domingo, 25 de diciembre de 2016

-“El que no está conmigo, está contra mí”.


Íñigo Errejón y Pablo Iglesias en el primer pleno de investidura ...
Toda mi vida he tenido esta puñetera frase martilleándome el cerebro.
¿Es viable, aconsejable, adoptarla como primera proposición política?
Lo planteo en relación con lo que ahora mismo está sucediendo en Podemos.
Lo contrario de la unidad ¿es la diversidad, es a esto a lo que se refiere una y otra vez Errejón?¿Hay que abrir Podemos a todo el mundo para, así, crecer hasta poder ganar las elecciones generales? ¿Es esto la famosa transversalidad?
Desde que hay memoria histórica los enemigos políticos son los peores enemigos, gentes como Cicerón y Catilina, pertenecientes ambos a la aristocracia romana, se odiaban a muerte y se acabaron matando.
No puede extrañarnos, pues, que, ahora, dos entrañables compañeros y amigos de los inicios de Podemos hayan iniciado una deriva inamistosa que sòlo Dios sabe cómo va a acabar.
A propósito de Podemos, aprovecho, por los pelos, para volver a insistir en mi postura de siempre, ellos citan como su fuente primigenia de impulso el 15M.
Yo creo que no. Después del 15M el mapa polìtico de España se tiñó íntegramente del azul falangista y aquello no fue, desde luego, una casualidad y el mejor de los argumentos que se me ocurre para la falsabilidad de mi teoría es que los del PP nunca han intentado arroparse con esa capa.

martes, 20 de diciembre de 2016

Haciendo hasta lo imposible para convertir a las 4 quintas partes del mundo en la famélica legión.

Y lo que más me molesta de todo es que hace mucho tiempo que este final de la historia y no el de Fukuyama no sólo está diagnosticado milimétricamente sino que se ha cantado por millones de gargantas a lo largo de este mundo tan ancho y tan ajeno, la famosa famélica legión.
Porque miro, desolado, a mi alrededor y veo cómo, de tres hijos que tengo, dos de ellos viven íntegramente a mi cargo, gracias a que yo tuve trabajo en 5 empleos y me harte de cotizar en todos ellos para ahora tener una vejez digna que no estoy muy seguro de que lo sea, pero ¿y ellos?
No trabajan, no tributan, no cotizan, ¿de qué van a vivir cuando yo me muera si ni siquiera tendrán una mísera pensión que llevarse a la boca?
Pero cuando lo pienso, me doy cuenta de que su porvenir no es muy distinto al del resto de la población de este jodido mundo.
El capitalismo, el liberalismo, o como coño quiera llamársele se ha impuesto ya definitivamente y de tal manera que un tío sincero o un gran cínico, lo ha dicho ya sin ambages ni rodeos, "eso de los trabajos fijos es una cosa cuasi medieval y lo de las pensiones ha pasado a la historia definitivamente", Rosell, presidente de la patronal española.
O sea que cuando Fukuyama, esa mezcla de yanqui y japonés, escribió “El fin de la historia” sólo nos contaba la verdad a medias, ¿será eso la posverdad?, la historia se ha acabado porque ya no habrá otra manera de hacerla y de escribirla que decir siempre, en todo sitio y en todo tiempo “Sí, Bwana, claro que sí, Bwana”, y buscar cada uno de los que todavía vivan, un sitio más o menos a cubierto, para no pasar demasiado frío, para no mojarse demasiado.
Pero eso sí: todo el mundo estará muy contento viendo por televisión, ellas, a la belénesteban de turno y ellos, al ronaldo o al messi que toque.

domingo, 11 de diciembre de 2016

La envidia igualitaria a los hijos de buena estirpe

El presidente del PP, Mariano Rajoy en un momento de su intervención durante el almuerzo mitin en el que ha participado en el Palacio de Congresos de Marbella.
La mayor parte no lo sabe pero sólo somos muertos sin sepultura todavía, ya que nuestras vidas son los ríos que van a parar al mar, que es el morir.
Ayer, vi un momento, en la pantalla televisiva, a uno de los hombres que parecía haber tenido la mayor y mejor de las suertes del mundo, Francisco Luzón, creador de Argentaria, un grupo de empresas alrededor del Banco Exterior que, cuando Aznar decidió crear un superbanco sobre la base del Banco de Bilbao para regalárselo a su amigo Francisco González, era el gran estorbo para la operación de modo que fue necesaria una indemnización gigantesta, millones y millones de euros, para que Luzón se apartara gentilmente.
Pues, bien, la Tv nos lo mostró ayer en una jaula de oro, sí, pero enfermo de ELA, la terrible esclerosis lateral amiotrófica, o sea que ya ni siquiera puede hablar y muy pronto pasará a mejor vida.
Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte, tan callando.
Y todo esto, aunque no lo parezca, a propósito de Rajoy.
Rajoy es uno de esos esos tipos que hasta les paren los machos. 
No tiene que hacer nada para ganar todas las batallas que se le plantean, por eso luce casi siempre esa sonrisa sardónica impregnada del mayor de los desprecios.
Desprecio por todos nosotros.
Porque, desde que nació y por ese destino glorioso que debe de ungir la cabeza de los hijos de buena estirpe, véanse sus artículos en El Faro de Vigo, su vida ha sido un paseo militar, con todo los caminos abriéndose ante él, porque, indudablemente, es uno de los elegidos, para eso era hijo de uno de los jueces más queridos por Franco. Ah, amigos, la estirpe, coño, la jodida estirpe.
Pero no es rigurosamente cierto que no haga nada.
Claro que lo hace todo subrepticiamente para que,si es posible, pase totalmente inadvertido.
Para manejar este país con absoluta impunidad había que hacerse con las Cortes y con el Tribunal Constitucional.
Hasta ayer, tenía mayoría absoluta en el Congreso y hoy, extraoficialmente la vuelve a tener sin haber hecho, aparentemente, nada para conseguirlo.
Y, respecto al Constitucional, lo ha tenido prácticamente bloqueado hasta que  ha conseguido no sólo tener mayoría absoluta del PP entre sus magistrados sino que el presidente sea un tipo tan pepero, tan pepero que ha costado Dios y ayuda que se desprenda del carnet del partido porque el tío se empeñaba en llevarlo siempre en la boca.
Y ahora vendrá un buen pepero y me dirá:
-Oiga, y si eso es así ¿por que se están produciendo procesamientos y sentencias contra el PP?
Porque uno, Franco, lo puede dejar todo atado y muy bien atado pero siempre habrá que contar, como nos demostró Graham Greene, con el puñetero factor humano y, de vez en cuando, se distraen y se les cuela uno de esos jueces que acaban militando en la bienaventurada agrupación de jueces para la democracia o similares y no hace otra cosa que cumplir con su deber.

martes, 6 de diciembre de 2016

El día de la Constitución

Buscador de Jurisprudencia
No creo que haya mucho que celebrar.
Primero, por el origen. Se trataba de cumplir la última orden del Caudillo, para que su régimen se perpetuara y todo quedara para siempre atado y bien atado.
Segundo, por el procedimiento. El modelo a copiar era la Constitución alemana. Todo lo alemán huele, por lo menos, a racismo, ellos forman parte de la raza aria, la mejor de las etnias del mundo y así lo proclaman, mande Hitler o cualquier otro u otra, “Deuschtland, Deuschtland, über alles”, Alemania, Alemania, sobre todos, gritan, con la menor ocasión, a pleno pulmón.
Los autores: Los siete ponentes
1.1 Gabriel Cisneros Laborda, falangista,
1.2 Manuel Fraga Iribarne, falangista, superministro de Franco
1.3 Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, derechista,
1.4 Gregorio Peces-Barba Martínez, PSOE
1.5 José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo, derechista
1.6 Miquel Roca i Junyent, Convergencia democrática de Cataluña,
1.7 Jordi Solé Tura, partido Comunista.
Y, por último, las circunstancias: Dicen las malas lenguas que en una sala aneja a aquélla en la que se producían las deliberaciones de los que se llamaron padres constituyentes, estaban reunidos unos cuantos de los generales más duros del Régimen, a los que se les pasaban, para su revisión, los artículos de la Constitución conforme se iban aprobando para que, a su vez, los generales dieran su placet.
De modo que la conformación de lo que es, sin duda, el documento que al ser aprobado por referendum significaba la consagración de aquel Régimen para "in eternum", no es sino la expresión más continuista de aquel “statu quo”.
Y, si no, a las pruebas me remito: no hay un sólo intento de hacer progresar nuestra situación política que no sea abortado tachándolo de inconstituional, y si, por uno de esos milagros increíbles que, a veces, no sé cómo ni por qué se producen en nuestro país, se cuela una ley que al PP no le guste, ese Tribunal llamado Constitucional se la carga y en paz.
Así, que, hala, a celebrarlo todos. 
Al fin y al cabo, éste es el pueblo que patentó aquello de “vivan las ‘caenas’”.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Los jugadores del Real Madrid y Hacienda


