jueves, 8 de febrero de 2018

"Fumus boni iuris".

Club, Subasta, Derecho, Símbolo, Juez
 
Los buenos juristas, que saben más por viejos que por sabios, cuando comentan cualquier tema jurídico hablan del “fumus boni iuris”, del humo del buen derecho.
 
O sea que, según ellos, el buen derecho, esto es el derecho que es tal derecho desprende un buen humo, un buen olor.
 
Pero ¿qué es, jurídicamente hablando, un buen olor?
 
El consenso universal sobre que un texto jurídico es realmente tal, es  que dicho texto ha recoger, contener, exhalar el humo, la apariencia de un buen derecho, de un derecho que se atenga a la auténtica justicia.
 
O sea que el buen derecho es aquel que es universal, que todo el mundo reconoce como buen derecho.
 
A “sensu contrario”, el derecho no será buen derecho si universalmente no es admitido como tal.
 
Y esto no es un silogismo, un razonamiento, sino pura y dura matemática, no la elucubración de unos pensadores   sino una constatación real, empírica, dos más dos son cuatro.
 
Supongamos, entonces, que un magistrado español que ha dictado una orden europea de busca y captura de un fugitivo de la justicia española, dicen ellos y sus adláteres, retira “sua sponte”, espontáneamente, dicha orden porque no es que tema sino que sabe que va a ser rechazada por no atenerse a las normas del derecho universal, es decir, de la auténtica justicia, ¿qué es lo que realmente sucede?
 
Item más, de pronto, nos hallamos con que un organismo internacional, tan poco sospechoso de veleidades izquierdistas como Amnistía Internacional, sufragado, mantenido, costeado, alimentado por el Imperio,  dice que la actuación de ese concreto juez, que persigue a unos funcionarios electos catalanes, y que, al que coge, lo mete definitivamente en la cárcel, sin atender a ninguna clase de razones,  no es ajustada a derecho, no expele ese “fumus boni iuris”, ese humo de buen derecho,  sino que es evidentemente injusta y debe de ser dejada sin efecto.      
           
¿Entonces?           
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

calificacion de las entradas