viernes, 27 de noviembre de 2015

Una ópera bufa interpretada por ese bufón de Rajoy


No recuerdo bien si fue mi maestro esencial, Marx, el que dijo aquello de que la historia se repite dos veces, la primera como tragedia, la segunda como farsa.
Ese partido esencialmente belicista, que todo lo resuelve utilizando la fuerza porque se cree por estirpe(Rajoy dixit) esencialmente justificado para ello, el PP, se enfrenta cada x tiempo a las mismas cuestiones que se le repiten cíclicamente.
En 2.004, cuanto el ferocísimo atentado yihadista de Atocha, propiciado por la presencia activa de Aznar en la injustificable guerra de Irak, se presentó como motivo determinante en las elecciones generales españolas, Arriola le dijo a su discípulo: "si el pueblo cree que los autores de la matanza son yihadistas, perdemos las elecciones, si los convencemos de que ha sido Eta, las ganamos".
La situación se repite ahora casi exactamente igual: si el pueblo percibe que vamos a participar en la guerra de Siria o en sus concomitantes de alguna manera, siendo, como es un conflicto originado, entre otras muchas otras causas, por aquel maldito ataque a Irak y todas las demás masacres perpetradas por los “aliados occidentales” contra los países árabes o musulmanes, volverá a votar en contra nuestra, por lo tanto, de la misma manera que Aznar se empeñó personalmente y hasta el más mínimo detalle en convencer no sólo al pueblo español sino a toda la comunidad mundial de que los autores de aquel atentado de Atocha eran los etarras, ahora, Rajoy está haciendo encaje de bolillos para hacer como que o piensa mantenerse al margen del conflicto o que, si no tiene más remedio que hacerlo, lo hará de acuerdo con todos los partidos políticos que van a participar en las próximas elecciones generales, lo que camuflaría su auténtico deseo.
Pero como apuntaba al principio, ahora todo lo está haciendo en clave de farsa.
Aznar tomó el toro por los cuernos y luchó con toda la fuerza de su carácter para torcer la opinión popular a favor de sus nefandos intereses en una actuación que, si el pueblo español no fuera como es, hubiera significado su muerte política para siempre.
Rajoy está actuando tal como es, un tipo falso por naturaleza pero, al propio tiempo, con ese inmenso cinismo con el que no se recata de manifestarse cuando, como por ejemplo, le preguntan en una entrevista radiofónica cómo se atrevió a mandarle aquel famoso sms a Bárcenas: “Luis, sé fuerte, hacemos lo que podemos”. “Es que nosotros, como seres humanos que somos, no somos perfectos y algunas veces nos equivocamos”.
Todo esto dicho con una sonrisita mezcla de cinismo, falsa astucia y mucha estupidez, que le hubiera resultado fatal en otro país que no fuera tan miserable como el nuestro.
Pero esta burda estratagema de intentar por todos los medios no pronunciar un sí a la guerra que no tiene más remedio que dar porque se lo exigen todas las otras naciones europeas, pero, sobre todo, las que ahora parten el bacalao, Francia que todos los días bombardea Siria y que ha mandado a aquellas aguas su buque más emblemáticlo el portaviones Charles de Gaulle y Alemania que ya ha dicho que enviará a la zona 650 soldados de infantería, sería completamente inútil si éste nuestro fuera un país normal que se daría perfecta cuenta de la estratagema de este desvergonzado individuo, que dice que no puede ir a debatir con los otros candidatos y sin embargo pasa 4 horas interviniendo en un programa deportivo, al que acude acompañado de unos de sus hijos.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas