viernes, 11 de septiembre de 2015

¿Son los gobernantes personas normales?

¿Era normal John F. Kennedy, el tío que se follaba, de buena o mala manera, a todo lo que, con faldas, pasaba a su alrededor?
Si sólo hemos de atender a esto, sí.
Es algo semejante a lo que le ocurrió a Dominique Strauss Kahn, que echó a perder una prometedora carrera política asaltando, recién duchado, a una camarera negra de un hotel de lujo de N. York. Y, según las malas lenguas, organizando francachelas con putas, a tantos francos por cabeza.
Y lo que también le ocurre a Hollande, el actual presidente de la República Francesa, que, de vez en cuando, como nuestro ex Rey Juan Carlos, se monta en una moto y, como tal, sale por ahí y se acuesta con la primera que pilla, preferentemente si es actriz de teatro, porque seguramente éstas fingen mejor que otras los orgasmos.
Y no digamos nada de Berlusconi. El tío que organizaba concursos de mises para, luego, tirárselas de buena o mala manera.
Pero yo no quería escribir, hoy, de esta ¿gentuza? sino de aquellos 3 barítonos que se reunieron en una isla del Atlántico.
Porque estos tíos eran, son, mucho más peligrosos.
Acumular pruebas falsas de que otro tío como ellos tenía un arsenal de armas químicas que, además, pensaba utilizar contra cualquiera que se le cruzase en el camino, no es una buena práctica política, creo.

Y montar una guerra sólo para aumentar la cantidad de petróleo que facturaban sus empresas o las de sus amigos es decididamente criminal como la posterior historia del asunto ha demostrado.
La pregunta que yo me hago con frecuencia es: ¿cómo estos tíos pueden dormir por las noches, de qué clase de madera están hechos, sabiendo como saben, que todos los días del año de 10 a 100 personas mueren por su exclusiva culpa, porque si ellos no deciden, en aquellas malditas islas, emprender una guerra, ésta no se habría convertido ahora, en un diario genocidio?
¿Cómo se siente uno sabiéndose un genocida?
¿Qué es lo que tiene que hacer, todos los días, cuando se levanta de la cama y tiene que alternar con todas esas otras personas normales que no tienen sobre su conciencia el peso cotidiano de tantas muertes?
¿Cómo se puede vivir así?
Y, como decía el egregio Cicerón, no sólo viven sino que también llegan aquí y tratan de enseñarnos a los demás cómo debemos hacerlo, escribiendo, a cambio de sueldos estratosféricos, artículos de mierda, en los diarios del que no sólo es un asesino multitudinario sino que así lo indica su propio apellido.
O dando conferencias por todo el orbe, a 100.000 euros cada una, lo que lo ha convertido en uno de los hombres más ricos del mundo, hasta el punto de que se ha separado de su santa esposa, siendo como son ambos, católicos.
Mientras el principal causante de tantas muertes vive tranquilamente en un rancho, intentando pintar los retratos de todos sus impresentables amigos, percibiendo puntualmente los pingües beneficios de sus innumerables acciones petrolíferas.
“Sic transit gloria mundi”, así pasa la gloria de este mundo, los grandes genocidas viven ahora como personas normales.
Yo no comprendo cómo pueden hacerlo.

10 comentarios:

Severiano Bocanegra dijo...

Sorprendente José.Sorprendente con la facilidad que expones realidades e incógnitas con tanta sencillez y a su vez con tanta grandeza que da la sencillez y el conocimiento sin regodeo.Te felicito por un artículo tan sencillo y ocurrente en tu exposición y tan elevada pregunta que a todos nos afecta."¿Cual es la verdadera naturaleza humana de éstos sinvergüenzas?Son de otra galaxia?¿Dónde están sus sentimientos humanos que en mayor o menor medida tenemos todos?
Mles de seres mueren por sus decisiones y viven tan campantes como si no tuviesen responsabildad en ello.
Gracias por tu blog.

bemsalgado dijo...

Amigo José, compatriota imposible, el ladrón vuelve siempre al lugar del robo.

Un abrazo

http://beminvitados.blogspot.com.es/2015/09/dia-da-independencia-de-catalunya.html

Futbolín dijo...

