martes, 7 de marzo de 2017

¿Tiene futuro la democracia?

ejemplo verja nº5068 ejemplo verja nº5069 ejemplo verja nº5070 ...
Me cuesta mucho creer que hay ocho millones de españoles que están de acuerdo con lo que hace el PP, pero ahí están, rampando en el marcador, esos millones de votos.
¿Qué ocurre que son tontos o que están ciegos?
Les juro por mi madre que ni lo uno ni lo otro. Saben muy bien lo que hacen.
Todo el que vota al PP le saca algo al cocido. El que menos que los demás vecinos del edificio le digan “don Fulano” y aunque eso parezca no sirve para nada, claro que lo hace, recuerdo cuando tuve que poner un acto de conciliación al “don” de mi escalera porque quería poner una verja al final del sexto piso, él tiene las dos últimas viviendas en el séptimo.
Los otros once vecinos se pusieron de su parte, claro que yo gané en el juzgado y el “don” se tuvo que comer su verja de hierro con patatas, pero ellos me dijeron de todo, desde maleducado a insolidario.
Y los insolidarios son ellos. Después, he ido descubriendo que todos mis enemigos tienen algún fraude que ocultar a la comunidad, desde el que ha tapiado la puerta de servicio al que ha hecho que el desagüe de su mirador vierta las aguas sobre el mìo o ese otro que se ha apropiado del patio comùn y te echa, luego, la bronca porque le caen las gotas que se desprenden de tu colada.
Por eso me hicieron una especie de juicio sumarìsimo porque, cuando llegué, instalé los aparatos del aire acondicionado en los alféizares de mis ventanas y no, como todos ellos, en la terraza comùn donde han prohibido el acceso.
O sea que esos ocho millones de insolidarios que votan contra el bien común del resto de los españoles claro que existen y que están bien contados, si v. mira bien a su alrededor lo comprobarà inmediatamente.
Yo he frecuentado un blog en el que era muy comùn despedirse escribiendo: república y màs escuelas.
Esta, ¿es la solución?
Mucho me temo que, con esa poderosa lentitud de los fenómenos históricos, hay que proponerse de una puñetera vez el cambio de paradigma, ya que si algo está superdemostrado es que el de la democracia ya no sirve, porque el gran enemigo, Belcebú, o sea el capital le ha dado la vuelta como a un calcetín y esa vuelta es irreversible como nos está certificando la experiencia universal.








No hay comentarios:

calificacion de las entradas