viernes, 27 de mayo de 2016

Frases (l)

Ante todo, pedir disculpas a mis posibles lectores por la imposibilidad en que me hallo de escribir las sentencias que voy a exponer en su escritura original, porque mi ordenador no me permite escribir, por ejemplo , en griego.
De modo que mi primera frase suena igual pero se escribe radicalmente de otra manera, “panta rei” dijo, con toda la razón del mundo, Heráclito, el Oscuro, lo que traducido al español, significa que “todo fluye” y apostilló, aún más, la cosa añadiendo, “nadie se baña dos veces en el agua del mismo río”, lo que es una manera, muy sintética, de decir que “en la naturaleza nada se crea ni se destruye, sólo se transforma”, lo que hemos dado en llamar ley de Lavoisier.
Lo que yo,modestamente, resumo en otra frase que no es sino la conjunción de las anteriores, todo evoluciona.
De modo que cuando el que es, para mí, el más grande de todos nosotros dice aquello de el “hombre es un animal político de manera que todo aquel que no es político o es un dios o una bestia”, mi alma, si es que puede hablarse de algo así, o mi cerebro, que esto sí que estoy seguro de que lo tengo, se expande como el aire para ocuparlo todo. 
De modo que si el hombre es tan necesariamente político que todo lo que hace adquiere esa naturaleza política, no hay nada de lo que el hombre hace que escape a esta clase de naturaleza.
Y aquí tengo el primero de mis grandes tropiezos con todos esos pigmeos hipócritas que se esfuerzan en privar de esta naturaleza política a todos esos actos humanos que ellos quieren manejar a su antojo.
Vayamos a otra de esas grandes frases: el ser humano y su alma se hallan marcados, desde el principio, y para siempre, por eso que se ha dado en llamar pecado original: Algo inclina, por su propia naturaleza, al hombre al mal. Y los grandes sabios hacen referencia expresa a eso cuando hablan de pecado original, de la naturaleza desfalleciente del hombre o de que éste es, sin duda, un lobo para los otros hombres.
Otros autores, más modernos, nos dicen que el hombre es humano, demasiado humano o un ser moribundo que hará cualquier cosa, la que sea, por sobrevivir.
Y así estábamos cuando llegan dos genios más, uno que nos dice que todo no es sino puñetera economía y el otro que no es sino producto de un primigenio instinto sexual. Coño.
Y todo este brevísimo pero ineludible camino para afirmar categóricamente que el hombre es una puñetera mierda de la que no se puede esperar nada bueno, porque aun cuando originariamente, al principio de su camino, sea como un ángel, la vida acaba por corromperlo hasta el mismísimo tuétano.  