En Yemen hay una INTERVENCIÓN MILITAR de Arabia Saudi, Marruecos y Qatar contra milicias que han tirado a su presidente corrupto anterior y titere de Arabia Saudi. Por ello, desde hace 5 meses, Arabia Saudi bombardea, día y noche a la población civil de Yemen.
Como ARABIA SAUDI es aliada de ESTADOS UNIDOS y tiene su aprobación para masacrar, no ha salido nada de esto en la TV. De hecho, tampoco sabrás que Arabia Saudi le compra armas a España con las que masacra a los yemeníes. Ni habrás leído a una ONG denunciando todo esto.
Seguramente estos días habrás llorado mucho o habrás sentido mucha pena por los niños de Siria. Pero sin embargo, jamás lo has hecho por los de Yemen, porque nunca han salido en TV. Porque quien les bombardea es amigo de España y Estados Unidos. Porque la foto de estos niños no sirven para justificar bombardeos en Siria como otras fotos y otras campañas.

Futbolín dijo...

MANIFIESTO POR CATALUNYA DE UN ANDALUZ
https://lucasleonsimon.wordpress.com/2014/09/30/manifiesto-por-catalunya-de-un-andaluz/

Futbolín dijo...

https://cadizenlucha.wordpress.com/2015/09/11/24-cosas-sobre-isis-y-al-qaeda-que-no-quieren-que-sepas/

Futbolín dijo...

https://vimeo.com/138999563
Volando en el 11s

Futbolín dijo...

ESCENARIOS PARA DESPUÉS DEL 27 DE SEPTIEMBRE
Carlos Elordi

Aunque los resultados que vayan a obtener unos y otros tienen su importancia, el dato principal de las elecciones catalanas parece ya descontado: el independentismo va a ganar y, según dicen los sondeos, con notable distancia sobre las demás opciones. Es por tanto el momento de reflexionar en torno al escenario político que habrá el día después. Y aunque unos y otros contendientes proclamen demagógicamente lo contrario, éste no está ni mucho menos claro. Las dos incógnitas principales se podrían formular así: una, ¿cómo gestionarán los soberanistas su victoria, es decir, qué pasos concretos y no propagandísticos dará el nuevo gobierno catalán? Y dos, ¿cómo afrontará Rajoy el formidable desafío que tendrá por delante, antes y después de las generales, si es que el PP logra conservar el gobierno?
El calendario que machaconamente ha anunciado Artur Mas no es la mejor guía para conocer la respuesta a la primera pregunta. Porque no es mucho más que un instrumento de movilización, una promesa para animar a los suyos que en la práctica puede concretarse de muchas maneras y en tiempos muy distintos. Unas y otros dependen no sólo de la voluntad de los dirigentes independentistas y de los planes de sus estrategas, sino de una larga lista de factores externos a ellos. De la situación económica, en primer lugar, y de las reacciones que las decisiones del nuevo gobierno provoquen entre los inversores, catalanes, españoles y extranjeros, no menos importantes aunque vayan en tercer lugar.
También de la dinámica financiera de la Generalitat, particularmente delicada en estos momentos y que, aun en las hipótesis más optimistas del independentismo, seguirá dependiendo durante bastante tiempo de las relaciones, los acuerdos y desacuerdos, que se produzcan entre los gobiernos de Madrid y de Barcelona.
Las actitudes políticas que adopten, una vez instaladas en el gobierno, las distintas fuerzas que forman la coalición independentista serán otro factor importante. Y no está dicho que vayan a ser coincidentes, ni siquiera en el ritmo de aplicación del programa que hasta ahora defienden unánimemente. Ya existen algunos indicios de que las lecturas que unos y otros hacen de cómo deberían marchar las cosas pueden ser distintas. Aunque en términos generales coincidan en la reivindicación soberanista, responden a ideologías que, en el fondo, no son las mismas y, sobre todo, defienden intereses no precisamente idénticos, al menos desde el punto de vista de las aspiraciones sociales que dicen representar.
Además, y aunque hoy eso parezca imposible, Mas y los suyos negociarán, unidos o por separado y abiertamente o bajo manga, con las demás fuerzas parlamentarias. Lo de que con un escaño de ventaja se pueda ir a la independencia puede ser útil durante la campaña electoral, pero políticamente no tiene sentido después. Y menos si una parte no despreciable de esa mayoría corresponde a una CUP que va a exigir mucho, y no precisamente en la línea que gusta a los socios de la coalición más moderados en los planteamientos sociales y económicos. Cuando el fervor que generará la victoria baje algunos grados, el juego político volverá a hacer acto de presencia y el PSC, ICV y Podemos no van a quedar fuera del mismo. Y si eso ocurre, condicionarán las grandes opciones.

Futbolín dijo...

Lo que está claro es que lo sustancial de las demandas independentistas seguirá siendo la bandera de la política catalana. El rechazo del actual Estatut y del modelo financiero del Estado de las Autonomías, las exigencias en materia de lengua, educación y del sistema judicial y la voluntad de que Cataluña sea reconocida como una nación, en España y también en el extranjero, no van a decaer. Primero, porque eso es lo que pide la mayoría electoral y segundo, porque, matiz arriba, matiz abajo, esas ideas son compartidas por buena parte de los electorados de los partidos citados anteriormente. La necesidad de que se reconozca de verdad su especificidad es el sentir real de una gran mayoría del pueblo catalán y, como se ha visto desde hace demasiado tiempo, esa actitud no cede por muchas barbaridades que se cometan para erradicarla.
Por tanto el nuevo gobierno catalán no lo tendrá fácil a la hora de bajar al terreno de los hechos políticos concretos. Pero tampoco el de Madrid, ni mucho menos. Aunque el PP y sus corifeos mediáticos tratarán de ocultarlo como sea, la victoria del independentismo será un golpe político fortísimo para Rajoy y los suyos. Porque será la confirmación de un fracaso sin paliativos. El problema catalán era uno de los más serios que el gobierno de derechas tenía ante sí cuando llegó a La Moncloa en 2011. Y en lugar de avanzar hacia su solución, lo ha agravado hasta extremos impensables hasta hace poco. Es difícil saber cuántos electores españoles percibirán el asunto en esos términos. Cabe temer que una parte de los mismos opten por mirar hacia otro lado y se enardezcan con los mensajes centralistas y de unidad de España que le llegarán de muchas partes tras el 27-S. Puede que hasta eso le sirva a Rajoy para ganar precariamente las generales. O no, que nada está dicho.
Pero más allá de eso, el Estado que él y los suyos están encargados de gobernar habrá entrado en una crisis sin paliativos y sin antecedentes en las últimas cuatro décadas. La propaganda puede tratar de disimular esa realidad. Lo que sí es seguro es que esta no pasará desapercibida fuera de nuestras fronteras, en donde Cataluña y Barcelona son las imágenes más fuertes de la nueva España, de la España supuestamente moderna, y en donde no se va a entender su ruptura con Madrid sino como la expresión de algo gravísimo y profundo.
Si Rajoy tuviera algo de la altura política que se necesita en las ocasiones difíciles, podría esperarse de él una iniciativa de gran calado que cambiara alguno de los datos de partida de la crisis que existe entre España y Cataluña. Desgraciadamente no parece tener nada de eso. Y se limita a ir a lo suyo, que es seguir en el gobierno, a costa de lo que sea. Con lo que, en definitiva, hay que ser pesimistas y concluir que las cosas van a ir a peor. Y el problema catalán va a hacer mucho daño en todos los frentes. El desafío soberanista necesitaría de mucho más que un gobierno del PP para hacerle frente de manera inteligente. Esa necesidad debería ser un motivo para no votar a la derecha en diciembre.

Futbolín dijo...

ANÓNIMO CATALÁN

Pasan los días y las semanas, y nada cambia.

