martes, 27 de octubre de 2015

Trileros




A veces, tengo la sensación de que Mas y Rajoy están totalmente de acuerdo.

Sí, a pesar de todas esas escaramuzas, de toda esa tanda de fuegos de artificio de que hacen gala uno y otro.

Ellos saben tan bien como yo, o mejor, en qué clase de país vivimos-qué país, Miquelarena, qué país, decía ese descamisado intelectual que fue Unamuno, sí, aquél que dijo aquello a lo que yo no llego aún de “me duele España”, `porque yo ando todavía lejos de eso, aún no llego al dolor, y, perdonen que lo cite otra vez, pero no tengo más remedio, “ubinam gentium sumus, in qua urbe vivimus”, entre qué gente estamos, en qué país vivimos, clamaba el viejo y sabio Cicerón, antes de que lo asesinaran aquellos que no querían que siguiera diciendo esto.

Porque es peligroso, lo sé, muy peligroso seguir señalando con el dedo a los que tanto están abusando de este desdichado país.

Pero hay que hacerlo porque, si no, cómo justificamos lo que hacemos aquí.

Pero iba diciendo que Mas y Rajoy, estoy absolutamente convencido de que son, ya lo apuntaba ayer, del mismo partido, del partido que ha decidido someter a todo un país, o a dos países, a esta lucha fratricida en la que nadie puede ganar, en la que todos vamos a perder, porque Rajoy va a ganar precisamente por lo bien que ha estado manteniendo esta falsa lucha, excitando, favoreciendo, el odio de los españoles hacia los catalanes y Mas ha hecho lo mismo pero al revés, promoviendo y cuidando con el mayor esmero el odio catalán a todo lo español, o sea que los dos han hecho lo mismo y seguramente de común acuerdo, porque así, Rajoy va a ganar las elecciones generales en España y Mas está ganando ya las catalanas en Catalunya, tomándonos ambos el pelo a todos los demás que nos hemos dedicado ferozmente a odiarnos unos a otros sin ningún motivo verdadero que no sea el interés de ambos presidentes en llevarse sus respectivos gatos al agua: Rajoy seguir gobernando España otros cuatro años y si la Cup no lo remedia Mas hará lo mismo en Catalunya.

Y todos los demás, de este pueblo de imbéciles, matándonos unos a otros por el interés particular de estos dos señores.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas