martes, 12 de enero de 2010

Libertad, ¿para qué? 4 Lenin y Giner de los Ríos , Rafel 3

84.- Comentario por eutiquio12/01/2010 @ 16:39
“71.- Comentario por Rafel12/01/2010 @ 15:54
Despues de acabar de leer su post: De acuerdo la libertad permite a ”esos ”politicos” actuar de esa forma.
Pero la solucion, para mi, no es limitar la libertad, sino, en que esa libertad permita que todas esas injusticias se solucionen.
Porque, me da a mi que si pensamos que quitando la libertad, aunque sea por un partido/grupo que busque la justicia social, tampoco alcanzaremos la solucion.-Dictaduras…….De ningun signo, lo siento. El fin nunca justificara los medios, eso es un argumento, muchas veces empleado por los conservadores, no comenzemos ahora a emplearlo nosotros”.
—————————–

Pero ¿quién habla aquí de dictaduras? La nomenklatura pepera a que antes me refería y, ahora, tú; lo de ellos, lo entiendo porque precisamente tienen que ocultar como sea una de las más sangrantes de la historia, pero tú, ¿por que coño tienes que hablar de dictaduras?

No me hagas recurrir a lo de excusa no pedida, acusación manifiesta porque te estimo demasiado como contertulio para ello, pero, por favor, no me eches a la cara lo de las dictaduras porque yo me pasé casi toda mi vida soportando una.

Verás, Rafel, lo que ocurre con el problema de la libertad es que, para conseguir un mínimo de ella, porque la libertad absoluta es imposible conseguirla, antes hay que lograr la igualdad porque de libertad sólo se puede hablar entre iguales.

Lo que le ocurre a todo el que se enfrenta con esta famosa antinomia libertad/igualdad es que no se da cuenta de que los árboles de la libertad no le dejan ver el bosque de la igualdad.

Porque donde de verdad está el meollo del asunto es en la igualdad porque así como no puede haber libertad sin auténtica igualdad, la proposición contraria sí que es posible, es posible la igualdad sin la libertad, es más, tal vez sea absolutamente necesario prescindir de parte de la libertad-observa, Rafel, que he escrito “parte” para que no vuelvas a hablar de dictaduras-para conseguir la igualdad, ésa que supone alcanzar la justicia y que cada uno tenga realmente, lo que es suyo, lo que en justicia como ser humano, miembro con igualdad de derechos de la raza humana, de la humanidad, le pertenece.

Un saludo,

No hay comentarios:

calificacion de las entradas