domingo, 18 de septiembre de 2016

Qué es lo que busca la ultraderecha del Psoe.


Para cerciorarnos de la mala fe de la ultraderecha del Psoe no hay sino reflexionar sobre su actitud ante los partidos independentistas.
Por supuesto que, en el fondo de su  rechazo frente a ellos, lo que más influye es su convencimiento de que su apoyo provoca como consecuencia inmediata el voto en contra del resto de todos, o casi, los ciudadanos del Estado español.
Esto es así, de tal manera, que se tiene que estar loco, o casi, para que cualquier partido del espectro político patrio se atreva a promoverlos descaradamente porque ello supone un severo castigo de los votantes.
Pero, una vez que tienen lugar las elecciones, depositados ya en las urnas todos y cada uno de los votos, siendo por tanto el sufragio irreversible hasta las próximas consultas, ¿qué es realmente lo que empuja a los Felipe González, y demás santones del Psoe a oponerse fieramente a que Pedro Sánchez incluya en sus pactos, en el camino hacia la presidencia, a los partidos independentistas de Cataluña, País Vasco y Galicia?
Es esta pertinaz hipocresía la que está impidiendo a muchos, que se consideran a sí mismos de izquierda,  votar en las urnas a los que se consideran incluidos en este ámbito, porque tácticamente nadie en sus cabales puede hacer algo tan decisivo como ayudar a llegar al poder a los que son sus enemigos mortales.
Es por eso, que no entiendo de ninguna manera la actitud de gente como Juan Carlos Rodriguez Ibarra, que afirman estentóreamente que se darán de baja del Psoe, si Pedro Sánchez pacta con Podemos y los partidos independentistas para alcanzar la presidencia.
¿Que es lo que pretende toda esta gente, que gane el PP su carrera presidencial a costa del Psoe?
¿Por qué, porque eso significa la victoria del bipartidismo?
¿Porque piensan que al PP alguna vez se le podrá ganar en las urnas, cuando la gente, esa estúpida gente que se deja engañar: con las amenazas de que los comunistas les van a robar no sólo ese coche que ya ni siquiera arranca sino ese apartamento de 50 m2 cuadrados de esa playa a la que ya no pueden ir porque se la han cargado a base de sobre explotación, o con la promesa del establecimiento de esos sueldos y pensiones dignas, que llevan anunciándonos ya cinco decenios, pero nunca podrá ganarsele a un partido que está demostrando que es realmente de izquierda, si se entiende por ello una conducta personal honesta y la defensa de la justicia hasta la última gota de sangre?

No hay comentarios:

calificacion de las entradas