sábado, 24 de febrero de 2018

Hombres necios que acusáis.......


Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces, tu pecho de lobo, abierta la camisa hasta el ombligo, para mostrar ¿qué?, pero si tú no tienes nada que mostrar que no sea tu zafia prepotencia de falso macho para meterte con una mujer que no puede ponerse a defenderse a tu misma altura..........

Lo que tú haces no es de macho sino de todo lo contrario, de cobarde ramplón, que abusa de su superioridad posicional y que, además, sabe que está a salvo de la defensa que puede hacer la ofendida, agravante no sé cuantos no sé muy bien si sigue figurando en nuestro jodido Código penal actual, de modo que tú y toda esa corte de palanganeros y palanganeras que sacáis tan prontamente vuestras lenguas para lamer lo que os propongan, sois precisamente los cobardes y no ellos, los que se van de aquí, no sólo porque son de los pocos que pueden hacerlo, si otros muchos pudiéramos los seguiríamos, sino que porque saben que, si se quedan irán a pudrirse a la puñetera cárcel, en virtud de la aplicación de un código penal promulgado a propósito, expresamente contra ellos, por sus enemigos más acérrimos, sois vosotros, precisamente, los cobardes porque golpeáis a los que no pueden defenderse mientras vosotros estáis absolutamente protegidos.

Es como ese otro que intenta ganarle a Rufián una pelea en twiter, apoyándose en que éste tiene faltas de ortografía y de sintaxis porque no ha podido estudiar tanto como él, porque seguramente  Rufián y sus padres tuvieron que irse de Andalucía o de Murcia a Catalunya para comer porque allí, en su tierra, se morían de hambre, con que pídele encima que escriba como tú,  sin haber podido, qué mas hubiera querido él,  estudiar, como tú lo has hecho,  filología y periodismo, si lo que tú tenías que hacer, es pedirle perdón a él y a todos los que como él han sufrido ese déficit o ese hándicap o como tú, filólogo, periodista y jefe de opinión de uno de los diarios más ultraderechistas del mundo, quieras llamarlo, porque a ti y a los tuyos se os podría aplicar aquello de hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis...

1 comentario:

Futbolín dijo...

Cuanta razón tenía Gramsci cuando decía que cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer es cuando aparecen los monstruos, aquí en Caspaña no se si nacerá algo nuevo, mucha pinta no tiene, pero de monstruos nos estamos hinchando que es un primor, un abrazo compiyoguis, jajajaja

calificacion de las entradas