sábado, 23 de julio de 2016

Ensuciándose

El mensaje de Rivera que despertó a Margallo “a las cinco de la madrugada”
-Por favor, no nos ensuecien-, portavoz de Ciudadanos,C’, dirigièndose al PP porque éste ha pactado subterrráneamente con los independentistas catalanes.
¿Ensuciar? Nacieron tan sucios que tuvieron que aparecer desnudos como niños que acaban de llegar a este mundo, invocados enérgicamente por el presiente del C. de A. del Banco Sabadell, que urgió a los suyos a crear un Podemos de ultaderecha, porque el partido de derechas ya lo tenían.
¿Suciedad? No pasa un sólo día sin que la prensa nos tenga que relatar una de esas repugnantes fechorías que los del PP cometen contra los españoles de tercera porque los de primera y segunda tienen licencia para matar.
Y matan, claro que matan, todos los días y con ensañamiento.
Y al pueblo, moribundo, todo le da ya igual porque no tiene fuerzas ni para respirar cuanto menos para salir a la calle a protestar, sabiendo como sabe que todo será inútil, que el acto de pacífica rebeldía sólo servirá para que entre en vigor la ley mordaza y que, encima de jodidos, acaben apaleados, por los genízaros de esa gestapo que con tanta fruición nos persigue, cuando, desesperados, nos atrevemos a seguir viviendo.
¿Es ésta la suciedad a que se refiere el antiguo miembro de la Falange, votante en Europa junto a grupos de la más ultraderecha del mundo y que ahora, como su conciencia no le deja dormir, se dedica a llamar el ministro de Exteriores, Margallo, a las 5 de la mañana para asegurarle que pueden contar con ellos?
¿Suciedad, pero quién manchará a quién, el partido podrido, el partido corrupto, el partido que es esencialmente corrupción porque, como decía Rajoy, en sus célebres artículos en El Faro de Vigo, es algo que los hace distintos `por nacimiento, por su propio linaje, por lo que todos ellos acaban siendo registradores, notarios, abogados del Estado, o cualesquiera otra de esas profesiones en las que se gana todo el oro del mundo, sin trabajar, porque ellos son, siempre lo han sido y siempre lo serán no hijos de la polla roja sino, todo lo contrario, de la polla azul?
De modo que ambos partidos andan ahora refocilándose en sus propias suciedades, llamándose tiernamente desde sus respectivas camas porque sus ansias de poder, de más poder, no los dejan dormir.
De sus conciencias no hablamos porque estoy seguro que no tienen.
Y además se jactan ostensiblemene de ello, “eh, rubia”, le dice Margallo a su colega Tejerina, “mira”, y le muestra orgulloso, como el mejor de los trofeos de caza, el mensaje de José Alberto Primo de Rivera.
-Por favor, no nos ensucien-dice el portavoz de C’s, como si fuera posible que se ensuciaran más.

2 comentarios:

Futbolín dijo...

http://kaosenlared.net/el-psoe-en-su-paradoja-obedecer-al-regimen-bloquear-el-normal-funcionamiento-del-regimen/#.V6Dxs0aQuIw.facebook

Futbolín dijo...

El problema: la emergencia del racismo de clase (Manolo Monereo)
http://iniciativadebate.org/2016/08/02/el-problema-la-emergencia-del-racismo-de-clase/

calificacion de las entradas