Desde que entré por aquí, por internet, creo que hace 6 o 7 años, vengo diciendo lo mismo, que quien crea que hay aquí, en este país,  una milésima de miligramo de libertad o es el tío más tonto del mundo o el más hipócrita.
A no ser que crea que la libertad es decir continuamente “Sí, Bwana, sí, Bwana”.
Y los “bwanas” son todos aquellos que pintan algo en este jodido mundo, desde el portero de una discoteca hasta el presidente de los Usa.
A partir de aquí, ¿qué se puede hacer?
Hoy, todas las personas decentes de este puñetero mundo, de este asquerosos mundo, estamos indignados porque ha salido a la luz algo que todos los que vivimos en la piel de toro teníamos más que sabido: que el Real Madrid, RM, es el club en el que se reúnen casi todos los día todos los que ocupan la cúspide de la pirámide y que, por tanto, todo lo que allí se hace es lo peor de todo lo que se hace en España.
Que los jugadores del RM no pagan impuestos...pero ¿es que había alguien por ahí que no lo supiera?
¿Que un juez ha advertido al diario El Mundo que si publica este escándalo, que publican todos los periódicos del mundo mundial, meterá al director y compañía en la cárcel?
¿Pero es que podía ser de otra manera?

miércoles, 23 de noviembre de 2016

La piel del elefante (II)


-Margui, por favor, pero ¿es que no me vas a saludar?
Y el ex ministro Margallo ni siquiera se detuvo un momento para cumplir con el protocolo con la que ¿era o había sido? gran amiga suya en aquellos casi 30 años de vino,o naranjada, y de rosas.
Tal vez ésta fue la última o penúltima puñalada, no lo sé, no lo sabremos nunca, porque apenas hacía unos minutos que Rita Barberá había intentado encontrar refugio en las bancadas del PP del Congreso en la solemne apertura de la legislatura por el Rey.
Y, luego, en el posterior besamanos, no la acompañó nadie en su desfile procesional ante SS.MM.
Y sale al patio y ve cómo su mejor amigo entre los componentes del consejo de ministros saliente, intenta evitarla desesperadamente y ella tiene que llamarlo, a voces, para que la salude, por su cariñoso mote amical.
Y ésta puede ser, repetimos, la última puñalada trapera. 
A ella, casi no le había dolido que Pablo Casado y el tal Maroto hubieran propalado a los cuatro vientos que si ellos estuvieran en el caso de Rita hace ya mucho que hubieran salido del mapa para no dañar tanto a su partido.
Esto sólo la indignó, que aquellos pipiolos casi imberbes, apenas salidos del cascarón, se atrevieran a meterse con ella, el nº 3 de los primeros carnet del PP.
Pero lo que le había partido el corazón era lo de Rajoy, ella, infeliz, creía que Mariano tenía normas éticas que nunca se saltaría, y ella y él, Rajoy, sabían muy bien que Mariano no sería lo que es ni estaría donde está si ella no le hubiera servido mejor que nadie.
Esto la derrumbó, Mariano y ella habían desfilado muchas veces, cogidos de la mano por las calles y plazas de Valencia, cuando él tenía los pies más fuera que dentro, cuando tantos querían echarle para ocupar su puesto, y ella, la gran Rita Barberá, fue el principio de su asombrosa recuperación.
Y, ahora, todos le pagaban con esto, o mandándole recados para que se fuera de una puñetera vez o escondiéndose detrás de las columnas del Congreso, para no tener que saludarla.
Ahí, en ese momento, es cuando el corazón se le rompió en mil pedazos y ella se sintió tan mal que llamó a los más cercanos de la familia para que acudieran allí, a darle el último abrazo, de tal manera que ella se pudo morir como quería, en brazos de su hermana.
Y, ahora, el gran cinismo de todo un partido que, como un sólo hombre, le echa la culpa a los demás de lo que ellos acaban de perpetrar.

