://www.youtube.com/watch?v=Do8iu85yeik

4) http://www.lamarea.com/2014/02/18/seis-claves-por-las-que-volvera-ganar-el-pp/

calificacion de las entradas