En España, el Estado y sus partidos hegemónicos, sus portavoces, cuadros y estructuras, oscilan entre el fingido silencio, la advertencia paternalista, el listado de manidas amenazas recurrentes.
Catalunya es su alfa y omega, donde cobra sentido último la unidad de destino universal -en realidad la clara consciencia del carácter extractivo de unas élites sobre un pueblo, el español, desde hace siglos-, y donde la prepotencia, el engaño, la mentira y la codicia mudan en pesadilla.
España es un estado fallido, que ostenta el récord histórico de nación con más quiebras, concebido por y para beneficiar a unos pocos, fijado en un páramo sin mar ni red fluvial alguna y comunicado radialmente por y para ellos, y por todo ello, con una obligada política de conquista, represión, supresión, asimilación y endoso vía propagandística secular destinada a desviar la atención de sus propios ciudadanos.

Unas élites que saben y entienden como chips impresos que sin Catalunya -sin necesidad de remontar siglos, fijándonos sólo en esta restauración- su España se derrumba como un castillo de naipes; unas élites que saben que mayoritariamente su Estado -sus bolsillos, su buena vida, sus derechos dinásticos en la burocracia, en el Estado y la política, en las altas finanzas y empresas vergonzosamente privatizadas (regaladas), se ven abocados a la hecatombe, pues todos ellos, sin alma ni contacto con su pueblo con ese resto de España deficitario, comprenden que de entre las pocas zonas contribuyentes, las de lengua catalana/valenciana/balear han sustentado el teatro de forma mayoritaria, y Catalunya, de entre ellas, la que más.

Están espantados. Pero nada cambia. Ni siquiera tanta gente, que siguen deleitándonos con las mismas amenazas continentales y de derechos, monetarias, comerciales y hasta de incomprensión por parte de la galaxia, y son incapaces de darse cuenta del tamaño de su deseo, de lo que les gustaría que fuera la realidad, de un mundo que sólo existe en sus datos y recuerda tanto a la visión conquistadora, etnocéntrica y católica del imperio del que provienen que seguramente nunca debió existir y tan mal gestionaron...

Me decía una vez el catedrático de Historia de la universidad de Florida -sin hablar de Centro o Sudamérica- que si los catalanes hubieran podido ir a América tal vez hoy en día California, Texas, Arizona, New México o la misma Florida aún serían españolas!
Y cuando se perdió todo y todo el oro y la plata se habían desvanecido en un delirio, en Catalunya tenían revolución industrial, relaciones con Europa y hasta una cosa muy rara llamada tren.

Un país que pudo ser y no fue. Y ni el más retrógrado puede decir que España es menos por culpa de los catalanes.

Qué fácil es tachar de antidemócratas a quienes quieren votar, dando la razón así a sus dirigentes cuando afirman que es más democrático respetar la Ley que votar, qué democrático es escribir que todo dios debería ser procesado y terminar así con esta aburrida o despreciable fantasía dando de nuevo la razón a sus dirigentes cuando afirman que las fronteras no pueden moverse por que la gente así lo exprese, debe ser que es mejor moverlas tras una buena guerra y atrocidades, su ancestral cosmovisión...

Qué fácil es acusar de manipulados y a la vez de manipuladores, de calificar de insolidarios y hasta de ladrones, de despreciar como polacos y al mismo tiempo como nazis. De llamar xenófobos a quienes han tenido que compartir con ellos un Estado que es el único estado europeo que nunca ha condenado el nazismo y el único en el que el nazismo no es delito...

eddie dijo...

1) http://periodismo-alternativo.com/2015/09/10/la-verdad-detras-de-siria-documental/

2) Observad quienes son los pocos países que votaron en contra……bingo

http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/economia/item/18119-la-onu-condena-a-los-fondos-buitre-tras-una-propuesta-argentina

3) http://www.insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/imperio/item/18115-así-deja-el-imperialismo-otan%20ei%20mercenarios-las-ciudades-sirias

4) Clarividente

http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/mas-noticias-insurgente/item/18120-lo-tenía-claro

5) Tablero mundial
http://www.voltairenet.org/article188659.html

6) http://www.insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/mundo/item/18109-el-grupo-norcoreana-que-la-prensa-occidental-dio-por-fusilado-resucitó-y-tocó-en-un-concierto

7) http://periodismo-alternativo.com/2015/09/11/una-compania-de-prisiones-privada-de-eeuu-se-hace-rica-encerrando-a-ninos-inmigrantes/

8) http://periodismo-alternativo.com/2015/09/11/trabajar-por-dinero/

calificacion de las entradas