domingo, 20 de noviembre de 2016

La piel del elefante

 Merkel a Rajoy: “Mariano, aquí diríamos que tienes la piel de elefante”. 
Esto ¿es un cumplido o el peor de los insultos que se le puede hacer a un gobernante?
Decía Floriano, al que seguramente decapitaron por ello, en aquella comedieta de Ponza que los pperos se inventaron como sicodrama para promocionar su campaña electoral:
-Quizá nos ha faltado un poco de piel-mientras se frotaba los dedos índice, medio y pulgar.
Yo, modestamente, creo que tiene razón Merkel, Rajoy no sólo tiene piel de elefante, absolutamente insensible ante toda esa gente que echan de su casa todos los días y a los que no expulsan de sus hogares pero los dejan allí terriblemente aislados, sin fuego, sin agua ni electricidad, hasta que se mueren de asco o se suicidan.
Pero ¿y los demás, cómo tenemos la piel los demás, cuando dejamos que toda esta gente vaya todos los días a todas las tertulias   radiofónicas o televisivas y nos restrieguen por los morros que, como ayer titulábamos, vivimos en el mejor de los mundos posibles y no hacemos, no pensamos qué debemos de hacer contra esta insoportable infamia?

lunes, 14 de noviembre de 2016

El mejor de los mundos posibles

Pangloss El Tornillo Que Sujeta El Cielo
 
 
Tengo 88 años y desde los 10 estoy viendo fútbol casi cotidianamente.
 
He sido de varios equipos, del primero, el Atlétic de Bilbao por la fascinación que provoca un club que nutre su plantilla sólo con la gente de su cantera y asimilados. Y la verdad es que yo nunca he visto una delantera mejor que la de Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gainza.
 
Luego me dejé seducir por aquello que fue el Atlético Aviación con gente como Gabilondo, Germán, Machín y en la delantera el mejor futbolista que yo haya visto nunca, Ben Barek.
 
Luego, el Madrid comenzó a hacer de las suyas, y ya nunca ha dejado de hacerlo y tuve la ¿suerte? de ver a Kopa, Didí, Diestefano, Rial y Gento.
 
Pero, claro, también he tenido que ver toda esa larga serie de canalladas que es la historia, la pequeña o gran historia, del fútbol español.
 
Hay por ahí una pléyade de grandes periodistas, es broma, que machacan a la gente con eso de que el fútbol no tiene nada que ver con la política. Cuando es política pura.
 
Bueno, todo lo que hace el hombre es política, desde que se levanta y va al váter hasta que, al final de la odisea diaria, se acuesta cansado en el catre.
 
Porque no puede ser de otra forma desde el momento que como nos dejo escrito en gran estagirita, el hombre es un zoon politikon, un animal político, y el hombre que no lo es o es un dios o una bestia.
 
Pero el problema es que, como apuntábamos hace unos días, “nihil volitur qui precognitur”, no conocemos, no sabemos, no vemos nada más que lo que los medios de comunicación, la jodida prensa, quiere que veamos y desde los emperadores romanos hasta estos energúmenos que nos gobiernan hoy lo primero que aprendieron en sus silabarios políticos es que al pueblo, si queremos que esté quieto, que no pregunte nada sobre lo que pasa y por qué, hay que tenerle el seso embebido en grandes pasiones que lo alienen de toda preocupación política.
 
Entonces, eran los espectáculos circenses en los que los romanos veían como unos hombres mataban a otros, o a los leones, de tal emocionante manera que los jodidos emperadores romanos ordenaban que al pueblo había que darle “panem et circenses” o sea, pan y juegos circenses.
 
