viernes, 30 de septiembre de 2016

Los desnudos y los muertos




“Ave, Caesar Imperator, morituri te salutant”, Salve, César Emperador, los que van a morir, te saludan.

¿Por qué, por qué, por qué?-preguntaría el ínclito Mourinho.

Y la única respuesta cierta sólo la puede dar el César Emperador del Psoe, El Gran Gato, el inefable Felipe González, porque él lleva ya muchos años dirigiendo con mano maestra el ocaso del que fue su partido, un partido al que no ha cesado de traicionar desde el primer momento porque la cuestión era ésta: o traicionaba al Psoe o traicionaba a los jerarcas alemanes y usanianos que estaban financiando a este partido para que sirviera fielmente a sus intereses.

La triste historia del socialismo europeo es ésta: murió en la Italia de Crasi, en la Grecia de Papandreu, en la Inglaterra de Blair, y siempre por el mismo motivo, la traición de los que debían dirigir a sus respectivos partido.

En España se había resistido bravamente hasta ahora en que todas las asechanzas del felipismo acaban de implosionar, Felipe González, FP, no se ha cansado de ponerle trampas a Pedro Sánchez, PS, hasta que ayer lo hizo volar todo por los aires, el fetiche, el enorme jarrón chino del Psoe, proclamó a voces por todo espacio noticioso español que el pobre PS le había engañado miserablemente y García Page asomó por todas las pantallas de televisión gritando que PS debía pedir perdón a FG por haberle resistido miles de tarascadas sin ceder.

Y pocas horas más tarde 17 miembros del Comité Ejecutivo del Psoe presentaban su dimisión en el mismo pretendiendo hacerlo saltar por los aires y dar al traste con el propósito de PS de convocar el sábado un Congreso General a fin de que de una puñetera vez se aclarara el panorama, no ya tan convulso sino insoportable.

-“Tu, etiam, Brutus”“: tú, también, Bruto-les podría preguntar PS todos y cada uno de estos 17.

Yo no soy ni mucho menos un experto en el panorama jurídico corporativo del Psoe, aún así, me atrevo a pensar que la traición de estos 17 miembros del Comité Ejecutivo lo que han provocado es lo contrario de lo que pretendían: si ya no hay Comitè Ejecutivo hay que celebrar un Congreso General que nombre uno nuevo, que puede aprovechar la ocasión para hacer todo lo demás que pretende el traicionado PS.

Extraños los caminos que a veces elige la justicia para manifestarse.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas