lunes, 28 de septiembre de 2015

Comentario a las recientes elecciones catalanas

Ayer, mientras veía en la TV a los de Ciudadanos, celebrando el resultado electoral, cerré los ojos un momento y vi a  Rivera convertirse en una Pablo Casado cualquiera.
No creo que sea una alucinación.
No sé si lo he leído o lo he soñado que Albert Rivera también fue una figura de las nuevas generaciones del PP, de lo que sí que estoy seguro es de que Ciudadanos es una versión actualizada del PP, creada por y para defender los sacrosantos intereses del Ibex35.
Y, por si fuera poco, acabo de leer, en El Mundo, el cotidiano artículo de Jiménez Losantos, que no sólo saluda alborozado el triunfo de los suyos sino que también expone cómo se gestó la creación de este partido hace diez años.
¿A que no saben quién fue uno de los dos artífices de tal alumbramiento?
Sí, señores, ése que yo ayer llamaba chulo de putas y matón de taberna, el primero de la foto que ilustraba mi post, el ínclito, el imponderable Arcadi Espada, un renegado catalán, como Marhuenda, donde los haya.
La derecha planifica mucho mejor que la izquierda y no sólo porque tiene mayores y mejores medios sino porque es absolutamente experta en esto de la planificación, gracias a sus frecuentes estudios de mercado.
Y sabe ya que Rajoy y el PP están acabados no por la sabiduría de un pueblo de esclavos sino precisamente por el abuso de estos supremos jenízaros.
Y es que, por mucho que se gobierne a adoradores de Belén Estaban y Cristiano Ronaldo, no se puede ir tan lejos como ha ido el PP porque incluso los imbéciles y los inmorales acaban por descubrir la pólvora, si se abusa continuamente de los fuegos artificiales.
Pero escribíamos de Albert Rivera, de Ciudadanos y el PP.
Todos los sesudos varones que componen los sanedrines de las grandes empresas bancarias y demás saben ya que el PP ha quemado en esta legislatura sus últimos cartuchos y, como no quieren perder el más grande de los chollos de la historia, han creado su sucesor.
Ciudadanos no es que sea el PP, no es que sea el PP rejuvenecido, es algo mucho peor, porque a todas las vergüenzas de la ultraderecha une el más grande de los descaros de la juventud.
Ciudadanos no es que crea que se halla en posesión de la verdad económica es que piensa que es capaz de inventar una nueva economía ad hoc.
De modo que a cada caso de uno de los problemas históricos de la ultraderecha no le aplica la solución tradicional del vademecum de la vieja economía sino que le aplicará, le está aplicando ya en aquellos feudos en los que participa en el gobierno, Comunidades de Madrid y Andalucía, una solución que, paradojas de la vida, es mucho más dañina, mucho peor aún que las del recetario del PP, eso sí, haciéndolo de tal manera que siempre puedan decir que lo malo, ese mal que ellos ayudan a producir no es suyo sino de ese otro partido al que ellos tratan de frenar desde fuera.
Es decir que a un malvado concepto de la res publica, unen la más profunda de las hipocresías.
Pero están ahí porque el Ibex35 sufraga generosamente todas sus necesidades que pronto serán muchas porque se avecinan las elecciones decisivas, en las que si no logran hacerse con una victoria suficiente para gobernar en primera persona, serán la muleta generosa en la que se apoyará decisivamente el PP.
En cuanto a las elecciones de ayer, ¿qué quieren ustedes que les diga que ya no les hayan dicho otros con más predicamento que yo?
Han ganado los que tenían que ganar en la tierra más adelantada de este desdichado país, pero parece que no ha sido suficientemente explícita su victoria porque les ha faltado un porcentaje mínimo, un 2 o 3 por ciento del electorado total, para que su victoria en escaños fuera también en votos.
Ellos, los cuasi vencedores absolutos esgrimen la que es una verdad a medias: que si suman a su granero los 10 escaños y sus correspondientes votos del Cat si que es pot, habrian ganado también en este definitivo aspecto, que hubiera cerrado las maldicientes bocas de sus encarnizados enemigos.
Pero Pablo Iglesias andaba por allí, tan despistado como desde hace algún tiempo parece que está, de modo que tratando de no descubrir, con vista a las elecciones generales de diciembre, el flanco del nacionalismo catalán, no sólo lo ha descubierto sino que sigue perdiendo estúpidamente los votos que debería ganar, porque un tío de izquierdas, por mucho que lo niegue, también equivocadamente a mi juicio, nunca debe de hacer nada que beneficie a la ultraderecha por mucho que así lo imponga una estrategia que se ha demostrado errónea.
En fin, que Pablo va perdiendo, una a una todas las batallas en las que participa, en pro de una victoria final, que yo creo que y a se le ha ido de las manos.
Y resta por dedicar el más ligero de los comentarios a la formación que más me simpatiza, la Cup.
Se trata de un partido más radical aún que yo, comunista, separatista, anticapitalista al límite, que no sólo trata de romper con el nazi fascismo franquista imperante, sino que no dejaría títere con cabeza si de ellos dependiera, que no va a depender nunca.
Lo que sí que depende de ellos es que ese cínico y desvergonzado dirigente,Mas, mantenga la presidencia de la Generalitat a lo que ya han dicho rotundamente que no.

1 comentario:

eddie dijo...

Una matización don José , no se trata de contar como Si los votos de CQSP, sino que no se cuenten como NO, lo dice hasta su cabeza de lista Lluis Rabell (en un enlace que pasaré ahora), igual que obscenamente se ha contado como NO los votos en blanco, los animalistas de PACMA.....
En resumen, he hecho números (me viene de formación) con los totales de votos (incluyendo en el No a Unió y al 80 % de los votos de CQSP) y saldría también victoria en votos por unos 55000 del SI (no lo detallo por no abrumar). Y eso sin contar el pucherazo del voto exterior que se ha obstaculizado (sólo pudieron 20000 de 200000, con el bochorno de perder todos los votos de Italia)donde se podía intuir una mayoría del Si en ese voto del extranjero .
Todo lo demás es patético, con caspaña siguiendo instalada en su matrix particular. Ver enlace de reacciones de medios dentro y fuera, como en el franquismo .
Otro dato : El registrador llegó en el 2011 con mayoría absoluta con el 44% de votos y aquí con más participación el Si con 48 % de votos (eso no significa claro que el No sea 52%, en ese grupo, como CSqp, Pacma, Piratas hay también independentistas)

Os mando un resumen:

http://www.joserodriguez.info/bloc/27s-y-la-verguenza-de-la-prensa-espanola/

http://cotarelo.blogspot.com.es/2015/09/la-participacion-ha-sido-la-mas-alta-de.html

http://www.lavanguardia.com/politica/elecciones-catalanas/20150927/54437672137/lluis-rabell-elecciones-catalanas.html

calificacion de las entradas