Ahora, la cosa se ha rebajado, en apariencia, mucho porque sólo se nos da fútbol, el pan casi ha desaparecido de la escena.
 
Pero la exigencia se ha hecho total, aunque nadie, dado el dominio de los “mass media” por el capitalismo gobernante, se atreva, como debería de hacer, a denunciarlo y así, vemos cómo al enemigo futbolístico se le persigue a sangre y fuego, mediante la proscripción mediática, fiscal y judicial, castigando durísimamente a todas aquellas figuras que se han atrevido a fichar por el equipo nefando, a las que se procesa y juzga severísimamente mientras que a los del equipo del régimen se los ensalza hasta los cielos olímpicos.
 
Y todo esto no sólo es admitido sino que es defendido a muerte por esos nuevos reyes que son los propietarios de los grandes periódicos, radios y televisiones.
 
De modo que Messi ya está condenado a no sé cuántos años de cárcel y a Neymar acaban de sentarlo en el mismo banquillo y nadie dice ni hace nada porque, como decía aquel gran personaje creado por ese genio imperecedero que fue Voltaire, el gran Pangloss, vivimos en el mejor de los mundos posibles.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Fascismo a todas horas y por todos lados

Un huracán de fascismo asola el mundo
Los políticos más profundos han intentado comprender cómo es y para qué sirve esta ciencia que muchos de ellos se empeñaron en concebirla como arte, pero arte no es porque éste nunca llega a estos extremos de zafiedad que ahora vemos sacudir al ágora.
Porque la gran sentencia del judío alemán se cumple a rajatabla: todo es economía y así vemos cómo aquí, en España, gana sin hacer nada para merecerlo, un tipo que no se mueve ni para cambiar de postura en ese sofá desde el que ve casi todos los partidos de fútbol que él considera que merecen la pena, sólo porque así lo ha decidido eso que llaman el Ibex 35 y que no es sino el club, otros lo llamarían lobby, que ellos, los amos del dinero, han fundado para mejor defender lo suyo que debería de ser y moralmente lo es, lo nuestro.
Todos los que pintan algo en este putiferio tienen la lección muy bien aprendida: o juegas a favor de ellos o te aplastan como sea, sin que les estorbe mucho que, a veces, la pelea se traba entre dos de ellos, como ha sucedido en este caso en los Usa porque sería difícil determinar al lado de quien había más millones de dólares acumulados.
Como a mí esto de las cifras siempre me marea, creo que he leído por ahí que el Trump este maneja los dólares no por millones sino por billones, con b de burro, que es lo que el tío parece así, a primera vista.
Cuanto dinero tendrá el tío para ganarle la carrera a una tía como la Clinton que la inició hace ya un montón de años.
Pero lo que a mí me ha deshecho totalmente es comprobar que esto de la política no es un arte, creo que ni siquiera una ciencia, sino una puñetera mierda pinchada en un palo en la que siempre ganan los que quieren ellos y ellos ¿quienes son?, quienes van a ser, coño, los que amasan el dinero como si éste fuera aire y el universo entero estuviera repleto de él, que parece que lo está.
Y el viejo judío alemán, en lugar de alegrarse como un einstein cualquiera, gritando a pleno pulmón, “ya os lo decía yo, todo no es más que puñetero dinero”-él decía capital, porque queda más fino-se puso a llorar a lágrima viva, al comprobar que la cosa no tiene remedio y que fueron inútiles todos aquellos años de estudio en las bibliotecas, viviendo de la amistosa generosidad de Engels.
El hombre es un animal canallesco que todo lo que sabe, que todo lo que aprende, lo dedica a producir el mal.
¿Para qué quiere el Trump ese todo el poder político del mundo, si ya tiene casi todo el económico?
Ojalá no sea para lo que yo me imagino.