miércoles, 18 de mayo de 2016

Aniversario


15 Mayode 2.011=18Julio de 1.936, un movimiento subversivo es igual a otro como una gota de agua es igual a otra, aunque aquel de 1.936 haya quedado como el MOVIMIENTO, así, con mayúsculas, para la historia, es preciso que todo cambie para que todo siga igual, uno, dos, tres y cuatro, ya tienes Franco “pa” rato, y qué rato, coño, 40 largos años de plomo, 
Seguramente ya no entiendo nada
Como tampoco lo entendí en su día, en aquel momento de hace ya 5 años, pero, coño, es que los sucesos se empeñan tercamente en darme la razón.
Ayer en la Puerta del Sol no estaba la izquierda y sí que estaba ostensiblemente, la derecha, la ultraderecha con dos clarísimas pancartas, las únicas que yo pude leer: “LA SEXTA HACE NEGOCIO” “y LA PLAZA NO ES UN PLATÓ”.
O sea dos clarísimas repulsas a la izquierda.
¿Dónde estaba anoche la izquierda?
Precisamente en el improvisado plató de la Sexta, con Ana Pastor, Lucía Méndez y el subdirector de eldiario.es que ahora no me acuerdo cómo se llama, además de esa cabeza rutilante que es Íñigo Errejón.
Pero sobre todo, estaba el miedo.  
Los mismos paricipantes lo dijeron, sí, dijeron explicitamente Lucía y Ana que no tenían miedo y ya se sabe, “excusatio non petita acusatio manifesta”.
O sea que ellas palparon el profundo rechazo de la gente que había en la plaza contra ellos, ¿cómo no iban a hacerlo si el populacho en esta caso no era nada oscuro: “Errejón, bajate de ahí ahora mismo”, lo que, unido a la sempiterna pancarta de “no nos representan dejaba las cosas insuperablemente claras”.
La derecha y la izquierda saben muy bien qué pasó en las plazas el 15 de Mayo de 2.011.
La derecha porque este movimiento de ahora, como aquel Movimiento de 1936, lo promovió ella, bajo la dirección de Pedro Arriola y con la activsima intervención de las Nuevas Generaciones del PP. A mí, cuando acudí personalmente a las plazas y cuando las contemplaba largamente en las pantallas de TV me llamó sobremanera la atención el saludo que practicaba aquella alegre muchachada: los brazos estaban alzados, sí, pero no terminaban en un puño cerrado fuertemente sino en una manos abiertas, como saludando a los que se iban, Psoe, y a los que llegaban, PP.
Decía el otro día el Bobo Solemne, o sea, Zapatero, que ni por un momento le pasó por la cabeza mandar a los antidisturbios a Sol, “ergo”, confiesa humildemente que él no era el promotor de lo que el 15M de 2.011, pasó en Sol.
¿Quien lo fue entonces?
Los viejos picapleitos conocemos muy bien el viejo principio jurídico que establece que para averiguar la autoría del cualquier hecho basta con preguntarse “¿cui prodest?”, ¿a quién aprovecha?
Señores de la Sala ¿a quién aprovechó, y de qué manera, el 15M?
Llevo toda la jodida mañana intentando intercalar aquí, en este cochino espacio, pero qué puñetero que es esto de la informática para los viejos de 87 años, aquella refulgente imagen que la canallesca publicaba en casi todas las primeras sus asquerosos diarios, el mapa de este triste país teñido todo él de azul, del azul de la Falange Española Tradicionalista y de los JONS, del azul de la División Azul, que el invicto envió a Rusia para luchar contra el comunismo al lado de la inmarcesible Wermacht, con el resultado que todos sabemos.
Mi tesis ya la expuse en aquel momento, con muy poca aceptación, a decir verdad, tal vez hubiera sido mejor decir sin ninguna. 
Pero yo estoy convencido de la certeza de mi tesis.
Y ellos, la ultraderecha, también: “bájate de ahí, Errejón” y todos esos gritos y amenazas que atemorizaron a Lucía Méndez y Ana Pastor.
No hubo ni un sólo grito contradictorio ni alentador.
¿Por que?
Porque ayer y el 15 de Mayo de 2.011 quien mandaba realmente en Sol era el PP, por eso aplastaron de aquella manera en las elecciones.
Que, con esa enorme habilidad que le caracteriza, Pablo Iglesias haya convencido a la mayoría de que él es un heredero directo del 15M no es sino una prueba más de su gran talento.

viernes, 13 de mayo de 2016

Comunismo

Todos los días, cuando me siento delante de este ordenador y comienzo a leer la canallesca, tengo que esforzarme rudamente para no mandarlo todo a hacer leches.
 
Porque yo he cimentado toda mi puñetera vida, que ha sido puñetera y mucho, en la idea de una especie de redención universal por el comunismo. 
 
Algo muy parecido a lo que hacen los cristianos respecto a su religión.
 
Y de pronto me he encontrado en que no ya sólo los capitalistas liberales sino toda esa gentuza que hoy se alinea junto a ellos no sólo no se mete con nosotros, los comunistas, sino que ni siquiera nos menciona.
 
