jueves, 27 de abril de 2017

Anatomía de unos cuantos jueces (IV)

El juez de la Audiencia Nacional, en el congreso celebrado hoy en...
Anatomía de unos cuantos jueces (IV)
Mi último post, terminaba literalmente así:
“¿Hasta cuándo este desdichado pueblo que hoy acudía a la puerta de la sede del PP, de la calle Génova, armado de cacerolas y los correspondientes utensilios culinarios para la percursión, en apenas un centenar de personas, va a continuar así, sin tomar plena conciencia de que si no hace otra cosa que quedarse en casa y comentar indignados con sus vecinos cómo está la situación, ésta no se va a arreglar nunca?”.
Esta mañana, cuando, como todos los días, me he asomado a mi televisor ante el que veo La mañanas de la 4 y Al Rojo vivo, yendo de una a otra cadena según me parece, he recibido la increíble noticia de que Unidos Podemos va a presentar una moción de censura contra el PP y su vera efigie, Mariano Rajoy.
No me lo podía creer y, sin embargo, algo así es lo que yo pedía en el párrafo antes consignado de mi último post.
Y hacía bien en no creérmelo porque simultáneamente esos maravillosos partidos que, según ellos,  sólo viven para lograr nuestro mejor bienestar, Cs y Psoe, se apresuran a salir a la palestra para anunciarle al promotor de tan maravilloso acto parlamentario que con ellos no contara el susodicho proponente porque tal moción de censura sólo era un acto de pura ma lafe (Psoe) o una carnavalada (Cs). Más o menos.
La cuestión es: ¿pueden estos dos últimos partidos que vocean por todos los rincones de su amada patria que la situación de corrupción a que ha llegado el país en manos del PP, es insoportable, permitir que éste siga gobernando un sólo día más?
Y ambos a unísono gritan que sí, que todo es preferible a que Unidos  Podemos pueda aprovechar esta maravillosa oportunidad que a este desdichado país se le ofrece, visto el hartazgo, al fin, de todos sus habitantes, de quitarse de encima la dura losa pepera, para obtener la mínima ventaja electoral sobre ellos.
O sea que ambos partidos, Psoe y Cs mienten como bellacos cuando propalan a los cuatro vientos que ellos están dispuestos a hacerlo todo, absolutamente todo para librarnos de la ominosa opresión pepera.
Como decía Unamuno a su amigo:
-¡Qué país, Miquelarena,qué país!

No hay comentarios:

calificacion de las entradas