lunes, 31 de octubre de 2016

Un soneto me manda hacer Violante

Photo published for El TC avala la reforma legal que le permite suspender a políticos
“Un soneto me manda hacer Violante 
que en mi vida me he visto en tanto aprieto; 
catorce versos dicen que es soneto; 
burla burlando van los tres delante”.
Si hay alguien a los que yo debo no sólo agradecimiento sino también obediencia son mis querido amigos eddie y futbolín, porque, sin ellos, hace ya mucho que este blog, que estos blogs habrían tenido que cerrar y creo sinceramente que, sin ellos, a lo peor ya no tendría ningún otro aliciente para seguir viviendo.
Porque el hombre, o, por lo menos, algunos hombres necesitamos una tarea, algo que hacer que justifique el hecho diario de existir.
Pero lo que hoy “me manda hacer eddie”, no es ni mucho menos una tarea fácil, porque el derecho constitucional es tan duro que por ahí andan atareados los mejores cerebros en la materia, tratando de encontrar la salida a ese “impasse” que, como hemos visto, se produce en nuestro país con motivo de la investidura de un nuevo, o el mismo, presidente de Gobierno.
La Constitución ha sido denominada por algunos “ley de leyes”, lo que quiere decir que todas las leyes han de respetar dicha norma suprema.
Pero, para ello, sería, sobre todo, imprescindible, que ella se respetara a sí misma.
¿Lo hace? 
Yo he respondido ya varias veces a esta pregunta negativamente.
Y no lo hace porque todos los gobiernos que han habido hasta la fecha, la han utilizado para imponer a los otros partidos políticos aquello que no podían imponerles por las buenas.
En este sentido, el PP ha sido un maestro, como en todo, de la tergiversación y la manipulación.
Decía el famoso Conde Romanones, varias veces ministro de los gobiernos de aquella vieja España monárquica que hoy vuelve por sus fueros, refiriéndose a la Cortes: “dejemos a los diputados que hagan las leyes, que, luego, lo arreglaré yo todo haciendo sus reglamentos”.
El PP aprendió del famoso conde la lección y ha dicho “sotto voce”, para que no se enteren los que no se quieren enterar: “1º, yo, haré lo necesario para dominar las Cortes y, por lo tanto, la tarea de hacer las leyes, como por ejemplo, ésa que han dado en llamar “Mordaza”,
y, luego, me apoderaré de tal modo del Tribunal Constitucional, que éste no será sino el patio trasero del salón en el que se celebran los Consejos de ministros”.
Y así ha sido. Desde el primer momento, y ante la actitud pasiva de los demás partidos, el PP ha hecho todo lo que tenía que hacer y más, para tener siempre, siempre, siempre, mayoría absoluta en dicho tribunal.
De modo que, cuando el PP, por lo que sea, no puede legislar en las Cortes en primera instancia, impugna la ley que le molesta ante el TC y éste, sumisamente, le arregla el asunto como el PP quiere.
Esto es un escándalo tal que se ha hecho famoso en todo el mundo mundial.
De manera que las Cortes promulgan leyes que capacitan a este ¿tribunal? para hacer lo que le dé la gana, de modo que en este desdichado país todo está preparado para que siempre gane el PP.
Porque lo que van a conseguir ahora es que un tribunal que por su concepción y regulación nunca fue pensado para que fuera un tribunal ejecutivo de sus propias decisiones, ahora, sí, ahora, un tribunal pensado y creado como órgano meramente doctrinal, encargado solamente de decir lo que es o no constitucional, ahora podrá poner sus propias manos a hacer lo que a Rajoy u otro pepero le convenga sin tener que esperar a que otro tribunal de autentica instancia tenga que tramitar y llevar a efecto las sentencias y resoluciones que hasta ahora creaban doctrina constitucional pero que no eran susceptibles de ejecución por el mismo tribunal, por lo que han terminado por darle la razón a Alfonso Guerra cuando dijo aquello de que Montesquieu, el creador de la teoría de la división e independencia de los poderes del Estado, no sólo estaba muerto sino también enterrado.
Dicho de otro modo, mis queridos amigos. El PP ha convertido el TC, la luz que debería iluminar toda la justicia española con excelsas construcciones teóricas de los más altos conceptos jurídicos en  un juzgado más que hace guardia, en una callejuela perdida de una ciudad española más.
No sé si he cumplido tu mandato, tal como querías, eddie.

calificacion de las entradas