domingo, 10 de junio de 2018

De la política concebida como una de las malas artes o Las alegres comadres de Windsor.

Resultado de imagen de marlaska marido



Ya lo confesaba yo, el otro día, creo que he leído demasiado, por eso, anoche, cuando vi cuan efusivamente se abrazaban Concepción Espejel, la famosa Concha para todos de Cospedad, y el muy Grande-Marlaska, no pude reprimir una fuerte sensación de disgusto porque Concha es el ariete que Rajoy blandió para hacerse íntegramente con la Audiencia Nacional y Marlaska no es ni más ni menos que el juez que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que no es precisamente uno de esos tribunales rojos que se formaban en la Rusia de Lenin para juzgar a los opresores del pueblo, sino, precisamente todo lo contrario, ha condenado 6 veces por no haber actuado contra torturas cometidas en sus aledaños, mientras no veía nada reprochable en la contratación por el ministerio de Defensa de Aznar de aquel avión, el Yat-42, en el que murieron un montón de militares españoles, que venían denunciando reiteradamente las inaceptables condiciones en las que viajaban.
¿Qué es lo que pretende realmente Pedro Sánchez, PS, cuando nombra para que vigile a los posibles policías torturadores a un tipo como éste?

A lo peor es lo mismo que quiere que haga Borrell, el más duro de los críticos del independentismo catalán, que exhibió en un mitin la bandera de la Unión Europea, afirmando rotundamente que ésta es su estelada: provocar, para ¿qué?

Para decirle a todos los votantes del PP y Cs “eh,señores, que si se trata de ser fascista y reaccionario yo puedo serlo tanto como el primero”.

Pero, al propio tiempo, también puede decirles “pero no se asusten porque, a la vez, nombro a unas alegres comadres de Windsor para que dirijan como es debido los graves problemas políticos, sociales y económicos que nos aquejan y me permito subrayarles que, con el citado Borrell y la hija del guerrista Calviño, le digo a la emperatriz del Sacro Imperio Romano Germánico, ¡‘heil Merkel’¡, con lo que habré cumplido con el ritual de encender una vela a Dios y otra al Dablo, ¿hay quién dé más?”.


Y la respuesta es el “no” más rotundo que, en verdad, pueda darse.

No cabe la menor duda de que, detrás de esta actuación, se halla una de las mentes más prodigiosas del marketing mundial.

Enhorabuena, Pedro Sánchez.

3 comentarios:

Futbolín dijo...

Dicen los mentideros que el Estado Profundo (deep state) o sea, las cloacas pestilentes, la policía franquista, el IBEX, el tribunal supremo, el prostitucional, etc etc… no querían a la Robles y tuvo que poner a este Marlaska que ademas de juez es bastante trepa. En cualquier caso Iván Redondo es un profesional muy listo y que pasa de política en su curro, lo que le está preparando a Pedrito es un gobierno atrapalotodo para que gane las próximas elecciones, a mi no me atrapará pero a los que gustan de ser atrapados ya se los está metiendo en el zurrón, jajajaja

JOSE LOPEZ PALAZON dijo...

Cuánto sabes, futbolín.

Un abrazo,

Futbolín dijo...

Solo se que no se nada, pero nada bueno nos espera, jajaja

calificacion de las entradas