lunes, 21 de mayo de 2018

No hay arcángeles ni tan siquiera ángeles


Irene Montero y Pablo Iglesias anuncian que serán padres de “dos criaturas”

Ha dicho Pablo Iglesias, PI, que “luchar contra el capitalismo es tremendamente difícil”, y, otra vez, se ha vuelto a equivocar y en un doble sentido, primero, por la elección del adverbio “tremendamente”, que es de una vulgaridad inadmisible, y, segundo, por el propio juicio que emite, porque no es que sea muy difícil sino que es realmente imposible luchar contra el capitalismo siempre, porque contraría directamente una de las condiciones esenciales de la naturaleza humana: el instinto de conservación, y a éste se le puede ganar una, dos, tres, un número indefinido de veces pero no durante toda nuestra puñetera vida a no ser que nos convirtamos en “arcángeles”.

Por ello, decíamos ayer que al hombre que quiera convertirse por lo menos en un ángel le está prohibido procrear porque uno puede asumir la condición angélica si está soltero y solo en la vida pero no cuando se convierte en padre, entonces, el orden de prioridades se invierte y lo primero viene a ser asegurar el bienestar de nuestra prole.

Es la vigencia inexorable de ese puñetero instinto el que ha derrotado para siempre a esos paladines de la igualdad de todos los habitantes de la tierra, que eran, porque ya no lo son, no lo volverán a ser nunca, Pablo Iglesias e Irene Montero.

¿Quiere esto decir que son unos malos políticos todos esos que son padres de familia?

No, sólo que ya no podrán ser líderes en el sentido más estricto de la  palabra.

No hay comentarios:

calificacion de las entradas