Es ese desprecio realmente insuperable con el que José Alberto Primo de Rivera, desde Ciudadano, dice que “al fin vemos qué es realmente Podemos, la concreción más rancia y casposa del mundo, el jodido comunismo”.
 
Ésta, creo yo, es la gran victoria de esa repugnante ultraderecha que gobierna el mundo: haber situado fuera del tablero en que se juega el destino de la humanidad no ya sólo la ideología comunista sino incluso la simple posibilidad de su mención.
 
Quizá sea precisamente por eso por lo que yo llevó ya muchos años sintiéndome más solo que la una, incluso aquí, en mis blogs.
 
He notado que ni siquiera mis grandes amigos que, por aquí, creo firmemtente que los tengo, cuando yo escribo sobre mi comunismo, no dicen nada desaprobando mis creencias pero tampoco compartiéndolas, hacen como que ni siquiera las han leído, seguramente porque piensan que sí, que yo también soy de los suyos pero que hay una parte de mi pensamiento político que ya está absolutamente desfasado, que forma parte de una ideología que nunca, nunca, nunca volverá a estar de actualidad.
 
Es por eso por lo que hoy he recibido como el mejor de los regalos que el cielo podía hacerme, el artículo sobre la reciente premio nobel rusa que incluyo a continuación, porque esta famosa escritora,periodista y documentalista cuya aparición se ha expandido por todo el mundo como un reguero de pólvora, acaba concluyendo de un modo parecido al que es mi pensamiento, sólo que ella lo demora indefinidamente en el tiempo y yo creo que no, que el comunismo está ahí, luchando fieramente contra todos en todos esos países que se autotitulan comunistas pero especialmente en China que les está dando "pal pelo" a todos los países capitalistas, mientras soporta una crítica nada coherente por parte dela canallesca mundial:
"La Premio Nobel bielorrusa Svetlana Alexiévich: “La idea comunista volverá a nuestras vidas”
1. "No podemos decir que el socialismo sea una idea mala. La versión rusa era mala, pero no tiene nada que ver con la propia idea", ha argumentado"Ahora, ni como sociedad ni como entidad económica tenemos posibilidades de que todo el mundo viva feliz", y ha explicado
Ediciones Prensa Libre S.L. 
infoLibre.es | Viernes, 13 de mayo de 2016 
La periodista y escritora bielorrusa Svetlana Alexiévich, Premio Nobel de Literatura 2015 EP 
La periodista y escritora bielorrusa Svetlana Alexiévich, Premio Nobel de Literatura 2015 y documentalista del fracaso de la utopía soviética ha augurado este viernes en rueda de prensa en Barcelona: "La idea comunista volverá a nuestras vidas", según Europa Press. 
 
"No podemos decir que el socialismo sea una idea mala. La versión rusa era mala, pero no tiene nada que ver con la propia idea", ha argumentado, y cree que la sociedad rusa quizá estará preparada dentro de cien años para acoger un socialismo con rostro humano.
 
"Ahora, ni como sociedad ni como entidad económica tenemos posibilidades de que todo el mundo viva feliz", y ha explicado que su obra sobre la utopía roja le sirvió para ver cómo el socialismo afectaba a la vida cotidiana de la gente.
 
Alexiévich –que el sábado acudirá en Barcelona al evento Literal de Fabra i Coats, y el miércoles al Kosmopolis del CCCB– ha admitido: "Yo soy de la generación que negaba el comunismo; no por la idea, que es bonita, sino por su realización".
 
"Me recuerda que en los 90 reinaba un romanticismo: Se irán los comunistas y vendrá la libertad. Nos sentíamos héroes por luchar contra el monstruo del comunismo, y ahora tenemos que vivir con las ratas que salieron de nuestras vidas, nuestra naturaleza y nuestra propia alma", ha dicho''. 
 
