sábado, 23 de julio de 2016

Ensuciándose

El mensaje de Rivera que despertó a Margallo “a las cinco de la madrugada”
-Por favor, no nos ensuecien-, portavoz de Ciudadanos,C’, dirigièndose al PP porque éste ha pactado subterrráneamente con los independentistas catalanes.
¿Ensuciar? Nacieron tan sucios que tuvieron que aparecer desnudos como niños que acaban de llegar a este mundo, invocados enérgicamente por el presiente del C. de A. del Banco Sabadell, que urgió a los suyos a crear un Podemos de ultaderecha, porque el partido de derechas ya lo tenían.
¿Suciedad? No pasa un sólo día sin que la prensa nos tenga que relatar una de esas repugnantes fechorías que los del PP cometen contra los españoles de tercera porque los de primera y segunda tienen licencia para matar.
Y matan, claro que matan, todos los días y con ensañamiento.
Y al pueblo, moribundo, todo le da ya igual porque no tiene fuerzas ni para respirar cuanto menos para salir a la calle a protestar, sabiendo como sabe que todo será inútil, que el acto de pacífica rebeldía sólo servirá para que entre en vigor la ley mordaza y que, encima de jodidos, acaben apaleados, por los genízaros de esa gestapo que con tanta fruición nos persigue, cuando, desesperados, nos atrevemos a seguir viviendo.
¿Es ésta la suciedad a que se refiere el antiguo miembro de la Falange, votante en Europa junto a grupos de la más ultraderecha del mundo y que ahora, como su conciencia no le deja dormir, se dedica a llamar el ministro de Exteriores, Margallo, a las 5 de la mañana para asegurarle que pueden contar con ellos?
¿Suciedad, pero quién manchará a quién, el partido podrido, el partido corrupto, el partido que es esencialmente corrupción porque, como decía Rajoy, en sus célebres artículos en El Faro de Vigo, es algo que los hace distintos `por nacimiento, por su propio linaje, por lo que todos ellos acaban siendo registradores, notarios, abogados del Estado, o cualesquiera otra de esas profesiones en las que se gana todo el oro del mundo, sin trabajar, porque ellos son, siempre lo han sido y siempre lo serán no hijos de la polla roja sino, todo lo contrario, de la polla azul?
De modo que ambos partidos andan ahora refocilándose en sus propias suciedades, llamándose tiernamente desde sus respectivas camas porque sus ansias de poder, de más poder, no los dejan dormir.
De sus conciencias no hablamos porque estoy seguro que no tienen.
Y además se jactan ostensiblemene de ello, “eh, rubia”, le dice Margallo a su colega Tejerina, “mira”, y le muestra orgulloso, como el mejor de los trofeos de caza, el mensaje de José Alberto Primo de Rivera.
-Por favor, no nos ensucien-dice el portavoz de C’s, como si fuera posible que se ensuciaran más.

martes, 19 de julio de 2016

Yo me bajo de esta maldita bola.





Me niego terminantemente a admitir un sólo minuto más que esta mierda en la que vivimos es una democracia.


 Resulta que no sólo Rajoy gana no ya sólo por votos sino también por escaños todas las votaciones en las que participa sino que, además, cuando no gana, cuando no puede ganar, llegan sus enemigos mortales, lease los nacionalistas catalanes y votan o maniobran como si votaran para que él gane las elecciones a la presidencia del Congreso, los nacionalistas catalanes que, teóricamente son   sus enemigos mortales ¿a qué coño estamos jugando todos en este jodido país?

O sea que la única cosa que a este tipo le faltaba para dominar el cotarro que era el Congreso, sus enemigos van y se lo dan en bandeja.

En fin, yo ya he dicho que, por favor, que paren este jodida bola, porque yo me bajo.






viernes, 8 de julio de 2016

¿Democracia?











Democracia, de demos, pueblo, y cratos, poder, poder del pueblo o, como dijo Lincoln, el gobierno del pueblo por el pueblo, y para el pueblo o, sea, a favor del pueblo.

Y yo pregunto: ¿hay algún país en el mundo en el que exista realmente la democracia, en el que el pueblo sea gobernado realmente por el pueblo, buscando realmente su propio bienestar?

Y yo afirmo rotundamente que si existe, yo no tengo noticia de él.
 Llevo siglos oyendo a ese tipo llamado Marhuenda diciendo que los Usa son una democracia perfecta que debe de servir de ejemplo al mundo entero.

Ayer supimos que una comisión creada en Inglaterra para investigar lo ocurrido realmente cuando Bush, Blair y Aznar se confabularon en las Azores para perpetrar uno de los crímenes de guerra peores de los últimos tiempos, concluyó que aquello fue realmente eso, un auténtico genocidio perpetrado por los intereses espurios de Bush, propietario petrolífero, Blair, complice incondicional de los Usa, como lo son, han sido y lo serán todos losprimeros ministros británicos, aplaudidos hasta con las orejas por esa especie de jenízaro advenedizo de Aznar, que no se creía reallmente que aquellos ilustres personajes históricos le permitieran tambien a él participar de un acontecimiento glorioso cuya memoria será celebrada universalmente a lo largo de toda la historia.

Democracia, claro que sí, los tres países en cuestión son ante todo elmundo ejemplos de democracias archiperfectas, en los tres sus mandatarios son elegidos mediantes elecciones ejemplares en el que el voto es libre, directo y secreto. ¿Hay quién pida más?

Sí, yo, yo pido más.

Para que unas elecciones sean realmente libres debe cumplirse a rajatabla del principio de igualdad entre todos los elegibles que se presenten a ellas.

Es por eso que últimamente, todos los países avanzados están suprimiendo de sus planes de estudios la ciencia de las ciencias, la filosofía, palabro que también deriva del griego, filos, amante, sofía, sabiduría.

Si todos los votantes españoles fueran realmente sabios, en el más económico sentido de la palabra, del griego, cómo no, oikonomía, de oîkos 'casa' y némein 'distribuir', 'administrar';1. f.Administración eficaz y razonable de los bienes.
2. f. Conjunto de bienes y actividades que integran la riqueza de una colectividad o un individuo.
3. f. Ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de bienes escasos.
1. f. Abaratamiento de los costes unitarios de un producto, logrado al aumentar la cantidad total producida.
Economía de mercado:
1. f. Sistema económico en el que las decisiones tienden a obtener el mayor beneficio según los precios de la oferta y la demanda con un mínimo de regulación.
Economía del bienestar:
1. f. economía que tiene como objetivo global extender a todos los sectores sociales los servicios y medios fundamentales para una vida digna.
Economía dirigida:
1. f. Sistema en el que el Gobierno fija los objetivos que han de alcanzar los agentes económicos y sus límites de actuación.
Economía mixta:
1. f. Sistema económico en el que parte de las decisiones se atienen a objetivos y límites impuestos por la autoridad central, adoptándose las restantes según los mecanismos de mercado.
Economía planificada:
1. f. Sistema económico en el que la mayoría de las decisiones se rigen por los planes periódicos de la autoridad central.
Economía política:
1. f. p. us. economía ( ciencia).
Economía sumergida:
1. f. Actividad económica practicada al margen de los cauces legales, sin figurar en los registros fiscales ni estadísticos.
(Rae, Real Academia de la Lengua).
Cuando de los planes de estudios españoles desaparezca esa estúpida materia que hemos dado en llamar filosofia, el pueblo, la masa estudiantil ya no tendrá oportunidad de aprender aquello tan esencial de “nihil volitur qui precognitur”, que traducido así, a mi manera, quiere decir que sólo se puede querer lo que se conoce, o sea que son los medios de comunicación los que realmente mandan en el mundo político, si la prensa canallesca se empeña en que el pueblo no sepa realmente qué es en realidad Podemos, qué pretende, de dónde viene o adonde va, si falsifica vergonzosamente todas estas características, diciendo que ellos no son más que unos submarinos que nos han mandado Venezuela e Irán para hundirnos en la miseria, quién coño los va a votar en unas puñeteras elecciones generales.

“Eppur si muove” y, sin embargo, se mueve, sin embargo los han votado 5 millones de electores. Milagro, milagro.

Volviendo al tajo, democracia, ¿qué, de qué, si los medios, el capital que domina los medios no quiere, nadie puede ganar unas elecciones generales, o sea que de democracia, nada, plutocracia, o poder de los ricos, sí, todo lo que quieras.

















domingo, 3 de julio de 2016

Los verdugos no tienen miedo.

Explosión de las bombas atómicas  Fat Man y Little Boy sobre las ciudades víctimas Hirosima y Nagasaki
Respuesta a mi admirado amigo Aníbal Malvar, con motivo de la publicación de su artículo “El miedo de los verdugos”, en Público del  día de hoy .
“In illo tempore”, en aquellos añorados tiempos en los que podía escribirse y triunfaba una obra como Fuenteovejuna, en la que un pueblo entero respondía a la inquisición “¿quién mató al Comendador” con un contundente “Fuenteovejuna, señor” y todavía más, después, de que se pudiera someter el cuello de una reina a la caricia de la guillotina por haberse atrevido a decir aquello de “¿que no tienen pan para comer? Que coman pasteles”, y, por último, después de que la frase de uno de los más grandes novelistas de todos los tiempos nos describiera a todos nosotros diciendo que no sólo éramos los humillados, sino también los ofendidos, lo que supuso el comienzo del apocalipsis: “y cuando el ángel levantó el séptimo sello se hizo en la Tierra un silencio como de media hora”.
Media hora, media hora según el tiempo de los ángeles y de los dioses. 
¿Cuántos años, cuántos siglos, según nuestra contabilidad temporal?
Los Usa con el Enola Gay, levantaron un poco el séptimo sello en Hirosima y Nagasaki y el mundo entero calló ante aque horror insuperable.
Sólo fue una advertencia pero resultó lo suficientemente amenazante.
      
Y los aguerridos samurais del rey japonés pidieron inmediatamente una paz sumamente deshonrosa que para muchos de ellos supuso un inmediato harakiri.
Pero al séptimo sello apenas si lo había rozado el dedo del ángel.
Y eso que aquel Apocalipsis apenas era un modosito cuento de navidad, ya que se calcula en miles de millones el número de cabezas nucleares que se almacenan en todo el mundo.
De modo, Aníbal, que si los verdugos tienen miedo sólo pueden sentirlo de sí mismos.
 

calificacion de las entradas