 
© Ediciones Prensa 
 
 
 

viernes, 6 de mayo de 2016

La conspiración

Una nota común a todos los partidos de derechas es su tajante afirmación de que ellos no creen en teorías conspiratorias, cuando ellos mismos son los que están sometiendo a todos los colectivos nacionales e internacionales a tantas conspiraciones como las consideran necesarias.
Algunas son tan evidentes que basta sólo con citarlas: Onu, Otan, EE.UU., Unión Europea, etc.
Pero hoy quiero escribir sobre una que ha pasado, creo, totalmente desapercibida.
Podemos ha aparecido como un rayo de luz en medio de las más profundas tinieblas y ha causado, por lo tanto, la más honda preocupación.
Casi nada, un partido nacido realmente del pueblo, que actúa como tal, o sea, como pueblo y que intenta conducir al pueblo hacia sus auténticas libertad y prosperidad.
Es aquel sueño de Lincoln: el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, como así definió la democracia aquel presidente tan bueno que lógicamente murió asesinado, inaugurando así una serie de crímenes encaminados a que en aquel enorme país sólo gobernaran los dueños del capital, con los peores designios sobre el destino del mundo, o sea, de todos nosotros.
Ahora, están allí también en elecciones a la presidencia y pugnan por ella un inícuo supermultimillonario poseído de una serie de retrógradas ideas sobre el gobierno de la cosa pública y la esposa de un presidente anterior, que ha sido ya Secretaria de Estado y que vimos la fruición con la que vivía en directo el asesinato, porque fue eso, un asesinato de Bin Laden. O sea otro crimen de Estado que unir a tantos otros, como el de Hugo Chaves.
Y esto me lleva de la mano a la conspiración que ahora se està llevando a cabo sobre Podemos.
Podemos es un grito de auténtica libertad y por lo tanto ataca profundamente, esencialmente a un régimen nazifascista como el que gobierna omnipotentemente en esta país desde pronto hará cien años. O sea que llevamos ya casi un siglo permitiendo que sobre nuestras domesticada cabezas un régimen pensado, creado, sostenido y renovado por todos aquellos sátrapas militares que se hicieron con el poder político mediante uno de los más sangrientos golpes de Estado sufragados por el gran capital.
En julio de 1.936, España había conseguido, a base de esfuerzo y heroísmo instaurar una régimen republicano absolutamente democrático en el que todas las cadenas que nos han oprimido secularmente y que ahora lo hacen con más ahínco aún, fueron abolidas instaurándose una era justicia, libertad e igualdad, que ilusionó al pueblo pero que apenas si duró unos días.
Dos aviesas personas, un contrabandista balear, Juan March, y Franco, el más ambicioso de los generales que en España han sido, conspiraron, una vez más, para que aquella república saltara por los aires cuando apenas había nacido.
El general fue una auténtica losa de plomo para el país porque no sòlo lo aplastó durante 40 espantosos años sino porque se esforzó sobremanera para que el canallesco y monstruoso régimen que él creó con la más cruel de las ferocidades, se perpetuara en el tiempo parece que por los siglos de los siglos.
Este militar, zafio y bestial, buscò y halló a sus Ribbentrop y Goebbels, Fernández de la Mora y Fraga, para que pergeñaran la zafia y brutal teoría que justificara un intento de opresión permanente que perpetuara aquel estado de   cosas  asentado, según cuentan los historiadores extranjeros, en más de un millón de muertos, entre ellos gente de la categoría de Miguel Hernández y Federico García Lorca, que cometieron el imperdonable crimen de ser poetas y amantes de la libertad.
Por eso este régimen de plomo y de acero, ante la aparición de Podemos, un partido político que le dice al pueblo que él, el pueblo, debe de reasumir la tarea de recuperarse a sí mismo como actor de su propio destino, ha montado esta cacería total, esta especie de caza de brujas copiada al pie de la letra de la que el senador McCarthy usaniano llevó a cabo en su país, con el inconveniente insuperable de que allí había alguna prensa que cumplía con su tarea y unas instituciones sociales que no son tan canallescas como las de nuestro establishment.

calificacion de las entradas